El señor Oscar, el banquero, protagonista de Holy Motors realiza esta reflexión en el interior de su limusina, que ilustra la situación que estamos viviendo:

"Si, quieren nuestra cabeza. Qué quieres, somos las cabezas de turco de la miseria. Eso es lo que hoy en día excita a la gente. He hablado por teléfono con Defrasnoux, de la Wilkinson & Sons, ha sido muy claro: "ya no basta con guardaespaldas, nosotros también tendremos que ir armados, cuanto antes. Proponen Caracal 9x19, semiautomáticas con cañón de 86 mm."

Comentarios