Superman III. Richard Lester.






Ficha técnica:


Superman III.
País: Estados Unidos:
Año: 1983.
Duración: 125 minutos.
Dirección: Richard Lester.
Guión: David Newman & Leslie Newman, basado en los personajes creados por Joe Dhustel y Jerry Siegel.
Dirección de Fotografía:
Música: Ken Thorne y Giorgio Moroder.
Montaje: John Victor-Smith.
Dirección de Fotografía: Bob Paynter.
Productor: Pierre Spengler.
Diseño de producción: Peter Murton.
Productores: Hermanos Salkind.
Vestuario: Susan Yelland.
Maquillaje: Stuart Freebom.
Warner Bros. Pictures.

Intérpretes:


 Christopher Reeve: Superman /Kark Kent,
 Richard Pryor: Gus Gorman,
 Jackie Cooper: Perry White,
 Margot Kidder: Lois Lane,
 Robert Vaughn: Ross Webster,
 Gavan O'Herlihy: Brad,
 Pamela Stephenson: Lorelei,
 Annie Ross: Vera,
 Marc McClure: Jimmy Olsen.


 Sinopsis:


Superman se tiene que enfrentar con una máquina creada por un genio de los ordenadores llamado Gus Gorman, contra un magnate megalómano que pretende transformar la Tierra y lo que es mucho peor contra un desdoblamiento de personalidad. Pero también habrá tiempo para que Clark Kent vuelva a Smallville, donde se encontrará con Lana Lang, su novia de la adolescencia. 

Comentario:


Si en Superman II el hijo de Jo-El mostraba su amor a la humanidad, su renuncia a la inmortalidad a causa de este sentimiento y su vuelta al Templo de la Soledad para cumplir su destino, en esta nueva entrega de la franquicia Richard Lester nos muestra un personaje desengañado, que ante la avaricia y el desinterés y apatía de una población que sólo se preocupa del precio de la gasolina, se tira a la bebida y a la búsqueda del sexo sin complicaciones. Ya en aquellos momentos comenzaban a presentarse los primeros síntomas de la transición de la sociedad industrial a la era tecnológica, y la reacción tradicional del hombre contra la máquina, el mito de la sociedad moderna que ha dado imágenes emblemáticas del cine de todos  los tiempos.

Superman muestra su lado oscuro y siente satisfacción al crear problemas a los hombres por cualquier motivo o en cualquier lugar, como cuando coloca recta la Torre de Pisa, arruinando los negocios de los souvenirs, y volverla a inclinar cuando las reproducciones son rectas.

Comentarios