Solo se vive dos veces. Lewis Gilbert (1967)








Ficha técnica:

Título original: You only live twice.
País Gran Bretaña.
Año: 1967.
Duración: 117 minutos.
Guión: Roald  Dahly Harry Jack Bloom, basado en la novela de Ian Fleming.
Dirección de Fotografía:  Frederick A.Young, B.S.C.  Tecnicolor.
Música: John Barry. Canciones cantadas por Nancy Sinatra.
Montaje: Thelma  Connell, supervisado por  Peter Hunt. 
Director artístico: Harry Pottle.
Efectos especiales: John Stears.
Diseño de títulos: Maurice Binder.
Productores: Harry Saltzman y Albert R.Broccoli.
Diseño de producción: Ken Adam.
Compañías: Eon Productions, Danjaq para United Artists.

Intérpretes:

Sean Connery: James Bond,
Tetsuro Tamba: Tanaka,
Akiko Wakabayashi: Aki,
Mie Hama: Kissy Suzuki,
Karin Dor:  Helga Brandt,
Teru Shimada: Sr.Osata,
Bernard Lee: M,
Lois Maxwell: Miss Moneypenny,
Desmond Llewellyn: Q
Charles Gray: Henderson,
Donald Pleasence: Ernst Blofeld.





Sinopsis:

Basada en la undécima novela de Ian Fleming, aborda la grave depresión en  que ha caído James Bond tras el asesinato de su esposa Tracy, a manos del villano Ernts Stavro Blofeld, pocas horas después de celebrarse el enlace. En la nueva misión debe contactar con el jefe del servicio secreto japonés (Koan-Chosa-Kyoku) el "Tigre" Tanaka, y convencerle de que  comparta con el MI6 británico una valiosa información sobre los soviéticos. En esta misión el agente 007 pierde su licencia para matar, y se le asigna la 7777, lo que le permitirá vengar a su mujer...


Crítica:

Antonio José Navarro (Dirigido por... octubre  2012), considera el film uno de los peores de la franquicia, en el que el  escritor  elegido, Roald Dahl, amigo de Fleming, para desfigurar/reconstruir la novela, sin experiencia como guionista, que se materializa en más espectacularidad, más gadgets, chicas Bond más atractivas, violencia controlada y exotismo de postal.

Gran Bretaña aparece como mediadora entre Estados Unidos y la URSS, lo que la convierte en superior intelectual y moralmente y  a Bond en el representante del homo britannicus, antiguo señor colonial del sudeste asiático, que mira con recelo  el milagro económico japonés, aunque es el representante de un mundo todavía superior tecnológicamente, con artificios como el 'Little Nellie, un autogiro moderna y fuertemente armado.

La conclusión de Antonio José Navarro no puede ser más deprimente: "Lewis Gilbert, un competente artesano que conoció tiempos mejores (...) hace lo que puede con tan lamentable material y, a pesar de  su habilidad técnica,Solo se vive dos veces es una película larga, aburrida, que constantemente  se encuentra a un paso del ridículo.



Comentarios