Red State. Kevin Smith.





Ficha técnica:
Título original: Red State.
País: USA.
Año: 2011.
Duración:  88 minutos.
Dirección: Kevin Smith.
Guión: Kevin Smith.
Casting: Deborah Aquila, C.S.A., Tricia Wood, C.S.A., Lisa Zagoria.
Director de Fotografía: David Klain, A.S.C.
Edición: Kevin Smith.
Producción: Jonathan Gordon.
Productor ejecutivo: Eluuse Seiden, Nhaelan McMillan, Victor Choy Jason Clark, Philip Elway, Shea  Kammer.
Diseño de Producción: Cabot McMullen.
Vestuario: Beth Pasternak
Compañías: The Harvey Boys, NVSH Productions para  Smodcats Pictures.

Intérpretes:
Michael Angarano: Travis,
 Kyle Gallner: Jarod,
John Goodman: Josph Keenan,
Melissa Leo: Sara,
Michael Parks: Abin Cooper,
Anna Gunn: madre de Travis,
Kevin Pollak : Brooks,
Stephen Root: Sheriff Wynan,
James Parks: Mordechai,
David Marciano: Agente Eccles,
John Lacy: padre de Travis,
Molly Hagan: Janet Keenan.



Sinopsis:
Tres adolescentes con las hormonas alteradas, Michael Angarano, Braun y Nicolás Kyle Gallner responden a la invitación de una desconocida, una mujer madura que busca sexo sin consecuencias . Pero después de unas cervezas los adolescentes  la fantasía de los jóvenes da un giro hacia el lado oscuro y desaparecen sin dejar rastro. Al recuperar el conocimiento, uno de ellos, atado y encerrado en una jaula, descubre con horror que sus captores son los miembros de una secta religiosa liderada por  Abin Cooper (Michael Parks), un iluminado cuyos sermones parecen mítines políticos, y que pretende sacrificarles para purificar el mundo.  La Historia está  inspirada en la figura real de Fred Phelps, el líder de un grupo religioso extremista que se hacía llamar la Iglesia Bautista Westboro.

Comentario. 


Kevin Smith, un director de bajo presupuesto, con dificultades de financiación a pesar del éxito de sus películas y de la atracción que ejerce en los jóvenes, da un paso adelante y señala con el dedo a los que él cree que son los responsables del sufrimiento actual, los red states, en una película panfletaria en defensa del laicismo de nuestra civilización,  que la bondad del film se puede discutir, pero  que Kevin Smith es un director que bien merece una discusión y que aún le queda mucho por decir.

El título del film, Red State (estados rojos),  designa a aquellos que votan mayoritariamente al partido Republicano  en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, (Texas, Missisipi, Kentucky, Indiana o Georgia), fente a los azules en los que ganan los demócratas, clasificación que se debe al periodista  Tim Russert, que la utilizó por primera vez en el año 2000 y en el programa Today de la NBC.

En los estados rojos predominan los rednecks, término popular que hace referencia a los analfabetos, racistas y menesterosos pueblerinos blancos, especialmente localizados en el Sur, al igual que los  crakers (los paletos de Georgia y Florida), lo hillbillies (los moradores de las  zonas de los Aoalaches), y el white trash, habitantes de las zonas urbanas de esos mismos estados. Tipos que hemos visto retratados en otras cintas, desde Defensa (Deliverance, John Boorman, 1972), Arde Missisipi (Missisipi Burning, Alan Parker, 1988) o El luchador (The  Wrestler. Darren Aronofsky, 2009. Smith hace  especial hincapié en la obsesión de estas comunidades por la religión como inspiradora de ideologías, no sólo morales, sino  también políticas, económicas, filosóficas e incluso científicas... Es muy aconsejable leer el artículo completo de  Antonio José Navarro, no sólo para poder interpretar bien el espíritu que anima a Kevin Smith, sino el background de buena parte del cine americano. ( Las trompetas del Apocalipsis ...Dirigido, 2012 ).

La reciente tragedia de Conecticut, que se ha saldado con veintisiete muertos, la mayoría de ellos niños, que han fallecido a manos de un joven de veinte años, nos invita a revisar el film de Kevin Smith en el que  se acerca al docudrama, en el que los acontecimientos se observan desde fuera, con una cámara objetiva que nose implica en la historia ni profundiza en los personajes, nos muestra la intransigencia de un grupo religioso, dirgido por un gurú, basado en Fred Phelps de la Iglesia Bautista Westboro.

Un grupo dogmático, sumido en la locura y la soberbia, que se cree legitimado no sólo para juzgar sumariamente a unos individuos laicos, con las flaquezas inherentes a los  hombre  y ejecutarlos sin remordimiento alguno,y  está pertrechado en una casa en la que acumulan un auténtico arsenal y como er de esperar lo usan. Su enajenación mental no distingue ni repara en los propios hijos, que deben ser exterminados si se dejan vencer por la voz del diablo, mientras las fuerzas del orden están al servicio de las fuerzas del mal, y defiendeN  a pederastas, proxenetas, abortistas..., y los derechos individuales de los hombres, que no entran en su propia jerga.

Puede que Kevin Smith no haya dado con el tono y la estética adecuada para desarrollar esta historia, pero si ha dejado un claro testimonio de esta enfermedad que afecta a los Estados Unidos, que periódicamente sufre estas tragedias y debe llorar a sus muertos, caídos por la libertad de la Asociación Nacional del Rifle  de  portar armas.

Comentarios