Prisionero de la montaña. Arnold Fanck y G.Pabst- Un referente de Tarantino.



Ficha técnica:

Título original:  Die wisse hölle von Pitz Palu.
País: Alemania.
Año: 1929.
Duración: 150 minutos.
Dirección: Arnold Fanck y Georg Wilhelm .Pabst.
Guión: Arnold Fanck y Ladislaus Vajda.
Productor: Paul Kohner,  Harry R. Sokal.
Fotografía: Sepp Allgeier,  Richard Angst,  Hans Schneeberger.
Música: Giuseppe Becce, Ashley Irwin,  Heinz Roemheld.
Edición: Arnold Fanck.
Intérpretes:

Ernst Petersen,  Ernst Udet,  Gustav Diessl,  Leni Riefenstahl,  Mizzi Götzel,  Otto Spring.

Sinopsis:

La esposa del  Doctor Johannes Krafft, sufre un trágico accidente en el Pitz Palú, en los Alpes suizos y   cae  en la grieta de un glaciar; a pesar de las  escasas posibilidades de encontrarla con vida, Johannes inicia una arriesgada  búsqueda , introduciéndose   en  un auténtico infierno, acompañado de una pareja que  ha encontrado por azar en un refugio de montaña, Maria Majoni y Hans Brandt . Desde el primer momento se  produce  una atracción mutua entre el doctor y   la mujer, lo que provocará  los celos del marido. Los habitantes de la zona colaborarán en el rescate del grupo,  zarandeado por constantes avalanchas de nieve, atrapados en la ladera del terrible monte.






Comentario.

Si traemos a colación el filme de Arnold Fanck es por  la evocación de su película  Die weisse hölle vom Pitz Palu (Prisioneros de la montaña o El infierno blanco del Piz Palü, 1929 ) que realiza Quentin Tarantino en Malditos Bastardos. El director germano  fue un gran difusor, tanto en el cine mudo como en el sonoro, de los deportes de riesgo, especialmente los relacionados con la nieve; las condiciones de rodaje eran extremas y con peligro evidente para los miembros de su equipo, como correspondía, para muchos críticos, a seres pertenecientes a un pueblo superior que se enfrentaba a una naturaleza indomable. G.Pabst contribuye a  dotar de calidez humana la dura historia de  Fanck. Son espectaculares las imágenes de las avalanchas, el vuelo de las avionetas y el ascenso por las  laderas de montañeros y  grupos de rescate, acompañadas de una música solemne y grandilocuente.

El personaje de Tarantino, Sossanna Dreyfus/Emmanuelle Mimieux, (Malditos Bastardos),  propietaria de un cine de arte y ensayo, exhibe este filme, bien por razones pragmáticas, para no tener problemas con los nazis, bien por que respeta a todos los directores, sea cual sea su nacionalidad o ideario. La fama del director alemán le allana el camino hacia su venganza.

Comentarios