James Bond contra Goldfinger. Guy Hamilton.





Ficha técnica:

Título original: Goldfinger.
País: Gran Bretaña.
Duración: 1964.
Duración: 112 minutos.
Dirección: Guy Hamilton.
Guión: R$ichard Maibum y Paul Dehn, basado en la novela de Ian Fleming.
Diseño de Producción: Ken Adam.
Música: John Barry.
Montaje: Peter Hunt.
Productores: Harry Saltzman y Albert R. Broccoli.
Diseño de producción:  Ken Adam.
Compañías: Eon  Productions, Danjaq para United Artists.

Intérpretes:

Sean Connery: James Bond,
Honor Blackman: Pussy Galore,
Gert Fröbe: Auric Goldfinger,
Harold Sakata: Oddjob,
Shirley  Eaton: Jill Masterson,
Tania Mallet: Tilly Masterson,
Bernard Lee: M,
Lois Maxwell: Miss Moneypenny,
Martin Benson: Solo,
Cec Linder: Felix Leiter,
Desmond Llewellyn: Q.







Sinopsis:

Auric Goldfinger, un magnate malvado y un supervillano a la altura  del agente de su majestad,  que reside en una gigantesca finca rural de Kentucky, dotada con elementos de alta tecnología , acompañado de dos 'chicas Bond malas', un señuelo para el atractivo 007, quiere hacer estallar una bomba atómica en Fort Knox, donde está la reserva federal de los Estados Unidos, para de este modo incrementar el precio del metal noble.



Crítica y comentario:


Buena parte del prestigio de James Bond contra Goldfinger (...) se asienta sobre dos pilares. El primero, su estimación como primer  film de la franquicia que reune todos y cada uno de los principales elementos que la distinguen y han cimentado su popularidad a lo largo de estos últimos cincuenta años (...) y  el carácter compacto de los elementos que configuran el patrón de la serie, y consiste en la fluidez con que están expuestos todos esos ingredientes narrativos a nivel de puesta en escena. ( Tomás Fernández Valentí. James Bond contra Goldfinger. Guy Hamilton. 1964)

El film es un buen testimonio de cómo cambian los patrones morales con el tiempo, de tal manera que se convierte en políticamente incorrecto el hecho de que  en una película tan sexualizada se juegue con la posibilidad  de la castración del protagonista, o que éste sea capaz de curar el lesbianismo de Pussy a base de jarabe de rabo (Tomás Fernández Valentí). La escasa visión de  Bond sobre el nuevo universo cultural que estaba gestando la revolución del 68, se hace visible en su opinión sobre  The Beatles:  "Beber Dom Perignom del 53 a más de 4 grados centígrados es tan malo como escuchar a Los Beatles sin taparse los oídos." (Beatlespock: Filmaffinity). De papersblog.com.



Comentarios