Freddy versus Jason. Ronny Yu. Ficha técnica ampliada y comentario.




______________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título de la película: Freddy vs. Jason.
País: Estados Unidos.
Año: 2003.
Duración: 113 minutos.

_____________________________________________________________________________________________________________

Dirección: Ronny Yu
Guión: Damian Shannon y Marc Swift
Casting: Annette McCaffrey
Música y Sonido: Graeme Revell
Dirección de Fotografía: Fred Murphy
Montaje: Mark Stevens
Dirección artística: Ross Dempster
Efectos especiales: Amanda Paller, Connor McCullagh, David Barkes...

______________________________________________________________________________________________________________

Diseño de Vestuario: Charise Jacques
Maquillaje: Bill Terezakis

_______________________________________________________________________________________________________________


Producción: Sean S. Cunningham
Productores ejecutivos: Douglas Curtis, Renee Whyt, Robert  Shaye, Stokely Chaffin
Diseño de producción: John Willett
New Line Cinema, Sean5, Cunnigham Films, Avery Pix, Gecchi  Gori Group Tiger Cinematografica, WTC Productions, Yannix Technology Corporation

_______________________________________________________________________________________________________________

Intépretes .

Robert Englund :Freddy Krueger,
Ken Kirzinger: Jason Voorhees,
Monica Keena: Lori Campbell ,
Jason Ritter: Will Rollins,
Kelly Rowland: Kia Waterson,
Chris Marquette: Charlie Linderman,
Brendan Fletcher: Mark Davis,
Katharine Isabelle: Gibb Smith,
Lochlyn Munro: Scott Stubbs,
Kyle Labine ; Bill Freeburg,
Tom Butler: Dr. Campbell,
Gary Chalk: Sheriff Williams,
Jesse Hutch: Trey,
David Kopp: Blake,
Odessa Munroe : Heather ,
Chris Gauthier : Shack,
Paula Shaw: Pamela Voorhees ,
Sharon Peters: Sra. Campbell.

___________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis.

Freddy Krueger esta atrapado en el infierno junto con Jason , enfurecido al ver cómo los padres de Springwood han descubierto la manera de borrar los recuerdos de los niños, sin los cuales pierde todo su poder y es incapaz de escapar. Por esta razón localiza a Jason Voorhees en el infierno y disfrazado de Pamela Voorhees, la madre del asesino, le convence para que vuelva al mundo de los vivos, y se instale en el número 1428 de Elm Street con el objetivo de matar a adolescentes. De este modo ambos quedan compensados: Jason sacia su sed asesina y Freddy se lleva la gloria, de manera que el miedo creciente de los jóvenes le permitirá escapar de su prisión infernal. Pero, aunque los cadáveres empiezan a acumularse en Elm Street y la reputación de Freddy cobra nueva vida, éste descubre que Jason no está dispuesto a renunciar a sus costumbres asesinas y dejarle el camino libre, lo que será causa de un enfrentamiento de proporciones épicas entre ambos, alternando el mundo de los sueños con la dura realidad de los vecinos del castigado barrio.

___________________________________________________________________________________________________________________

Comentario.

Se acerca la noche de Halloween y las televisiones temáticas, como XTRM, rescatan, como XTRM, películas emblemáticas del cine gore y de terror. Freddy versus Jason ofrecen dos por uno en un mismo paquete, que además tiene el valor supremo de haber quitado a ambas sagas, ya muy desgastadas,  todo su significado y a la vez demostrar que la sucesión de imágenes de violencia suprema sin ningún otro significado que el de la existencia del mal  alienado, ajeno a la lógica y la racionalidad, no siempre funciona, y puede llegar a producir el efecto contrario: la hilaridad ante el ridículo ajeno.

En este ejercicio de revisionismo de las dos importantes franquicias, se señala que Freddy murió quemado y Jason Woorhees ahogado, lo que viene a representar que dos elementos incompatibles entre sí, dos de los cuatro patrones que se usan desde la antigüedad para explicar la naturaleza, no pueden colaborar ni tan siquiera para extender el terror, lo que  nos lleva a un punto de reflexión metafísica sin salida: el monstruo que crece en nuestro subconsciente, alimentado por nuestros temores y sentimientos de culpa, rescata al asesino vengativo para atribuirle todos los crímenes que piensa cometer él -¿?- , sin tener en cuenta que el retoño de la familia Woorhees le ha tomado gusto al hábito de matar, incluso en lugares concurridos, realizando auténticas masacres apoyado en la seguridad que le otorga el hecho de ser inmortal. Jason siempre fue, aunque poco a poco perdió su significado original, el emblema de la venganza de un medio rural e ignorante, una constante del cine de terror, frente a unos 'capitolinos' que imponían su moral 'desvergonzada', su sexualidad precoz, fuera de la mirada de los adultos, primero en su irrupción llamativa y ruidosa en pequeñas localidades de la  América profunda, y luego en lugares apartados, en los que algunos ejercían la función de monitor de campamento, cuya  desatención de los menores, en el caso del albergue de Cristal Lake, tuvo funestas consecuencias. Cuestión que se encarga de justificar la sensual Lori Campbell, interpretada por Monika Keena, que en su sueño inducido contempla la muerte de Jason y afea la conducta de los monitores entregados a sus juegos sexuales e indiferentes a la tragedia que se estaba produciendo.

La culpabilidad de la población en el linchamiento de Freddy, que obliga a la policía cómplice a actuar de una forma opaca, también se justifica, por la maldad intrínseca de un personaje que no sólo merecía pasar su vida entera en la cárcel, sino ser ajusticiado por la población. En este contexto frases rimbombantes como las de Kruger  con las que alecciona malévolamente a sus futuras víctimas carecen de sentido: " No te preocupaes del mensajero, lo único que tienes que  temer es el propio  miedo". El miedo, cuando es justificado, activa nuestros mecanismos de defensa. El hombre de la mano cortante, de dedos formados por enormes cuchillos, deja de esta forma de  emblematizar los temores, los demonios y las culpas del ser humano y pasa a ser un auténtico psicópata, que importa poco que actúe mientras su víctima duerme o está despierta, como ocurre con una de las amigas 'listillas' de Lori. Incluso el terrible padre de la protagonista es el progenitor ejemplar que salvaguardaba a las mujeres de su familia del sádico asesino que tenían fijación con ellas, como se explicita en la imagen en la que Freddy levanta con uno de sus cuchillos la enagua que cubre las vergüenzas de la chica con aviesas intenciones. La cuestión es que, a pesar de haber visto cómo un fantasma mataba a su mujer el que acaba en el manicomio es el amigo de su hija que había presenciado el asesinato, probablemente porque este honorable psiquiatra entendía que si contaba su verdad el que terminaba recluido era él.

El asesino sociópata que actúa sin motivación alguna aparente goza de buena acogida en un amplio sector de fans del género, pero como demuestra el maestro del giallo italiano Dario Argento, (Profondo rosso), cuya obra ha tenido amplia repercusión en el cine americano, sin olvidar a Quentin Tarantino, incluso detrás del placer de matar sin causas que lo justifiquen, hay un trauma profundo que enraiza en las condiciones sociales del asesino, independientemente de su estatus social. Es cierto que asesinos como los protagonistas de Funny Games (Haneke, 2007) producen una tremenda inquietud, porque son personas  de apariencia normal a las que muchos abrirían la puerta de su casa, pero eso no significa que su comportamiento patológico no tenga causas, aunque sean infinitamente más  terribles que la de nacer pobre o crecer en una familia desestructurada. Lo que ha hecho Ronny Yu ha sido cargarse dos franquicias, ya medio muertas, y convertirlas en un producto cómico, que nada tiene que ver con sus originales.


Comentarios