Distrito 9.Neil Blomkamp






Ficha técnica:


Título original:  District 9
País: Suráfrica-Nueva Zelanda.
Año: 
Duración: 


Dirección:
Neil Blomkamp.
Guión: Neil Blomkamp y Terri Tatchell.

Casting: Denton Douglas
Director de Fotografía: Trent Opaloch
Música: Clinton Shorter; supervisor: Michelle Belcher.
Edición; Julian  Clarke
Coordinador de especialistas: Grant Hulley
Supervisor efectos visuales: Max Poolman
Decorador set: Guy Pofgiefer

Diseño de Vestuario: Diana Cilliers; supervisor vestuario: Leonie Roberts.
Maquillaje: y peluquería  supervisor: Leon Von Solms; asistentes: Charlie Runge, Thebe Malatse, Theola Booyens

Producción: Peter Jackson y Carolynne Cunningham
Co-Productora: Philippa Boyens
Productores ejecutivos: Bill Block y Ken Kamins
CoProductores ejecutivos: Paul Hanson y Elliot Ferwerda
Diseño de producción: Pihilip Ivey
Compañias: TriStar, Sony Pictures Entertainment Company, Metro Goldwyn Mayer,  Block/Hanson, Wingnut  Films Production, Qed International


Reparto:  


Sharito Copley: Wikus Van de Merwe,
Jason Cope: Grey Bradman, Jefe UKNR
David James: Koobus Venter,
Vanessa Haywood: Tania Van de Merwe,
Mandla Gaduka: Fundiswa Mhlanga,
Kenneth Nkosi::  Thomas,
Eugene Khumbanyiwa,
Louis Minnaar: Piet Smit,
William Allen Young :  Dirk Michaels.


Sinopsis:

En un mundo en el que los extraterrestres han aterrizado, son exiliados a un barrio bjo en las afueras de Johannnesburgo. Es entonces cuando un humano descubre el misterioso secreto de la tecnología armamentística extraterrestre. Acosado y perseguido por los extraños callejones de una barriada alieníena, descubrirá lo que supone ser un absoluto extranjero en tu propio planeta.

Comentario:

Una gran patera llega a Johannesburgo y  se coloca sobre la ciudad, una gran factoría de mano de obra barata, que pronto ocasionará el enfrentamiento de los alienígenas con las clases más depauperadas de la población humana, reproduciéndose los conflictos que hoy atenazan a la sociedad: la defensa de los que sienten que tienen el poder de cualquier tipo de estrategia, por muy brutal que sea, contra los desempoderados, incluidas las armas químicas,  los deshaucios y las deportaciones masivas.

Distrito 9 film independiente de ciencia-ficción ,que realizó en su momento  la crítica más dura del cinismo de la sociedad y la sordidez de los ghettos en los que se recluye a los extranjeros, combinando el suspense propio del thriller, el ritmo de las películas de acción y la denuncia de un producto social. Basado en un cortometraje del propio Blomkamp, realizado en 2005, Alive in Joburg, crea un clima agobiante con un atrezzo, escenografía e iconografía povera,(la vida limita el arte y el arte limita la vida, sostiene Blomkamp), con abundancia de basuras , caústico, sucio y con restos de todo tipo, incluidos cadáveres de animales. Los alienigenas, a los que los hombres llaman bichos, se alimentan de basura y comida para gatos y el resultado es de un feismo espectacular. Sobre la ciudad de Johannesburgo permanece inmovilizada la nave que trajo a estos seres a nuestro mundo hace ya 28 años. La localización elegida es Tshiawelo, en Soweto, e intenta reproducir la imagen de la segregación de la Franja de Gaza.

El film reproduce de manera magistral la dialectica negativa que enfrenta a todos los hombres, sea cual sea su raza o condición, con los nuevos enemigos, sentidos como una amenaza basada en la diferencia. Los marginados de ayer se convierten en los opresores de hoy, usando la revuelta, interracial, y la manipulación informativa como arma contra los más desfavorecidos, sin descartar la exigencia del uso de armas químicas . Se describe al alienígena-trabajador como carente de ideas propias que sólo sabe obedecer. En realidad, el director lleva a la pantalla los conflictos raciales surgidos entre sudafricanos y emigrantes zimbabuenses, simbolizados por los alienigenas, por el reparto de la miseria. Frente a ellos el mundo blanco, el apartheid y la xenofobia. El protagonista, Van de Merwe es un burócrata, un racista pasivo, que durante su lucha cambia radicalmente su postura, situación que se reproduce en su nueva película, Elysium.

Blomkamp denuncia la intervención de las empresas privadas en la resolución de conflictos, la creación de ejércitos privados mercenarios, nacidos en Sudafrica al final del Apartheid, como la MNU (Multi-Nacional United), que en el film intentan usar el ADN de Wikus Van de Merwe, encargado de desahuciar a los alienígenas y trasladarlas a un campo de concentración, que ha sido contaminado accidentalmente y está en proceso de convertirse en uno de ellos, lo que le transforma en un valor potencial. Es significativa la imagen de Wikus mirándo a su alter ego en un espejo, al ser en que se está convirtiendo.

 Narrado como un documental televisivo, de plano sucio y cámara en mano, sigue paso a paso, en directo, todos los acontecimientos. Una nave alienigena permanece durante 28 años sobre el cielo de Johannesburgo, hasta que los humanos logran entrar en él y encuentran miles de alienígenas, trabajadores, desorientados y desnutridos por la falta de líderes. Son apresados y llevados a un ghetto, Distrito 9, pero surgen conflictos con los vecinos, y los traficantes. Se encarga a una empresa privada, MNU, trasladarlos a un campo a doscientos kilómetros de la ciudad. Wikus, jefe de la operación, va empatizando con estos seres y se va alejando de los suyos, hasta el punto de convertirse en un héroe y sacrificar su ' vida' por los desahuciados Espectacular batalla final entre Wikus manejando un traje de combate mecanizado, una especie de robot 'transformer', con todo tipo de helicopteros, los casspirs que usaron los sudafricanos en la guerra con Angola (años 70) o con Namibia. y otras armas, mientras la nave nodriza comienza su despegue, llevándose al científico alienígena Christopher Johnson y a su hijo en su interior. La prensa amarilla que ha intentado desprestigiar a Wikus elucubra sobre su paradero y sobre el futuro de los dos millones y medio de alienigenas alojados en el distrito 10, tras su deportación masiva,  y de los hombres de Johannesburgo que temen el regreso del 'Alien' para llevarse a los suyos.

Neill Blomkamp busca la contradicción entre lo fantástico y lo prosaico, un Star Wars cutre, según sus propias palabras, muy comprometido socialmente. La ruptura con el conflicto del apartheid se produce con la creación del hormiguero que ha perdido a la reina y anda desorientado; esos bichos son como insectos, muy coloridos, mariquitas, hormigas, escarabajos peloteros, con caras parecidas a las humanas, porque los espectadores necesitan reconocerse en la imagen especular cinematográfica para empatizar e identificarse con ellos en una historia como la narrada.


Comentarios