Las dos huérfanas. D.W.Griffith










Ficha técnica:

Título original: Orpahans of the Storm.
País: Estados Unidos.
Año: 1921.
Duración: 115 minutos.
Dirección: D.W.Griffith.
Guión; D.W. riffith, adaptado de la obra de A. D'Ennery "The Two Orphans", realizada por Kate Claxton.
Dirección de Fotografía: Paul H. Allen, G. W. Bitzer, Hendrik Sartov (B&W) .
D.W.Griffith Productions.




Intérpretes:

Lillian Gish: Henriette,
Dorothy  Gish: Louise,
Josef Schildkraut:: Chevalier de Vaudrey,
Creighton Hale: Picard,
Monte Blue: Danton,
Sidney Herbert: Robespierre,
Lucilla La Verne: Mother Frochard,
Frank Puglia: Pierre,
Morgan Wallace: Maqués de Praille,
Frank Losee: Count de Linieres,
Leslie King: JJacques-Forget.-Not,
Catherine Emmet: Countes de Linieres.


Sinopsis:


En los tiempos revueltos que precedieron a la Revolución Francesa, y durante los primeros momentos del conflicto, dos huérfanas que sufrieron primero bajo la tiranía  de los  representantes reales y los nobles, tras la caída de la monarquía sufrieron igualmente con el gobierno del dictador Robespierre, que llevó a la narquía y el bolchevismo (eufemismo poco científico). Estos  hombres, con sólidos principios morales, que no obstante veían el mal en todo aquél que no pensara como ellos. La lección: La Revolución Francesa derrocó justamente un mal gobierno, pero nosotros, en América, debemos cuidarnos de no tener un buen gobierno que confunda fanáticos con líderes y cambie nuestra buena ley y orden por la anarquía y el bolchevismo. Los de Vaudreys, una famoso familia de la nobleza, ultrajada por el deshonor que les supone el matrimonio de su hija con un plebeyo, asesinan al marido. Con este texto comienza el film sobre la Revolución Francesa.



La película cita a personajes de gran trascendencia histórica,como Thomas Jefferson, embajador de los Estados Unidos,  el Marqués de Lafayette; los jacobinos Danton ,"El atronador", de la  Revolución Francesa, el Abraham Lincoln de Francia,  y Robespierre.

Comentario:


Tras esta introducción obligada, llena de lugares comunes, propios de la más burda manipulación, las primeras secuencias ilustran visualmente sobre los excesos de la nobleza privilegiada; el film se abre con el asesinato del padre de  Louise, un  plebeyo que había osado tener un hijo con una noble,  y  el abandono y exposición de la niña en la puerta de Notre Damme . La radicalización de las masas da lugar a excesos de la clase ascendente,  en este caso  la burguesía, los actuales Sarkozy o Bush,  de los que son víctimas  las clases que  han  perdido el poder en la revolución; antes de estos hechos las  víctimas eran unos y después otros. Danton y Robespierre son el ala jacobina de los revolucionarios, los que se sentaban  a la izquierda en el Parlamento y que forman un grupo al que se denominó 'La Montaña', pero no eran bolcheviques, denominación sólo aplicable a la revolución de los soviet, la clase obrera que llevó a cabo la  Revolución Rusa proletaria de 1917, que se volvió contra los burgueses mencheviques. Por otro lado, a pesar de las protestas de Griffith, los norteamericanos se adelantaron y realizaron su revolución burguesa en  1775, casi catorce años antes que la francesa, y se basó en los principios políticos y morales de los pre-revolucionarios franceses.


El film es todo un cúmulo de inexactitudes históricas, como la aseveración de que tras el ajusticiamiento de Robespierre en la guillotina, se restablecieron los derechos y los jardines volvieron a florecer. Elipsis muy importante que soslaya  la reacción termidoriana y conservadora,  y el periodo de terror blanco que sustituyó al rojo y que se dirigió contra los jacobinos y otras corrientes republicanas. Estas omisiones, además de  ponerse al servicio de una tierna historia de amor sin la más mínima preocupación por la historia, unidas al uso de términos de la forma más deformante, quitan validez a la película como documento histórico. Su objetivo es juntar a Louise con su madre, una noble  huida y regresada a Paris, y casar a Henriette con el caballero de Vaudrey.


Las puestas en escena de Griffith son espectculares, con grandes movimientos de masas en  hitos históricos omo la 'Toma de la Bastilla' y la liberación de los presos o la marcha sobre Versalles, protagonizada por los burgueses adinerados, nueva clase social surgida en los burgos o ciudaddes, con el apoyo de los sansculottes, (los que no llevaban calzones, sino pantalones como ahora), pero movilizados cuando no existía la conciencia de proletario, porque la revolución industrial no se había extendido y esta clase no existía, y mucho menos los bolcheviques, miembros del grupo mayoritario del Partido Socialdemocrata Obrero Ruso, que militaba bajo las ideas de Lenin,  más de cien años después de los acontecimientos que relata  el cineasta americano. Y no es un problema de doblaje español, sino de propaganda política americana que se quiere hacer llegar a un público poco formado. Bolchevique pasa a ser sinónimo de hombre malo, término comprensible en 1921, no en 1789.


Los tiempos oscuros que atravesó Francia están simbolizados por  dos hermanas, Henriette y Louise, una de origen plebeyo y otra  noble. Louise es ciega y goza del cariño y el cuidado de su hermana plebeya, que se juega la vida por ella. Una metáfora buenista  y bienintencionada del realizador, que contrasta con las brutales imágenes del noble atropellando  con su carruaje  a unos niños que juegan en la calle y matando a una niñita  del grupo, o las de la  pLaza de  Greve,  escenario de festejos, de revueltas y también de ejecuciones y suplicios, como  apaleamientos, descuartizamientos, muerte en la hoguera, entre otros,  desde la Edad Media, y que en  tiempos de la Revolución albergó por primera vez  la guillotina, espectáculo algo decepcionante para los parisinos, a No se olvida Griffith en las mujeres revolucionarias que hacían punto durante las ejecuciones.


Comentarios