Venganza: conexión Estambul. Olivier Megaton.







Ficha técnica:

Título original:  Taken 2.
País: Francia. Méchaly.
Año: 2012.
Duración: 91 minutos.
Director: Olivier Megaton.
Guión: Luc Besson y Robert Mark Kamen.
Dirección de Fotografía Romain Lacourbas. Color.
Música: Nathaniel
Montaje:  Camille Delamare y Vincent Tabaillon.
Productor: Luc Besson.
Diseño de Producción:Sebastien Inizan.
Vestuario:  Pamela Lee Incardona.
Compañías: Europa Corp, Grive Productions, M6 Films. Distribuidor: Hispano Foxfilm.


Intérpretes:

Liam Neeson: Bryan Mills,
Famke Janseen: Lnore,
Maggie Grace: Kim,
Rade Serbedzja: Murad,
Leland Orser: Sam,
Jon Gries: Casey,
Luenell: Bertha,
Kevork Malikyan: Dumaz,
D.B. Sweeney: Luke Grimes.

Sinopsis:

Bryan Mills, el agente de la CIA, ya retirado, que no se detuvo ante nada para salvar a su hija secuestrada, se convierte en el objetivo de un misterioso personaje que ansía vengarse,y  Bryan debe recurrir a su particular catálogo de habilidades,  para poder proteger a los miembros de su familia contra una milicia que pretende aniquilarlos. 

Críticas:

Secuela de Venganza (Taken 2008), film  del que  René Rodriguez del Harold Maiami dijo  que era un sinsentido muy entretenido, producido, como la  nueva entrega por el realizado Luc Besson (El profesional, El quinto elemento...), acompañado también ahora por Robert Mark  Kamen. Un fast food, que parece inaugurar lo  lo que algunos llaman cine de productor, (Tomás Fernández Valentí) , generador de franquicias a través de su Compañía Europa Corp, cuyo sello  es una estética a la americana, con pretensiones de eficacia, basada en una trama austera,un  tono seco y directo,y una  duración estándar de alrededor de 90 minutos, con producciones como las tres entregas de Transporter (Desde París con amor, Colombiana y MS1: Maxima seguridad ).

Tomás Fernández Valentí  señala, frente a   algunos aspectos negativos "una inteligente dosificación de los recursos expresivos típicos (y tópicos) del cine comercial: los flasehs con la foto quemada, a lo Oliver Stone o  Tony Scott, que tienen aquí una función estrictamente  narrativa..."
Un ejemplo de cómo ha valorado la crítica norteamericana el film es la pésima calificación de  Michael Phillips, del Chicago Tribune : 'Taken 2' es mucho peor de lo que era de esperar y sus secuencias de acción son como si las hubiera montado alguien que no supiera lo que estaba haciendo".

José Arce, en La Butaca.net  tampoco es misericordioso y  sostiene que " (...)  el primer tercio de esta disparatada historia ─suspensión de credibilidad al margen─ es tan sólo una tontaina postal artificial y edulcorada, destinada a enaltecer al Hombre como family man definitivo, salvador emocional de su esposa (Famke Janssen), en plena crisis marital, y de su hija, locuela muchachita que trata de ser normal pese a sus traumas echándose novio."

Comentarios