Evasión o victoria. John Huston


Ficha técnica:

Título original: Victory
País: Estados Unidos
Año: 1981
Duración: 116 minutos

Dirección: John Huston
Guión: Evan Jones, Yabo Yablonsky, basado en una historia de Yabo Yablonsky, Djordie Milicevic y Jeff Maguire.
Dirección de Fotografía: Gerry  Fisher, B.S.C.
Música:  Bill Conti
Edición: Roberto Silvi

Productor Freddie Fields, Mario Kassar, Godon McLedon, Andre J.Vagna
Lorimar presenta a Freddie Fields Production. Paramount Picture

Intérpretes:

Silvester Stallone
Michael Caine
Max Von Sidow
Pelé

Sinopsis:

Segunda Guerra Mundial, año 1943. El comandante del campo de concentración de Gensdorff (Max von Sydow), que antes de la guerra había formado parte de la selección alemana de fútbol, se interesa por un un grupo de prisioneros que practican este deporte. Se le ocurre entonces la idea de organizar un partido en el que se enfrenten una selección alemana y una selección formada por prisioneros de guerra. Aunque al principio los aliados rechazan la propuesta, al final aceptan el desafío. El film tomó cfomo referencia 'el partido de la muerte' en 1942, entre ucranianos, ex-jugadores del Dinamo de Kiev,  que recibieron la orden de dejarse matar, y la selección alemana. Los rusos desobedecieron la orden y la mayoría fue ejecutada.

Crítica:

 Que el film, por razones diferentes no ha acabado de gusta4, lo prueba  el artículo de Miguel Muñoz: "Evasión o victoria" es el partido perfecto. Ya de por sí, el hecho de ganar a los nazis, los malos más malos de la historia del cine, supone una gesta que ningún derbi del mundo puede igualar. Más aún hacerlo en el París ocupado por las tropas de Hitler, en un partido fagocitado por la propaganda del régimen, contra el árbitro vilmente sobornado, contando con un equipo de prisioneros de guerra malnutridos y desentrenados, y remontando un 4-0 en contra. Mientras el estadio entero entona “La marsellesa”, el himno más enardecido del mundo. No se le puede sacar más jugo a la épica del fútbol.
Al cóctel hay que añadirle las virguerías de Pelé, que emparentan muy bien al filme con el verdadero deporte rey.  El inglés Bobby Moore, el argentino Osvaldo Ardiles o el polaco Kazimierz Deyna son leyendas del fútbol que adornan el "casting". Además de numerosos figurantes a los que John Huston reclutó para darles más credibilidad a las escenas del partido entre prisioneros de guerra aliados y la selección alemana ...

No se sabe por qué Huston optó por este final más desenfadado y por dar una importancia incomprensible al fútbol. Ante el dilema de escapar o ganar un partido, aunque ya tenían construido un túnel, que evocaba el de 'La gran evasión', (John Sturges, 1962), considerando que una victoria en el estadio suponía un triunfo mayor sobre los nazis, que propiciaba una liberación más gloriosa.


Comentarios