Diamantes para la eternidad. Guy Hamilton (1971)






Ficha técnica:

Título original: Diamonds Are Forever.
País: Gran Bretaña.
Año: 1971.
Duración: 121 minutos.
Dirección: Guy Hamilton.
Guión: Richard Maibaum y Tom Mankiewickz, según la novela de Ian Fleming..
Dirección de Fotografía: Ted Moore. Tecnicolor.
Músia: John Barry.
Monbtaje:  John W.Holmes y Bert Bates.
Productores: Harry Saltzman y Albert R. Broccoli.
Compañías: Eon  Productions, Danjaq para United Artists.

Intérpretes:

Sean Connery: James Bond,
Jill St.John: Tiffany Case,
Charles Gray: Blofeld,
Lana Wood: Plenty O'Toole,
Jimmy Dean: Willard Whyte,
Bruce Cabot: Saxty,
Norman Burton: Felix  Leiter,
Putter Smith: Sr. Kidd,
Bruce Glover: Sr.Wint,
Bernard Lee: M.
Lois Maxwell:Miss  Moneypenny,
Desmond Llewellyn: Q.

Sinopsis:

James Bond vuelve a la pantalla, en esta ocasión reclamado por M para buscar unos diamantes desaparecidos, un peligrosa misión tras unas merecidas vacaciones del agente.

Crítica y comentario:

Diamantes para la eternidad es la sexta película de la saga  y la última de Sean Connery, aunque el actor regresara al personaje con un título desgajado de la serie financiada por  Saltzman & Broccoli Nunca digas nunca jamás (Never say never. Irvin Kershner, 1983) , que según Quim Casas, (Primera parte del dossier especial conmemorativo del 50 aniversario de la saga. Dirigido por...octubre 2012)tiene una cierta pátina de despedida irreversible, aunque sin melancolía, más bien con sentido del humor; la interpretación de Connery es la más distendida de toda su contribución a la serie y alcanza en algún momento un registro auto-paródico en la antesala a la llegada de Roger Moore al personaje.

En el guión, en el que participa el hijo de Joseph L.Mankiewicz junto a  Richard  Maibaum, se introducen dos personajes, Mr.Kid y Mr.Win, dos individuos extraños que aparecen y desaparecen matando gente y mantienen una relación homosexual, el contraposto a la clara heterosexualidad, cargada de misoginia del héroe. El villano, Blofeld (Charles Gray), el villano, se desdobla en  numerosos personajes con su mismo rostro, que está a punto de enterrar vivo a Bond en dos ocasiones, que Quim-Casas ve como anti-climáticas y mal enlazadas con el gag que siguen a los momentos de tensión.




Comentarios