Conociendo a Jim. Steve Buscemi



Ficha técnica:

Título original: Lonesome Jim
País: Estados Unidos
Año: 2005
Duración: 91 minutos

Dirección: Steve Buscemi
Guión: James C.Strouse
Casting: Shera Jaffe, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Phil Parmet
Música: Evan Lurie
Edición: Plummy Tucker
Decorador del set: James Beaver

Diseño de Vestuario: Victoria Farrell

Productor: Gary Winnick

Intérpretes

Casey Affleck  Jim,
Kevin Corrigan  Tim,
Mary Kay Place  Sally
Seymour Cassel  Don
Rachel Strouse  Rachel
Sarah Strouse  Sarah
Rick Duplissie Bar Patron
Liv Tyler  Anika

Sinopsis:


Jim (Cassey Affleck) es un joven de 28 años que vuelve a su pueblo natal en Indiana, a vivir de nuevo con su familia, su padre, su hermano y los hijos de éste. Allí conocerá a una joven madre (Liv Tyler) cuyo hijo verá en él a su figura paterna.

En 2006 recibió el National Board of  Review (NBR), top películas independientes del año.

Comentario.

Steve Buscemi, afamado actor que dirigió unss pocas películas,  muestra una gran  sensibilidad ante los fracasos de la vida y el choque entre padres e hijos, especialmente cuando los progenitores han decido apoyar las ilusiones y los sueños  de sus vástagos,  haciéndolos más vulnerables frente al cinismo de una sociedad fracasada y resentida. Buscemi construye su metáfora apoyándose en un juego competitivo como el baloncesto. Jim entrena a un grupo de niñas que jamás ha ganado un partido y las anima con un argumento: ¿no debemos siquiera apostar  y jugar porque estamos convencidos de que vamos a fracasar?

La falta de oportunidades y la crueldad de una sociedad que condena a los padres que no han educado a sus hijos para la sumisión y la esclavitud son la causa de la depresión de los hijos y el dolor de la madre, que paga cara su rebeldía vital, hasta que Jim entiende que huir, que cambiar de lugar no le reconcilia con la realidad, y opta  por aceptar el amor de su familia y de una mujer y su hijo.

El  actor/cineasta bucea en los sentimientos de tantos jóvenes que luchan por vivir de acuerdo con sus inclinaciones y no con las necesidades que, en cada momento,  marca una visión materialista y económica de la vida, destinando a los trabajos menos cualificados a los mejores de cada generación. Muchos han realizado sus sueños apoyados en la notoriedad de sus familias, pero muchísimos más lo han hecho al margen de los cauces que marcan quienes  tienen  el poder para hacerlo. Algo que están empezando a experimentar muchos jóvenes entre veinte y cuarenta años, que caminan hacia la depresión o la rebeldía.



Comentarios