The Amazing Spider-Man. Marc Webb.





Magníficos carteles del nuevo film  del hombre-araña, dirigido  por Marc Weber
llegan al público a través de las páginas de los multicines.




Ficha técnica:

Título original: The Amazing Spider-Man.
País: Estados Unidos.
Año:   2012.
Duración: 120 minutos.
Dirección: Marc Webb.
Guión: James Vanderbit, Alvin Sargent y Steve Cloves, basado en los personajes de  Stan Lee y Steve Ditko.
Fotografía: John Schwartzman. Color.
Música: James Horner.
Montaje:  Alan Edward Bell, Michael McCusker y Pietro Scalia.
Productores: Avi Arad, Matthew Tolmach y Laura Ziskin.
Compañías:  Laura Zinskin Productions, Marvel Enterprises para Columbia Pictures.



Intérpretes:

Andrew Gaerfield: Peter Parker/Spiderman.
Emma Stone: Gwen Stacy,
Rhys Ifans: Doctor  Curt Connors/Lagarto.
Martin Sheen: Ben  Parker,
Sally Field: May  Parker,
C. Thomas Howell:  Ray.,
Denys  Leary: George Stacy,
Campbell Scott: Richard Parker,
Embeth Davidtz : Mary Parker, Jake Keiffer: Jack
Chris Zylka: Flash Thompson,
Karl oleman: Helen Stacy.


Crtíticas:

La etapa post-Raimi se inaugura con The Amazing Spider.Man, una película que regresa a los orígenes del Hombre Araña, aunque en  esta ocasión se apueste por una perspectiva más adolescente para atraer a las nuevas hornadas de público juvenil. Lástima que el film no se impregne de la misma frescura que promete y repita fórmulas visuales para ofrecer un producto demasiado gastado desde el primer fotograma. (Beatriz Martínez. El héroe inagotable. Dirigido por...Julio, 2012)





A los 28 años, Andrew Garfield se enfrenta a la oportunidad de su vida. Él es el nuevo  Peter Parker, el alter ego más teen y real del Hombre Araña en The Amazing Spider-Man, el reinicio de una saga triunfal que busca una nueva identidad en un mundo lleno de superhéroes. (Fotogramas número 2025, julio 2012)

Spider.Man es un símbolo sobre todo para flacuchos como yo. Es un icono de esperana y confianza en uno mismo.
Andrew Garfiel (Fotogramas)

En general la prensa no ha recibido mal la aportación del ímpetu juvenil de Andrew Garfield. Por poner un ejemplo, René Rodriguez, del Miami Herald la encuentra fresca y muy divertida.  (referencia en Filmaffinity).


En la era del remake, del reboot, del reinicio, de la reinterpretación, del remiendo, del re-re-re, Hollywood propone “The amazing Spider-Man” (ver tráiler y escenas), sublimación ─¿definitiva?─ de la falta de ideas de los grandes estudios. Quien consiga olvidar los precedentes y considerar esta entrega como algo totalmente independiente y novedoso, la disfrutará más y mejor, aun cuando no es gran cosa, desgraciadamente. Buen 3D, eso sí. Pero ya ves tú. (José Arce. La Butaca.net)


Sinopsis:


Un estudiante de secundaria que fue abandonado por sus padres cuando era niño, dejándolo a cargo de su tío Ben (Martin Sheen) y su tía May (Sally Field). Como la mayoría de los adolescentes de su edad, Peter trata de averiguar quién es y qué quiere llegar a ser. Peter también está encontrando su camino con su primer amor de secundaria, Gwen Stacy (Emma Stone), y juntos luchan por su amor con compromiso. Cuando Peter descubre un misterioso maletín que perteneció a su padre, comienza la búsqueda para entender la desaparición de sus padres, una búsqueda que le lleva directamente a Oscorp, el laboratorio del Dr. Curt Connors (Rhys Ifans), ex compañero de trabajo de su padre. Mientras Spider-Man se encuentra en plena colisión con el alter-ego de Connors, el Lagarto, Peter hará elecciones que alterarán sus opciones para usar sus poderes y darán forma a un destino que le convertirá en un superhéroe.


Comentario:

El cine de superhéroes ha tenido la virtud de acercar al gran público una manifestación cultural minoritaria, marginal, el cómic, en torno al que han surgido tiendas especializadas en las que no sólo se pueden encontrar ejemplares de novelas gráficas, sino toda  clase de objetos de merchandising, generalmente caros, y que no suelen estar al alcance de las masas, que siempre pueden adquirir algún   ejemplar modesto que le acerque a sus mitos. Directores de categoría se han puesto al frente de estos proyectos, como Bryan Singer, Guillermo del Toro o Christopher Nolan.

Ahora la Marvel realiza un producto para las nuevas generaciones, fichando al director indie del momento, a  actores más jóvenes que atraigan a los adolescentes y  recurriendo  al  reclamo del 3D, que algunos sectores aún rechazan. La reacción de los nostálgicos que han pasado ya esta etapa de la vida, se expresa a través de Beatriz Martínez, que reproducimos por su valor testimonial: "Y puede que las nuevas generaciones  la consideren superior a sus antecesoras porque tiene  una factura más moderna, pero no es ni mucho menos mejor, ni más espectacular, ni más  épica que cualquier película de superhéroes que se hizo hace diez años . Sólo es la chica nueva, la más joven. Ya vendrá otra que la sustituya, y así, sucesivamente. Se equivoca la articulista: las nuevas generaciones tienen tanto derecho como las anteriores a  crear sus mitos y a atesorar sus 'Rosebud' que recordarán cuando sean adultos y  añoren su tiempo perdido, que bastante  se lo estamos amargando, por lo que es fácil que en su fuero interno añoren más que nunca el justiciero que mejore sus expectativas vitales.

El rebajar la edad del protagonista, que ya no está en la Universidad, sino en el instituto, obliga a replantearse el origen de sus traumas. La pérdida del padre durante la infancia le genera el sentimiento de orfandad, que influye en las relaciones con sus compañeros de Instituto, creándose situaciones reconocibles por los adolescentes que los pueblan: peleas con los que van de listos, enamoramientos, y  la satisfacción de ver a ese repelente científico, Curt Connors (Rhys Ifans), convertido en un lagarto con mal carácter. Se ha llegado a tachar la película de innecesaria, pero se ha cambiado el criterio tras su estreno y se ha valorado el trabajo de Andrew Garfield. Tras la crisis de la adaptación anunciada,  Miguel A. Delgado (The Amaing Spider.Man. Cuando Marc Webb salvó el cuello. La Butaca.net), afirma: "Si esto es una crisis, ya me gustaría a mí  que  la que nos sacude en la vida real fuera igualita".

Comentarios