Voces en la noche. Patrick Stettner







Ficha técnica:

Título original: The Night Listener.
País: Estados Unidos.
Año: 2006.
Duración: 91 minutos.
Dirección: Patrick Stettner.
Guión: Armistead Maupin, Terry Anderson y Patrick Stettner,  basado en la novela de Armistead Maupin.
Casting: Billy Hopkins, Suzanne Growley y Kerry Barden.
Director de Fotografía: Lisa Rinzler.
Música: Peter Nashel,  Supervisor: Linda Cohen.
Edición: Andy Keir.
Productor durante el rodaje (line producer): Jamie H. Zelermeyer.
Productores asociados: Brett Williams y Nina Wolarsky.
Co-Porductores: Michael J.Werner y Wouter Barendrecht.
Productores: Robert Kessel, Jeffrey Sharp, John N.Hart, Jr. y Jill Footlick.
Productores ejecutivos: Michael Hogar, Armistead Maupin, Terry Anderson, Jonathan Sehring y Caroline Kaplan.
Diseño de producción: Michael Shaw.
Vestuario: Marina  Draghici.
Miramax Films, IFC Filmsasociadas con Fortissimo Films, Hart Sharp Entertainment

Intérpretes:

Robin Williams: Gabriel Noone
Toni Collette: Donna D.Logan,
Bobby Cannavale: Jess,
Joe Morton: Ashe,
John Cullum: Pap Noone,
Rory Culkin: Pete D. Logan,Sandra Oh: Anna,
Becky Ann  Baker: Waitress,
Lisa Emery: Darlie Noone,
Maryann Plunkett...


Sinopsis:

Gabriel Noone, (Robin Williams), un locutor de radio de éxito de cincuenta y cuatro años, intenta superar ayudando a los oyentes de su programa nocturno la ruptura  reciente con su pareja. Un día recibe un libro de un niño admirador suyo llamado Peter en el que éste le relata los estremecedores maltratos y abusos que ha sufrido a lo largo de su infancia. Fascinado y sobrecogido, Gabriel se pone en contacto telefónico con el muchacho y poco a poco se establece un vínculo entre ellos.

Comentario:

Muchos tiene la experiencia de una noche de insomnio en la que han decido soportar la vigilia acompañados de esos programas nocturnos a los que llaman los insomnes y se desahogan contando las penas y tormentos que los atribulan. Hay que reconocer el valor de estos periodistas que cada día soportan altas dosis de desgracias humanas, en la mayor parte de los casos  irresolubles, sin perecer en el intento.

Gabriel Noone (Robin Williams) da un paso más, que jamás debiera haber dado, y se comunica, fuera de las ondas, con un 'adolescente' que ha sufrido las experiencias más traumáticas, que es portador de VHI, y que goza de los cuidados de  una mujer, Donna D.Logan (Tony Collette). Pero hay una circunstancia que ensucia el tema y lo va introduciendo en las zonas más oscuras del ser humano: el periodista es un homosexual que vive con su pareja, con la que está pasando un periodo de crisis, por razones de salud de su compañero, que no se explican, pero son facilmente deducibles por la esperanza de vida que hace explícita en una conversación. Esta circunstancia es conocida por la mente diabólica que construye la historia, con el objetivo de implicar a un periodista sensible al tema que se le plantea en una oscura historia de pederastia.

Hay en España un programa nocturno de esta índole, 'Hablar por hablar',en el que se han formado buenos periodistas, pero es difícil imaginar cómo pueden soportar las historias que se transmiten por las ondas, que deben escuchar y procesar a diario, sin caer en la tentación de implicarse personalmente. Chabrol decía que el cine era una ventana abierta al mundo; hay muchos mundos y muchas ventanas que deben ser abiertas para que el aire circule y el ambiente sea respirable. Las circunstancias en las que viven  ya las penalidades que deben soportar muchas personas son más que inhumanas; lo grave es que haya quien intente sacar provecho personal de ellas.

Comentarios