El enviado.. Nick Hamm.






Ficha técnica:

Título original: Godsend.
País: USA y Canadá.
Año: 2004.
Duración: 95 minutos.

Dirección: Nick Hamm.
Guión: Mark Bomback.
Casting: Sarah Halley Finn, C,S.A. y Randi Hiller, C.S.A.; caasting canadiense.  Stephanie Goring, C.S.A., C.D.C.
Director de Fotografía: Kramer Morgenthau. 
Dirección artística:  Arvinder Grewal y  Nicolas Lepage.
Edición: Steve Mircovich, A.C.E. y Niven  Howie.
Música: Brian Tyler. 

Vestuario: Suzanne McCabe.

Productor : Marc Butan, Cathy Schulman y Sean O'Keefe.
Diseño de producción: Doug Kraner.
Co-productores: Steve Mitchell y Mark Bomback.
Productores ejecutivos: Todd Wagner, Mark Cuban y Jon Feltheimer. Mark Canon, Michael Paseornek, Michael Burns y Eric Kopeloff.
Lions Gate Films/ Artists Production Group., 2929 Entertainment, Wagner/Cuban Company.

Intérpretes:

Greg Kinnear : Paul Duncan,
Rebecca Romijn-Stamos: Jessie Duncan,
Robert De Niro: Richard Wells,
Cameron Bright: Adam Duncan,


Sinopsis:

Si perdieses lo que más amas en el mundo ¿ qué estarías dispuesto a hacer para recuperarlo? Jossie  (Rebecca Romijn- Stamos) y Paul ( Greg Kinnear) son dos padres que,  desesperados por la muerte de su hijo de 8 años, Adam,  están dispuestos a todo para resucitarle. Su vida dará un giro cuando un doctor experto en genética (Robert De Niro)  les ofrece la oportunidad de devolverles a su hijo. El experimento es un éxito y, gracias al doctor,  Adam va creciendo de forma plena y deliz, hasta ue cumple 8 años. Entonces las pesadillas y los flashbacks serán sólo el principio de una larga lucha contra el mal.

Críticas y comentario.

De nuevo el cine interviene en la lucha secular entra la ciencia y las supersticiones religiosas, la posibilidad de generar vida clonando los genes de un ser  muerto, que acaba planteándose como la materialización de la soberbia del hombre en  su  enfrentamiento con Dios, dentro de su propio templo, en el que el científico se alinea con las fuerzas diabólicas. Cuando el padre de Adam entra en las ruinas  de un colegio que quemó otro niño, Zhacarias, cuya identidad se desvelará más tarde, en una de las salas en penumbra se puede observar una imagen de Jesús rota y tirada en el suelo, un icono que no precisa demasiada explicación.

El film, fallido en su ejecución, estaba preparado para engendrar una secuela, quedando abierto a tal propósito, que no se ha materializado, afortunadamente.

Comentarios