Immortals. Tarsem Singh Dhandwar. Ficha técnica y comentario.






Ficha técnica:

Título original: Immortals.
País: Estados Unidos,
Año: 2011,
Duración: 110 minutos.
Dirección: Tarsem Sing Dhandwar.
Guión: Charles Parlapanides y Vlas Parlapanides.Middleton, C.S.A., Andrea Kenyon, C.S.A.y Randi Wells, C.D.C.
Casting: Joseph 
Dirección de Fotografía: Brendan Galvin.
Diseño de color: Lionel Kopp.
Música: Trevor Morris. Supervisores: Happy Walters y Bob Bowen.
Supervisor efectos visuales: Raymond Gieringer.
Edición: Wyatt Jones y  David Rosenbloom, A.C.E. y Stuart Levy, A.C.E.
Productores: Gianni Nunnari, Mark Canton, Ryan Cavanaugh.
Productor ejecutivo: Tucker Tooley, Jeff Waxman, Tommy Turtle, Jason Felts.
Co-productores ejecutivos: Craig FFlores, Robbie Brenner y Rene Rigal. Kenneth Halsband.
Diseño de producción: Tom Foden.
Diseño de vestuario: Eiko Ishioka.
Relativity Media, Virgin, Hollywood Gang Productions, Atmosphere Entertainment MM.


ntérpretes:

Henry Cavill: Teseo,
Stephen Dorff: Stavros
Luke Evans: Zeus,
Isabel Lucas: Palas Atenea,
Kellan Lutz: Poseidón, hermano de Zeus,
Freida Pinto:Fredra., sacerdotisa del oráculo,
Mickey Rourke, rey  de Creta, Hiperión,
John Hurt: Viejo Zeus,
Peter Stebbings: Helios
Joseph Morgan: Lisandro, soldado ateniense,
Daniel Sharman: Ares,
Corey Sevier: Apolo,
Steve Byers: Heracles,
Robert Maillet: Minotauro


Sinopsis:


Un terrible peligro amenaza la Tierra: enloquecido por el poder, el brutal rey Hiperión (Mickey Rourke) ha declarado la guerra a los hombres. Después de reunir a un ejército sediento de sangre formado por soldados que él mismo mandó desfigurar, Hiperión quema Grecia mientras busca un arma de poder inconcebible: el legendario 'Arco de Epiro', hecho por Hefesto (Vulcano para los romanos)  en el Olimpo. El hombre que posea ese arco podrá liberar a los Titanes, que están encerrados tras los infranqueables muros del monte Tártaro desde el principio de los tiempos, y claman venganza. Sin embargo, en manos de Hiperión, el arco significaría la destrucción de la raza humana y la aniquilación de los dioses. La ley (¿?) prohíbe que los dioses se entrometan en los asuntos humanos,por lo que  no  pueden hacer  nada para detener al rey. La esperanza renace cuando Zeus encomienda al campesino Teseo (Henry Cavill), al que, en forma de anciano había estado adiestrando desde niño, la misión de acabar con Hiperión. Después de reunir a un grupo de hombres entre los que se encuentra la visionaria sacerdotisa Fedra (Freida Pinto) y el astuto esclavo Stavros (Stephen Dorff), el héroe se pondrá al frente de la rebelión. Su hijo Acamante recoge la antorcha de su padre, bajo la tutela, de nuevo, de Zeus.

Comentario:

De nuevo un film para mitómanos, amantes del cómic y la imagen pictórica trasladada al cine. La publicidad evoca el film de Snyder, 300, con un slogan que nos recuerda que  es obra de los 'creadores' de esta notable  película, y de hecho se le podría aplicar una descripción que Antonio José Navarro hace de la cinta en torno a Leonidas de Esparta en Dirigido por.. (Julio, 2013): "los musculosos cuerpos de los guerreros espartanos, hermosos en el  sentido más homérico del término -y que reorientan su estética gay hacia los territorios de la ruda virirlidad heterosexual...-equiparables a la grácil sensualidad de las mujeres." Lo más convincente Henry Cavill, cuya presencia en este film le preparó el camino para convertirse en el  Superman de la nueva era, un poco pasado de musculatura en la película de Snyder.


El  tratamiento de la imagen de Tarsem no defrauda a sus fans, de una platicidad  que lo aproxima a la pintura y el dibujo, de contornos bien marcados y  musculatura de fuerte contraste cromático. Usa pero no abusa de lo espectacular y dota de cierta originalidad a unas localizaciones  que se establecen en vertical, en la pared frontal de un gran acantilado, ocupando los dioses los espacios superiores, e intercambiando espacios de lucha entre los hombres horizontalmente.

El combate entre dioses y titanes y entre hombres se produce en paralelo, alternando secuencias, en las que es difícil saber si son más frágiles los hombres o los dioses; los  hijos de Zeus van cayendo uno a uno descuartizados, incluida la poderosa Palas Atenea. La furia del dios de dioses le inclinará a violentar sus propias leyes. Y menos mal, porque, en caso contrario la desproporción numérica es tan grande, que hay que violentar mucho la credibilidad del espectador; a ello se une que el poderoso Hiperión, magnificamente representado por Mickey Rourke, no sólo tien un ejército brutal, sino al  Minotauro y el Arco de Epiro. Teseo sólo se tiene a sí mismo y la simpatía de Zeus. Y lo aprovecha.

Hay demasiadas concomitancias con 300, como los cascos de dioses y Titanes, demasiado similares a los de Leónidas, 'El León de Esparta';  los  soldados  del ejército de  Hiperión cubren  sus rostros  desfigurados  con siniestras máscaras; sus lanzas perforan cuerpos y cercenan cabeza de las que manan auténticos chorros de sangre, etc. La diferencia entre estos mitos y los actuales, es que los de hoy están dotados de grandes superpoderes, y a nadie le extraña ver a Superman dando la vuelta alrededor de la tierra en unos segundos para cambiar el curso de los acontecimientos, pero sí ver a Teseo enfrentarse a miles de soldados, la cuota que le corresponde, él solo, y exige a gritos que los dioses se apiaden.

De nuevo vemos un enfrentamiento entre el mito  y el logos, la razón frente a la fantasía religiosa, y, según Antonio José Navarro "en un  plano eminentemente maniqueo (y moralista) del Bien contra el Mal". Quien defiende la paz se pone en evidencia, es un visionario incapaz de entender que no hay otra solución que enfrentarse a los enemigos en una lucha desigual. La diferencia entre este film y 300 es que el de Tarsem Singh pasó totalmente desapercibido, sin pena ni gloria, y ya nadie se acuerda de él. No obstaante no carece del valor de un espectáculo entretenido, dirigido por Henry Cavill.



Comentarios