Il villagio di cartone.Ermanno Olmi




Ficha técnica


Título original: Il  Villagio di cartone.
País: Italia.
Año: 2011.
Duración: 87 minutos.
Dirección: Ermanno Olmi
Guión: Ermanno Olmi.
Dirección Fotografía:  Fabio Olmi.Color.
Música:Sofia  Gubaidulina.
Montaje: Paolo Cottignola.
Dirección artística: Giuseppe Pirrotta.
Productor: Luigi Musini.
Vestuario: Maurizio Millenotti.
Cinema 11 Undici, RAI Cinema, Cooperativa Edison.

Intérpretes:


Michael Lonsdale: Sacerdote,
Rutger Hauer: Sacristán, 
Alessandro Haber, Graduado,
Massimo De Francovich: Médico,
El Hadji Ibrahima Faye: Socorrista,
Irma Pino: Viney: Magdha,
Samuels Leon Delroy: Bardo,
Fernando Chironda: Querubín,
Heven Tewelde: Miriam.

Sinopsis:


La pequeña iglesia en la que un sacerdote (Michael Lonsdale) ha vivido y trabajado toda su vida, pero ha acabado perdiendo a sus feligreses,  es derribada, convirtiendo la imagen de Cristo en un simple escombro más, cuya caída coincide con la de los viejos valores. Pero un grupo  de refugiados africanos decide esconderse en ella hasta que puedan encontrar el modo de salir del país, o que transforma  este espacio en una lugar sacrosanto de convivencia en paz y armonía. El sacerdote, que en principio observa  impávido la instalación de las tiendas para dormir, decide apoyar a los fugitivos del hambre, aún a costa de inmiscuirse en una acción ilegal.

Crítica.


Considerada por Anna Petrus como una alegoría  de la caída espiritual de la Europa en crisis,  Ermanno Olmi intenta generar una conciencia de acercamiento de la iglesia a los pobres, explicitando la rigidez de  unas normas, que obliga a sus miembros a cambiar la historia, si no quieren que sea la historia la que les haga cambiar  a ellos. Este discurso  tiene raíces en el cine de autor europeo: la espiritualidad de Dreyer, el compromiso social de Aki Kaurismäki y la puesta en escena minimalista y esquemática de Larts Von Trier en Dogville. Pero también  emula el acercamiento de la religión y su humanización  de Nanni Moretti en Habemus Papam.

Comentarios