Algo pasa con Mary. Bobby y Peter Farrelly.








Ficha técnica:

Título original: There's something about Mary.
País: Estados Unidos.
Año: 1998.
Duración:  119 minutos
Dirección Bobby y Peter Farrelly.
Guión: Ed Decter y John  J. Strauss y Peter Farrelly y Bobby Farrelly,  basado en una historia de Ed Decter y John J. Strauss.
Casting: Rick Montgomery.
Dirección de Fotografía: Mark Irwin, A.S.C. y C.S.C.
Música: Jonathan Richman. Supervisore4s: Happy Walters y Tom Wolfe.
Edición: Christopher Greenbury.
Director artístico: Arlan Jay Vetter.
Productores: Frank Beddor y Michael Steinberg, y Charles B. Wessler y Bradley Thomas.
Productores asociados: Mark Charpentier y Patrick Healy.
Co-Productores: Marc S. Fischer y James B. Rogers.
Productores ejecutivos: Peter Farrelly y Bobby Farrelly.
Diseño de Vestuario: Mary Zophers.
Twentieth Century Fox


Intérpretes:

Cameron Diaz: Mary,
Matt Dillon: Healy,
Ben Stiller: Ted Stroheman.
Lee Evans: Tucker/Norm
Chris Elliot : Dom,
Lin Shaye: Magda,
Jeffrey Tambor Sully,
Markie Post : Madre  de Mary
W.Earl Brown : Warren,
... 

Sinopsis:

Llena de risas sin fin y gags increíbles, esta deliciosa comedia romántica está repleta de puntazos histéricos. Todavía enamorado de una compañera de Instituto, Mary (Cameron Díaz), el irascible y angustiado Ted (Ben Stiller) la persigue 13 años después  con la ayuda de un desaliñado investigador privado (Matt Dillon) que también se enamora de ella. Desafortunadamente descubre que todos los hombres que ponen sus ojos en la deslumbrante Mary, se encuentran locos de amor y decididos a pedir su mano.

Comentario:

Curioso film de los Hermanos Farrelli, que se les fue de las manos y se convirtió en una de las películas más taquilleras de la Nueva Comedia Americana. Si bien Carlos Boyero dijo en su momento que el film trataba de tonterías banales con pretensiones de ser políticamente incorrectas, y no le faltaba razón, lo cierto es que tres o cuatro secuencias quedaron para siempre en el imaginario colectivo, como el accidente de Ben Stiller con su bragueta, el semen en el pelo de Mary, el sarpullido de Dom   o el sexismo que emana el personaje de Matt Dillon y a su escaso respeto por los animales o  las causas que defienden las chicas, todas relacionadas con labores humanitarias en el tercer mundo y  la participación en asociaciones  en defensa de discapacitados físicos o psíquicos  que son objeto de burla y chanza por parte del primitivo detective.

Guste o no ha quedado como referente de la comedia de la década de los 90, narrada por unos músicos callejeros, que a modo de acotadores teatrales introducen la acción. No se pierde oportunidad para ridiculizar a los desempoderados por cualquier razón, lo que puede ser buena táctica para desacralizar ciertas situaciones e introducir a sus protagonistas en la normalidad, aunque en ocasiones sean unos farsantes que sólo busquen con estas tácticas nefandas la cercanía a Mary, una jovencísima Camerón Díaz. Matt Dylon  acierta en su papel de macarra, un bruto sin formación, un primitivo y un egoísta, que divierte sin necesidad de excederse en la representación ni recurrir a gags escandalosos, provocativos o escatológicos como Ben Stiller.

Una comedia fresca para el verano, en la que playas, camisas floreadas y gran colorido en el atrezzo y la indumentaria de verano nos recuerda que es momento de lo intrascendente, lo banal y lo divertido: Nadie pensaba que la evasión iba a durar tanto y que los críticos americanos  se iban a fijar en esta cinta de los hermano Farrelli, que fue  nominada para competir por los Globos de oro a la  mejor película y mejor actriz, y premiada por el Círculo de Críticos de New York a la Mejor Actriz, distinción otorgada a Camerón Díaz.



Comentarios