Hilary y Jackie. Anand Tucker





Ficha técnica:

Título original: Hilary y Jackie
País: Reino Unido
Año: 1998
Duración: 121 minutos

Dirección: Anand Tucker
Guión: Fran Cottrel Boyce, basado en el libro 'A Genius in the Family' de Hilary Du Pré y Piers Du Pré
Casting: Simone Ireland y Vanessa Pereira
Dirección de Fotografía: David Johnson, B.S.C.
Música compuesta y dirigida por Barrington Pheloung. Cello solista: Caroline Dale
Edición: Martin Walsh
Director artístico: Charmian Adams
Decorador del set: Tricia Edwards

Diseño de Vestuario:  Sandy Powell
Jefe de maquillaje: Lois Burwell
Jefe de Peluquería: Lisa Tomblin

Productor: Andy Paterson y Nicolas Kent
Productores ejecutivos: Guy East, Nigel Sinclair, Ruth Jackson
Diseño de producción: Alice Normington
Film Four 4, October Films asociado con Intermedia Films y Film Four. British Screen y The Arts Council of England, Oxford Film Company Production; distribución: Manga Films

Intérpretes:

Emily Watson: Jacquie
Rachel Griffiths: Hilary
James Frain: Danny
David Morrissey: Kiffer
Charles Dance: Derek
Celia Imrie: Iris
Rupert Penry-Jones: Piers
Bill Paterson: Cello Teacher
Auriol Evans: Joven Jackie
Keeley Flanders: Joven Hilary
...

Sinopsis:

Emily Watson (Rompiendo las olas) y Rachel  Griffiths (La boda de Muriel) dan vida Jacqueline y Hilary Du Pré, dos hermanas dotadas de un gran talento para la música que compartieron mucho más que sus vidas...
Unas vidas que tomaron rumbos diferentes: mientras Hilary formó una familia, Jacquie se convirtió en un fenómeno mundial, un verdadero ídolo que recorrió el mundo. Una estrella que lo tenía todo, menos la tranquila y feliz vida de su hermana.

Comentario.

Aunque Anand Tucker comienza el film con una referencia a Jules y Jim de François Truffaut, no es precisamente el  menage à trois, el trío amoroso que gira en torno a una mujer , el que nos evoca la historia de Hilary y Jackie, sino el tremebundo drama de ¿Qué fue de Baby Jane? de Robert Aldrich (1962) que contempla la insana relación entre dos hermanas, cuya trayectoria  artística y personal prueba que el hombre siempre copia la realidad, aquello que puede observar, en sus ficciones. Leyendo opiniones de críticos y lectores adviertes, en ocasiones, la dureza de la reacción frente a quien se considera inferior y el sacrificio que éste debe ofrecer al genio, incluido  hacerle un hueco en la propia cama. La película se basa en un libro escrito por los dos hermanos de la ilustre concertista, que revelan a sus lectores la dureza de tener "A genius in the Family", y exponen en público los trapos sucios de la familia.


Jacqueline  Du Pré


El director se rinde ante un clasicismo formal  que roza el academicismo y deja al espectador muy perturbado con un melodrama propio de la primera mitad del siglo XX, un envoltorio idóneo para acercarse a la vida de la esposa y compañera de oficio del prestigioso director de orquesta Daniel Barenboim, que se debió retirar a los 28 años a causa de una esclerosis múltiple, y murió en Londres a los 42 años. Tras dar la noticia de su muerte la radio del coche en el que viaja su hermana Hilary, se menciona expresamente su interpretación del concierto para cello de Edward Elgar. Puede que a muchos les moleste tener que aceptar que todo lo que se oculta detrás de su ídolo, y a pesar de su sensibilidad para la interpretación o la creación, no es loable, y que, si bien la sinopsis oficial nos informa de que cada una de las hermanas eligió un modo de vida, lo cierto es que Jackie invadió la de Hilary y le intentó arrebatar todo aquello por lo que se había esforzado, de cuya modestia se reía,  incluidos su marido y sus hijos.

La biografía no es amable con la concertista que no respetó a  nadie ni a nada, y, si bien Barenboim estuvo con ella hasta el final, ya había formado una nueva pareja con la bailarina Elena Bashkirova, de la que además había tenido hijos antes de la muerte de Jackie, casándose con ella tras su desaparición; en ocasiones la fama oculta grandes tragedias. Anand divide el film  en dos partes, enmarcadas por un flashback de las dos niñas en una playa: en la primera contempla la relación entre ambas desde la perspectiva de Hilary y en la segunda desde la de Jackie, precedidas por el nombre de cada una de ellas, narradoas siempre con cámara objetiva y nunca en primera persona.

A pesar de la pretendida excelencia y exquisitez del lenguaje visual con el que se recrea la educación de las jóvenes , en una casa de músicos de prestigio, los teatros y el glamour, y con homenajes constantes a Tarkovski (secuencia de la habitación de Jackie en casa de su hermana, cuando es visitada a instancia propia  por el marido de ésta ), o a Terrence Malik en esa comunión del ser humano con la naturaleza, explícita en la playa con la que sueñan las protagonistas desde pequeñas, el realizador cae en el tópico más vulgar en el recorrido por las diversas capitales europeas durante las giras de la solista de cello, como identificar Madrid con una 'manola', un cartel de una corrida de toros y una mujer con mantilla, o Moscú con unos músicos delante de un icono, etc., imágenes que difí,mcilmente se pueden encontrar en un auditorio de música clásica o en las fiestas que le suceden.


Comentarios