La dama del armiño. Ernst Lubitsch.





Ficha técnica:

Título original: That lady in Ermine.
País: Estados Unidos.
Año: 1948..
Duración: 89 minutos.
Dirección: Ernest Lubitsch.
Guión:  Samson Raphaelson.
Música y letras de las canciones: Leo Robin y Frederick Hollander.
Director de Color en Technicolor : Natalie Kalmus, asociada con Leonard Doss.
Director de Fotografía: Leon Shamroy, A.S.C.
Director artístico: Lyle Wheeler  y J.Russell Spencer.
Decorador del set: Thomas Little y Walter M.Scott.
Editción: Dorothy Spencer
Diseño vestuario: Rene Hubert.
Maquillaje: Ben Nye.
Efectos especiales fotográficos : Fred Sersen.
Sonido: Arthur L. Kirbach y Roger Heman.
Producción: Ernst Lubitsch.
Twentieth Century Fox, Film Corporation.

Intérpretes:

Betty Grable
Douglas Fairbanks, Jr.
Cesar Romer
Walter Abel
Reginald Gardiner
Harry Davenport
Virginia Campbell
Whit Bissell

Sinopsis:

Dos historias paralelas en el pequeño condado centroeuropeo de Bergamo en los siglos XIX y  XVI, son el eje central de esta opereta, a caballo entre la comedia, el género bélico y el musical. Último filme de  Lubitsch, que moriría durante el rodaje dejando en manos de su alumno  Otto Preminger la culminación de este proyecto con todos losingredientes característicos del director.

Comentario:

Lubitsch, considerado uno de los artífices de la 'sophisticated comedy', en las puertas de la muerte realizó una película, que vista en los albores delsiglo XXI resulta 'alucinante' y 'lisérgica'. Un musical, en el que la protagonista luce esos trajes vaporosos, llenos de estrellas y brillantes, que hacen soñar a las niñas de ocho años, y que no cabrían en un salón de las viviendas actuales, pero que permiten a su portadora mostrar las piernas y  hasta  las bragas  a los asombrados varones de su época. ¿Toque  Lubitsch?

La comicidad reside en las situaciones y los efectos especiales muy rudimentarios, que contradicen los breves diálogos, en los que la mujer aparece como sumisa, aunque  es la que reúne todo el poder, no sólo el de la seducción. Es la reina de Bergamo, un pequeño territorio del SW de Europa, ocupado por los husares hungaros. Los ingenuos y rudimentarios efectos visuales son increíblemente reveladores de la portentosa imaginación que albergaba un cineasta judio, de origen ruso, que salió de Alemania  en 1922 y que aprendió  a evitar la censura en cualquier circunstancia. En cada escena, (Juan Zavala...El cine contado con sencillez) era tanto lo que sugería como lo que mostraba, y en muchas de sus películas subyacía un erotismo tan sutil que los censores no podían cortarlo, porque no se puede cortar un aroma.

La dama de armiño representada en un cuadro de la galeria de  los antiguos huéspedes reales, toma vida y repite enigmática  maliciosamente una frase : 'Loque le voy a hacer', refiriéndose al coronel húngaro, acertijo que resuelve el desarrollo de la historia, cada vez más sorprendente.

Tras su entierro, Billy Wilder, al que Lubitsch ayudó a salir de Alemania e instalarse en Estados Unidos, comentó con trizteza a William Wyler: " Se acabó Lubitsch. " Y éste le contestó: "Peor aún: se acabaron las películas de Lubitsch." El film acaba  de forma tan increíble como empieza. ¿Fue decisión del cineasta o de su discípulo Otto Preminger?.

Comentarios