Michael Clarke Duncan. In memoriam.





Aquel grandullón que nos enterneció en el film mágico de Frank  Darabont, La milla verde, no ha podido evitar su propia muerte ni alejar el mal de su vida, como su personaje del corredor de la muerte.

"Michael fue el más gentil de los corazones, un ejemplo de decencia, integridad y bondad", dijo Frank Darabont, director de La milla verde, en un comunicado. "La tristeza que siento es difícil de expresar".Europa Press.


REQUIESCAT IN PACE

IN MEMORIAM



Comentarios