007: Licencia para matar. John Glen









Ficha técnica:

Título original: Licence to Kill.
País: Gran Bretaña.
Año:  1989.
Duración: 133 minutos.
Dirección: John Glen.
Guión:  Richard Maibaum y Michael G.Wilson, según los personajes de Ian Fleming.
Dirección de Fotografía: Alec Mills. Tecnicolor.
Música: Michael Kamen. McGill: Ed Killifer,
Montaje: John Grover.
Productores: Albert R.Broccoli y Michael G.Wilson.
Producción: Eon Productions, Danjaq para United Artists/MGM.






Intérpretes:

Timothy Dalton: James Bond,
Carey Lowell: Pam Bouvier,
Robert Davi: Franz Sánchez,
Talisa Soto: Lupe Lamora,
Anthony Zerbe: Milton Krest,
Frank McRae: Sharkey,
David Hedison:  Felix Leiter,
Wayne Newton: Joe Butcher,
Benicio del Toro: Darío,
Desmond Llewellyn: Q,
Robert Brown: M,
Caroline Bliss: Miss Monneypenny.

Sinopsis:

James  Bond se enfrenta a un villano, Franz Sanchez) que no tiene ningún plan megalómano para dominar y someter  el mundo, que sólo quiere mantener su negocio boyante de tráfico de drogas, y al que se enfrenta el Agente 07con el objetivo de vengar la mutilación de su amigo Felix  Leiter (David Hedison) y el asesinato de la mujer de éste.



Actor de formación clásica y solida, especializado en repertorio  shakesperiano, Dalton traza el perfil de un James Bond mucho más oscuro y serio que su antecesor, impulsando un renovado énfasis en el descarnado realismo de las novelas de  Ian Fleming en lugar de potenciar la fantasía y el humor. Quizás por ello, estamos ante un Bond más emocionalque físico...(Antonio José Navarro. Sex Bond. 007 y la liberación sexual masculina. Dirigido por...Noviembre 2012).

Crítica:

En el segundo film de la franquicia dirigido por John Glen  se aprecia un serio intento de  "darle una  personalidad propia a este nuevo acercamiento a 007. Conscientes de que, en esta ocasión, contaban con un actor con un rango dramático mucho más amplio que el Roger Moore, tanto Glen como los guionistas del film, el veterano Richard Maibaum y  él  también  productor  Michael G.Wilson, decidieron  empujar los límites dramáticos de la franquicia y abordar una historia con  un tono menos ligero y festivo, de consecuencias mucho más graves para el personaje." (007: Licencia para matar. John Glen (1989) Tonio L.Alarcón. Dirigido por...Noviembre 2012).

La mayor parte de las muertes se producen, como observa Tonio L.Alarcón, en off visual, de forma más o menos limpia, sin excesos gore, en ambientes sórdidos y deprimentes merced al cambio de localizaciones más reducidas, y con una preferencia por las escenas nocturnas que resta a las películas grandilocuencia y espectacularidad.



Comentarios