Paul Feig. La boda de mi mejor amiga.




Ficha técnica:

Título original: Bridesmaids.
Título: La boda de mi mejor amiga
País: USA
Año: 2011.
Duración: 125 minutos.
Estreno en España: 12 de agosto de 2011.
Director: Paul Feig
Guión: Annie Mumolo, Kristen Wiig, Annie Mumolo
Productor: Judd Apatow, Clayton Townsend, Barry Mendel
Música: Michael Andrews
Fotografía: Robert D. Yeoman
Montaje William Kerr, Michael L. Sale
Compañías: Productora: Apatow Productions, Universal Pictures. Distribuidora: Universal.

Ficha artística:

Reparto: Kristen Wiig, Maya Rudolph, Rose Byrne, Wendi McLendon-Covey, Ellie Kemper, Melissa McCarthy, Chris O'Dowd, Matt Lucas, Jill Clayburgh, Rebel Wilson, Michael Hitchcock.

Sinopsis:

Annie lleva una vida absolutamente insatisfactoria, hasta que se entera de que su mejor amiga Lillian va a casarse y se empeña en ser su primera dama de honor. A pesar de no tener pareja ni un recursos con qué hacer frente al caro ritual de los 'bodorrios', intenta salir airosa del reto autoimpuesto, al tiempo que va conociendo a las otras damas de honor del séquito de la novia, especialmente a su rival más directa (Helen). Mientras las guía por una creciente serie de desastres, Annie se da cuenta de que la persona que mejor la conoce le ha presentado a cuatro extrañas que van a dar un vuelco a su vida.

Crítica:

Es hasta el momento la comedia Apatow más consciente de ser una comedia Apatow (...) puede contemplarse como una respuesta del propio Apatow a las acusaciones de sexismo de sus películas: los hombres son ahora meros comparsas y el film lo protagonizan seis mujeres fuera de sus casillas: una novia y cinco damas de honor (Carlos Reviriego. Cahiers du Cinema, julio 2011). Concluye afirmando que sus métodos abiertos a la improvisación, con escenas que respiran la libertad de grandes cómicas interactuando, aseguran la irrupción inesperada de un humor que bien podría conjugar a Robert Altman con Jerry Lewis. Sólo por esos momentos merece la pena.
Comentario.
Los avances más importantes del ser humano se han producido en el ámbito de la lucha de las mujeres por la igualdad de sexos, lo que, como no podía ser de otra manera, ha tenido reflejo en el modo de representación de la mujer en el cine, especialmente cuando son ellas las que toman las riendas de la dirección, como pronosticaba Julia Kristeva. Judd Apatow, acusado generalmente de misógino, decide producir a Kristen Wiig, figura surgida de las filas del programa Saturday Night Live, como guionista y protagonista del film, poniéndole al frente a un director de su plantilla, Paul Feig, que tras sus gags y chistes zafios, intenta una reexploración del nuevo papel de la mujer en el contexto social actual (Tonio L.Alarcón). Pero estos films suponen una auténtica barrera al avance social e inciden en un espectador menos formado y más sensible a los mensajes que les proporcionan cierta seguridad frente a la descomposición de las sociedades industriales y de un mercado laboral cada vez más competitivo, y que contrariamente a lo que pueda parecer refuerzan el mito del amor romántico, que está ganando cada vez más importancia como religión secular, (Rosalid Gill y Elena Hardleckerhoff, en Rewiriting The romance: New Feministies in Chick lit?) potenciado por este tipo de producciones, que inauguró el film Bridget Jones o la serie televisiva de Sexo en New York. Frente a estas obras Gayle Rubin ( proscrita en una lista de los cien profesores más peligrosos de EE.UU. , elaborada por David Horowitz), Laura Mulvey y otros/as expertos en semiótica luchan por cambiar el modo de representación de la mujer en el cine que, aunque lentamente, va dando sus frutos. Películas como La boda de mi mejor amiga ponen el freno a este avance, y sería positivo compararlas con las realizaciones de Doris Dörrie o Marlen Gorris, cineastas alemanas, si queremos hablar de mujeres.

Comentarios