House II, aún más alucinante. Ethan Wiley







Ficha técnica:

Título original: House II, The second  story.
País: Estados Unidos
Año: 1987.
Duración: 88 minutos.
Dirección: Ethan Wiley.
Guión:  Ethan Wiley.
Casting: Melissa Skoff.
Dirección de Fotografía: Mac Ahlberg.
Música: Harry Manfredini.
Edición: Marty Nicholson.
Productor: Sean S. Cunnigham.
Productor asociado: Andrew Z. Davis.
Diseño de producción: Gregg Fonseca.
Maquillaje y efectos especiales: Chris Wallas.
New World Pictures, Sean S. Cunningham Productions


Intérpretes:

Arye Gross: Jesse,
Jonathan Stark:  Charlie,
Royal Dano: Gramps,
Bill Maher: John,
Lar Park Lincoln: Kate,
Amy Yasbeck :Iana,
Gregory Walcott: Sheriff,
Jayne Modean: Rochelle,
John Ratzenberger: Bill.
...


Sinopsis:

Jesse, acompañado por su novia y su amigo Charlie, llega a la gran mansión que acaba de heredar de su familia. Atraído por el álbum de fotos familiar, empieza a investigar la historia de sus antepasados y descubre que su tatarabuelo fue un famoso bandido del oeste que robó una misteriosa calavera de cristal a la que se atribuyen poderes mágicos y que fue enterrada con él. Tras encontrar la tumba de su antepasado, los jóvenes deciden desenterrarle...

Comentario:

De nuevo la  casa  es un portal a través del cual se comunica el mundo de los vivos y el de los muertos. Asuntos de aparente trascendencia para los humanos como la inmortalidad se acaban convirtiendo en algo incómodo  cuyo talismán debe ser destruido  junto a la mansión para cortar definitivamente esta conexión en los límites de la realidad.

Ethan Wiley  realiza una puesta en escena cómica, sin imágenes truculentas, que actualiza la época de la colonización en la que la ley era sólo una quimera. Muchos norteamericanos son conscientes de que tienen entre sus ancestros antiguos asaltantes de diligencias y violadores de  poblados y cementerios indios, sentimiento de culpa que les acompaña en muchas de sus manifestaciones artísticas y actos creativos. Lo mejor es devolver a los muertos a sus tumbas y enterrar con ellos sus preciados ajuares, como esas calaveras de cristal que proporcionan la vida eterna.

Magníficas parejas de personajes masculinos, Jesse y Charlie fieles representantes del mundo hollywoodiense, a la caza de talentos que les permitan vivir sin hacer nada, con buenos coches, y melopeas constantes, y Jesse y Slim que  colonizaron nuevas tierras y sentaron en ellas  las bases de ese universo de pícaros y mangantes. Entre ambos los padres de Jesse, víctimas de los pecados de sus antepasados, asesinados en esa casa de estética maya, en cuya chimenea la calavera tenía un lugar asignado, que raramente ocupaba. Años más tarde veremos alguno de estos iconos en grandes superproducciones como Indiana Jones y la calavera de cristal de Steven Spielberg.

Muy divertida, bizarra y entretenida.


Comentarios