Ciudad sin ley. (Edison). David J. Burke






Ficha técnica:

Título original:  Edison Force.
País: Estados Unidos.
Año: 2005.
Duración:95 minutos aprox.
Guión y Dirección: David J. Burke,
Casting: Sheila Jaff, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Francis Kenny, A.S.C.
Música: Machine Head;  Supervisor: Ashley Miller.
Edición: Casey O. Rohrs. 
Productores: Randall Emmett y George Furla; Boaz  Davidson y John Thompson.
Productor durante el rodaje: Shawn Williamson.
Productores ejecutivos: Andreas Schmid y Andreas Grosch. Avi Lerner, Danny Dimbort y Trevor Short.
Co-productores ejecutivos: Kia Jam, Christopher Eberts.
Vestuario: Katrina McCarthy.
Diseño de producción: Katterina Keith.
Diseño de Vestuario: Katrina McCarthy
Emmett/Furla Films, VIP Medienfonds 3 /  Nu Image &  Ascendant Pictures,  Millennium Films presentan a Randall Emmett// George Furla Production



Intérpretes:

Morgan Freeman: Ashford,
LL Cool J.: Deed,
Justin  Timberlake: Pollack
Kevin Space: Wallace,
Dylan McDermott: Lazerov,
Cary Elwes: Reigert,
John Heard: Tilman,
Piper Perabo:  Willow,
Marco Sanchez: Reyes,
Roselyn Sanchez: María.


Sinopsis:

El agente Deed y su veterano compañero, el sargento Francis Lazerow, llevan a cabo una redada en el escondrijo de Rook, un experimentado matón  y su compañero novato, Isaiah. Tras descubrir y requisar un alijo de cocaina, dinero negro y armas, obligan a los delincuentes a mantener la boca cerrada, pero  Rook se resiste y Lazerow se ve obligado a dispararle. También está a punto de matar a Isaiah pero Deed le detiene. Haber salvador l
Comentario:

Se  ha tachado  la película de ruidosa, repertorio de clichés y  de uso de la cámara no apto para cardiacos. Si te enfrentas a la película con estos presupuestos es posible que quedes defraudado, ya que  en el contexto del  género se la puede considerar hasta tranquila , con alguna que otra pantalla partida.

'Edison' , una ciudad ficticia, se convierte en paradigma de la ciudad corrupta y del desánimo de los ciudadanos que han dejado de creer en los políticos desde el caso Watergate. Lo malo es que no se puede prescindir  ni de los políticos, de los jueces, los periodistas  ni de los funcionarios, por mucho que el discurso populista se empeñe, y el alejamiento y la indiferencia de la población ha favorecido el  fortalecimiento  de grupos de  poder paralelos, policiales, judiciales o  empresariales. Quien se atreva a desafiarlos, como el joven periodista Pollack, arriesga su vida y la de los suyos. Mientras unas majorettes, de faldas cortas,  aldeanas despreocupadas,  bailan en la calle ante la sonrisa satisfecha  de sus padres, se monta ante ellas un  auténtico festival de fuegos cruzados entre grupos uniformados de militares y policías.

David J.Burke conoce el mundo que rodea a la política, porque trabajó durante  mucho tiempo como publicista;  el personaje de  Morgan Freeman está inspirado en el periodista/fotógrafo  Eddie Adams, un hombre comprometido en la lucha contra el comercio global, las franquicias deportivas, el mundo de los negocios que da lugar a una sociedad injusta, mientras las fuerzas del orden están al servicio de sus propios intereses. La realidad es injusta, pero se puede cambiar; M. Torreiro, crítico del diario El País concluye  de forma rocambolesca: "  (...) no obstante, se hace no antipática por su elenco y su voluntad de denuncia"

Con el espíritu de filmes clásicos como Serpico, Chinatown y L.A. Confidential, Edison ilumina una historia de corrupción en una ciudad norteamericana, así como la difusa línea entre las buenas intenciones y el abuso de poder. (La Butaca); es posible que sea un refrito de clichés, pero el cine americano, no libre de manipulación, nadie es imparcial, parte de una tradición de denuncia que en sus cineastas fluye con naturalidad; es difícil imaginar algo así en el cine europeo, y el desgaste que se produce cada vez que alguien  ha osado  abordar estos temas hace que se dilaten mucho en el tiempo. Por esta razón todo el mundo cree que Estados Unidos es un país con altas cuotas de delincuencia y criminalidad, hasta el extremo de que un mandatario español llegó a afirmar que prefería prefería vivir en una sociedad libre como la americana aunque le asesinaran a la salida del metro. ¿Acaso alguien piensa que los estados europeos están libres de la lacra de la corrupción?



Comentarios