Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. Alfonso Cuarón







Ficha técnica:

Título original: Harry Potter and the Prisoner of Azkaban.
País: Reino Unido.
Año: 2004.
Duración: 142 minutos.
Dirección: Alfonso Cuarón.
Guión: Steve Kloves, basado en la novela de J.K. Rowling.
Casting: Jina Jay.
Director de Fotografía: Michael Seresin, B.S.C.
Música: John Williams.
Edición: Steven Weisberg.
Supervisor efectos visuales: Roger Guyett y Tim Burke.
Productores: David Heyman, Chris Columbus, Mark Radcliffe.
Productores ejecutivos: Michael Barnathar, Callum McDougall y Tanya Seghatchian.
Productores asociados: Paula Dupre Pesmen y Chris Carreras.
Diseño de producción: Stuart Craig.
Vestuario: Jany Temime.
Maquillaje, criaturas y diseño de efectos: Nick Dudman.
Warner Bros.Pictures, Heyday Films, 1492 Pictures, P of A Productions.


Intérpretes:

Daniel Radcliffe: Harry Potter,
Ruppert Grint: Ron Weasley,
Emma Watson: Hermione Granger,
Julie Christie: Madame Rosmerta.
Robbie Coltrane: Rubeus Hagrid,
Michael Gambon: Albus Dumbledore,
Richard Griffiths: Tío Vernon,
Gary Oldman: Sirius Black,
Alan Rickman: Profesor Severus Snape.
Fiona Shaw:  Petunia,
Maggie Smith: Profesora Minerva McGonagall.
Timothy Spall: Peter Pettigrew.
David Thewlis: Profesor Lupin,
Emma Thompson: Profesora Sybil  Trelawney,
David Breadly: Argus Filch.
Tom Felton: Draco Malfoy,
Pam  Ferris: Marge,
Dawn French: Señor gorda en pintura.
Robert Hardy: Cornelius Fudge,
Julie Walters: Mrs. Molly Weasley,
Marck Williams: Mr.Arthur Weasley.


Sinopsis:

Cuando Harry Potter y sus amigos vuelven a Hogwarts para cursar su tercer año de estudios, se ven involucrados en un misterio: de la prisión para magos de Azkaban se ha fugado Sirius Black, un peligroso mago que fue cómplice de Lord Voldemort y que intentará vengarse de Harry Potter. El joven aprendiz de mago contribuyó en gran medida a la condena de Sirius, por lo que hay razones para temer por su vida.

Comentario:

Alfonso Cuaron,  muy influenciado por los más destacados  realizadores a los que se ha llamado 'Wonder Boys', y especialmente por Steven Spielberg, recrea un mundo mágico, limpio y minimalista, destinado a remover las emociones del espectador, a lo que contribuye John Williams y su música, atenta al más mínimo gesto revelador de los sentimientos de los pequeños protagonistas, ya sea el temor, la alegría, el alivio o la sorpresa, para recogerlos de manera magistral y  potenciarlos con su habitual destreza en un género que le es propio.


En este episodio Harry Potter va a descubrir quién mató a sus padres, Lily y James,  expectativa que levanta la huida de la cárcel de Azkaban, el penal  de los magos, de Sirius Black (Gary Oldman). En el  encuentro buscado por el joven y el prófugo habrá de nuevo  criaturas fantásticas, que se pondrán a favor  del joven brujo, como el hipógrifo Buckbeak o  el licántropo Profesor Lupin, y otros que intentarán liquidarlo, entre los que se encuentran los dementores o la rata de Ron, que esconde un terrible secreto. El protagonista dedica todos sus esfuerzos para descubrir quién mató  a sus padres y aplacar definitivamente a  las  furias que lo atormentan  y que se refugian en el lado oscuro de su mente  y, paralelamente,  buscar la forma de huir de la Casa de su tío Vernon Dursley. Los profesores y sus compañeros de aula sustituyen al cariño paterno/filial, del que disfrutó poco tiempo.

De nuevo Hogwarts se convierte en ese colegio en el que la aventura sale al paso de los  niños y adolescentes, en el que los profesores les enseñan a vivir en  un mundo mágico gótico-medieval, que les permite actuar como pequeños Sherloc-Holmes, con unas pinceladas de  intrépidos Caballeros de la Mesa Redonda, que luchan con fantasmas y 'molinos de viento' y salen siempre vencedores. La ironía no esta ausente, y  deja en el recuerdo del espectador ese oportuno autobús dotado de camas, Lambeth  Bridge, que va recogiendo a gente sin techo por las calles, y no sólo les da cobijo, sino que les proporciona un rato de diversión colmada de peligros. Circula en dirección contraria y su forma se adapta a las necesidades de semejante forma de transitar por las calles; A  Harry  lo transporta a  la taberna 'El Caldero Chorreante', situado en 8 Stoney Street, un lugar donde buscar refugio tras huir precipitadamente de casa de su tío, después de inflar a su repelente hermana que había quedado flotando en el aire como un zepeling.

Los viajes en el tiempo, además de ser innecesarios, añaden cierta confusión a una historia, que como ocurre siempre en las sagas, queda como una tortilla dentro de un sandwich, entre lo que el espectador  ve  en la precuela y lo que espera de la secuela. Así hasta siete entregas, que siempre dejarán insatisfechos a parte de sus fans.  Peter Travers (Rolling Stone), sostiene que : "No sólo es esta deslumbrante entrega de lejos la mejor y más emocionante de las tres películas de Harry Potter hasta la fecha, es también un film que puedes ver incluso si nunca has oído hablar de la autora J.K. Rowling y de su jóven héroe mago." (Filmaffinity)



Comentarios