La dama de hierro.Phyllida Lloyd


Ficha técnica:

Título original: The Iron Lady.
País: Reino Unido:
Año: 2011.
Duración: 106 minuto.

Dirección: Phyllida  Lloyd.
Guión:  Abi Morgan.
Casting: Nina Gold
Música: Thomas Newman; supervisor: Ian Neil
Director de Fotografía: Elliot Davis.
Edición: Justine Wright.
Director artístico: Nick Dent
Decorador del set: Annie Gilhooly

Diseño de Vestuario: Consolata Boyle.
Diseño de maquillaje y peluquería: Marese Langan

Productor:: Damian Jones.
Co-Productor: Anita Overland, Colleen Woodcock
Productores ejecutivos: François Ivernel, Cameron McCracken, Tessa Ross, Adam Kulick
Diseño de producción: Simon Elliot.
Compañía  distribuidora: Wanda Visión; Productoras: Dj Films Production, Pathe/ Film4 y UK Film Council, Goldcrest Film Production LLP, Canal  + y Cine I


Intérpretes:


Meryl Streep :Margaret Thatcher,
Jim Broadbent :Denis Thatcher,
Richard E. Grant :Michael Heseltine,
Iain Glen :Alfred Roberts,
Anthony Head :Geoffrey Howe,
Roger Allam :Gordon Reece,
Alexandra Roach :Margaret Thatcher joven,
Harry Lloyd :Denis Thatcher joven.


Sinopsis:

Una Margareth Thatcher octogenaria, recuerda el pasado con su marido Denis Thatcher, al que ha hecho famoso por su tarea al frente del gobierno británico, que dirigió con puño de hierro. Ahora Phyllida  Lloyd (Mamma mia ) nos la presenta en el lado más humano, en el que los miembros de su familia sienten temor por su salud mental a causa de la  preocupante confusión que manifiesta entre el pasado y el presente.Margareth  Thatcher fue la primera mujer presidente del Partido Conservador Británico y la primera que ocupó el cargo de Primera Ministra del gobierno. Su dominio político duró 11 años , durante los cuales se enfrentó sin tapujos a los principales líderes europeos y mundiales. Con su duro carácter marcó un antes y un después en la política internacional, dejando de lado su condición de mujer en un mundo de hombres y pasando a la historia con el agnomen de 'La Dama de Hierro'.




Phyllida Lloyd
Comentario.

Una mujer aborda el retrato de la trayetoria vital de  otra, lo que no necesariamente significa que la película de . Phyllida Lloyd consiga que nos fijemos en esta cuestión y olvidemos todo lo demás. La directora emprende  un proyecto que excede a sus aptitudes creativas (Antonio José Navarro. Dirigido por...enero 2012), más que una biografía es  un biopic descafeinado.que ha dado pie a algunos críticos para arremeter contra la clase política en general, y la vertiente feminista en particular. Hablar de una mujer que se ha abierto camino en un mundo de hombres no supone en absoluto hacer un planteamiento de género, y  las ruinas que dejó a su paso la Atila moderna han quedado plasmadas en el cine de  tantos y tantos directores británicos,  como Mike Leigh,  en películas  como Todo o nada, una crónica del empobrecimiento del pueblo británico durante el reinado de la 'dama'. Todo el mundo tiene su corazoncito y no sé si merece la pena hacer una película en la que se muestra a una mujer a la que no le tembló el pulso para tomar decisiones draconianas, temblando a su vez ante el recuerdo de un marido al que orilló en vida,  en pleno ocaso vital. Murió como mueren tantas y tantas personas de su edad, con sus facultades mentales disminuidas y preocupada por el preciode la leche, como buena hija de tendero, según la apreciación de  sus propios compañeros de partido.

Antonio José Navarro utiliza el término hagiografía (vidas de los santos), en su versión secular aduladora e incondicional, y para que nos hagamos una idea de quién fue el personaje y qué representó el thatcherismo conservador de la que fuera primera ministra entre 1975 y 1990 reproducimos el análisis del crítico: "Defensora a ultranza de las teorías del economista neoliberal Milton Friedman (1912-2006), la Primera Dama afirmaba que los fondos destinados a programas sociales debían suprimirse, privatizándose al mismo tiempo todos los sectores económicos y estructurales clave de la sociedad, exceptuando el ejército y la justicia". Se embarcó en guerras coloniales con Argentina por la soberanía sobre las Islas Malvinas (1982),que le dieron la mayoría absoluta,  provocó con sus medidas antisociales un enfrentamiento con el Sindicato Nacional de Mineros, reprimiendo las huelgas con medidas absolutamente ilegales (Billy Elliot de Stephen Daldry), se alió con  Reagan y Busch en la guerra fría. "Odiada por una amplia masa de ciudadanos, los años de Thatcher son recordados como años de destrucción:  destrucción de la industria británica, de los servicios públicos, de la vivienda pública, del concepto de una sociedad solidaria, compasiva, destrucción de la decencia en la vida pública..."

Constantemente se repite que hizo lo que debía de hacer, expresión demasiado familiar para los ciudadanos del mundo de ahora, comparándola con  el personaje de Dickens de Cuentos de Navidad, Ebenezer Scrooge. Pero una se pregunta para qué era necesario tanto sufrimiento de su pueblo ¿Es preciso de nuevo ahora, tan solo veinte años después?. Para contrarrestar tanta dureza,  la guionista nos la presenta anciana, afectada de  altheimer, preocupada por  el precio de la leche (¿mala conciencia?) y recordando a un marido al que no hizo caso mientras vivía, y que se despidió de ella asegurando que no lo echaría en falta, pues había aprendido a vivir sola, sin ataduras sentimentales.  Aunque no obvia del todo su mal carácter, presenta a sus opositores políticos, a los manifestantes de la calle, como una sucia y peligrosa turba de exaltados que no entienden a largo plazo las bondades de su política, frase con la que termina el trailer, "Señores! ¿Nos reunimos con las señoras?", es muy significativa. De las críticas que recoge Filmaffinity, me quedo con la de Carlos Boyero de 'El País'; Aclarado mi admirativo pasmo ante la protagonista de La Dama de Hierro, el entusiasmo se limita a eso. El resto es indiferencia ante una historia y unos personajes cuyos problemas no logran implicarme."

Si de algo  puede servir la película de Phyllida es  de 'aviso a navegantes' , incluidos los conservadores, porque cuando se desata la ambición, la avaricia y la locura frenarla no sólo cuesta dinero, sino miles de vidas humanas. La Thatcher no sólo perdíó todo sentido de justicia o igualdad entre los seres humanos, sino que no creía  en los impuestos y que había que imponer una tasa única, independientemente de la fortuna o la miseria del contribuyente, para que todos se sintieran británicos y  no confiaran la resolución de sus problemas al gobierno. Y ya puestos ¿Por qué no ponerles una multa por ser ingleses y de esa forma prevenir los delitos? La dama prometía liberar al país del yugo socialista y devolverla la grandeza , aplicando la medicina amarga de  los rercortes inhumanos. Mientras ella vendía esta nociva idea el mundo veía como los ingleses caían en la pobreza y la depauperación, y para hacerles olvidar el hambre y la miseria los metió en una guerra con los fascistas argentinos, que necesitaban el conflicto tanto como ella, y a cambio mandó cartas de condolencia a las madres empobrecidas de los muertos en combate. Cayó cuando ya no la soportaban ni sus compañeros de patido, y creyendo que había salvador un país que hoy está hecho unos zorros y debe soportar más recortes homicidas.

Fuera del poder y falta de apoyos dedica una serie de insultos a los suyos propios: débiles, y algo más que no es aceptable,como 'hombres'. El pueblo ni le ha agradecido nada, ni la ha olvidado, y ahí están  Mike Leigh, Ken Loach o Stephen Daldry, que nos enseñaron como vivían los parados y los pobres de las zonas mineras y los suburbios de las ciudades, para que no se nos olviden  las penalidades del pueblo británico, especialmente cuando otra 'Dama de Hierro' intenta dominar el mundo. Esta ancianaprotegió al cruel dictador Pinochet cuando  los demócratas intentaban hacer justicia. Concluidala función, la estancia vacía que momentos antes ocupaba la premier es el homenaje que le rinde la cineasta Phillyda Lloyd, en este ejerciciode revisionismo histórico con pretensiones de equidistancia.

Meryl Streep recibió los premios más  apetecibles para los actores, lo que revela por dónde camina la industria y la crítica cinematográfica:

2011: Premios Oscar: Mejor actriz (Meryl Streep) y mejor maquillaje 
2011: Globos de Oro: Mejor actriz dramática (Meryl Streep)
 2011: Premios BAFTA: Mejor actriz (Streep) y maquillaje y peluquería. 4 nominaciones 
2011: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor actriz (Meryl Streep) 
2011: Critics Choice Awards: Nominada a mejor actriz (Streep) y maquillaje 
2011: Screen Actors Guild: Nominada a mejor actriz (Streep) (Filmaffinity)

Comentarios