Regreso a la escuela. Alan Metter.




Ficha técnica:

Título original: Back to School.
País: Estados Unidos.
Año: 1986
Duración: 90 minutos.

Director: Alan Metter. 
Guión: Steven Kampmann , William Porter, Peter Torokver, Harold Ramis, basado en una historia de Rodney Dangerfield, Greg Fields, Dennis Snee.
Dirección de Fotografía: Thomas E. Ackerman.
Música: Danny Elfman.

Orion Pictures. 

Intérpretes:

Rodney Dangerfield : Thornton Melon,
Sally Kellerman : Dr. Diane Turner,
Burt Young :  Lou,
Keith Gordon : Jason Melon,
Robert Downey Jr.:  Derek Lutz,
Paxton Whitehead :  Dr. Phillip Barbay,
Terry Farrell : Valerie Desmond,
M. Emmet Walsh: Coach Turnbull,
...

Sinopsis:

Thornton Melon (Rodney Dangerfield), un millonario excéntrico dueño de una cadena de tiendas llamada "Altos y gordos", preocupado por los repetidos fracasos de su hijo en la Universidad, se matricula en el mismo centro para darle ejemplo. Pero una serie de circunstancias harán que el objetivo que se había propuesto cambie por completo

Comentario:

El guión de esta película, cuya paternidad se  atribuyen un montón de miembros del equipo, (incluido Harold Ramis, 'El día de la marmota', 1993) que además goza para su realización de un Director de Fotografía como Ackerman y de la música de Danny Elfman, acaba dando vergüenza ajena. Aunque los pocos que conocen este film han disfrutado con la labor actoral de Rodney Dangerfield, su forma de desenvolverse en el celuloide produce un gran rechazo, -probablemente era el efecto buscado- a quienes no disfrutan lacerando y machacando a los demás.

Thornton Melon, un nuevo rico ruidoso y hortera,  propietario de una cadena de tiendas llamada Altos y Gordos, lo que no tiene nada de particular pues satisface una necesidad social, si bien a algunos sectores del público la simple idea los mata de risa, es el típico padre sobreprotector, que, no es que no sabe cuando debe de parar y pasar a segundo plano, es que se llega a matricular en la Universidad, como si fuera una academia de idiomas para representantes de comercio, para vigilar de cerca a su hijo. No obstante  el dinero y el poder proporcionan erotismo al individuo, algo nada novedoso, y  consigue enamorar a una profesora de literatura. El triple salto mortal desde un trampolín, que lo coloca a años luz de  los jóvenes estudiantes, es delirante y bizarro, y exige mucha entrega de los espectadores para esbozar media sonrisa.

Quizás lo más interesante sea la participación de un jovencísimo Robert Downey Jr. en un papel secundario, formando parte de la corte del patético millonario y su incapaz hijo, capaces ambos de enamorar, en la ficción, a las mujeres.



Comentarios