Gravity. Alfonso Cuarón






Ficha técnica:

Título original: Gravity
País: Gran Bretaña
Año: 2013
Duración: 91 minutos

Dirección: Alfonso Cuarón
Guión: Rodrigo García, Alfonso y Jonás Cuarón
Director  de Fotografía: Emmanuel Lubezki. Color
Música: Steven Price
Edición: Mark Sanger y Alfonso Cuarón

Diseño de Vestuario: Jany Temime

Productores: David Heyman y Alfonso Cuarón.
Diseño de producción: Andy Nicholson
Compañías. Productora: Reality Media, Esperanto Filmoj, Heyday Films para Warner Bros.


Intérpretes:

Sandra Bullock: Dra. Ryan Stone)
George Clooney : Matt Kowalsky
Paul Sharma: Shariff


Sinopsis:

La doctora Ryan Stone, (Sandra Bullock), es una brillante ingeniera especializada en medicina, que realiza su primera misión en un transbordador. Comparte viaje espacial con el veterano astronauta Matt Kowalsky, (George Clooney), al mando de su último vuelo antes de retirarse. Pero en un paseo espacial aparentemente de rutina se desencadena el desastre: el transbordador queda destruido, dejando a sus tripulantes completamente solos, unidos el uno al otro y dando vueltas en la oscuridad. El terrible silencio les indica que han perdido cualquier vínculo con la Tierra y cualquier posibilidad de rescate. A medida que el miedo se va convirtiendo en pánico, cada bocanada de aire consume el poco oxígeno que queda. Pero el único camino a casa solo puede encontrarse adentrándose más y más en la aterradora extensión del espacio.  (1)

Críticas y comentario.

Angel Sala (2) hace unas afirmaciones en la entradilla de su artículo para la prestigiosa revista de cine de la que es colaborador habitual, que coinciden con las opiniones que habitualmente vertemos en nuestro blog, basándonos en la simple observación del género y su comparación con los cientos de películas que se estrenan en el mundo cada día, un hecho paradójico que coincide con el cierre de salas de proyección, que dejan a demasiadas ciudades sin el privilegio de poder asistir al espectáculo de contemplar magníficas obras, creadas para ser vistas sentada en tu butaca  y sometiéndote a un deliberado proceso de inmersión de las imágenes que nos ofrece una pantalla que nos invita a participar en una historia con la que nos compenetramos durante unas horas. Sala dice: "Es extraño en el Hollywood actual que nos encontremos una utilización de un género, en este caso de la ciencia-ficción, de forma tan inteligente, compleja, rica, y a la vez, comercial, espectacular y adictiva, como la que hace Gravity, el último film de Alfonso Cuarón. Una producción que revoluciona el medio cinematográfico, da vida al  3D ( y al inexistente en España formato Imax) y que consigue sensaciones y emociones que hace mucho tiempo que no veíamos en el cine norteamericano. Estamos sin duda ante la confirmación de uno de los grandes  directores de la actualidad y una de las grandes películas del año (si no la más grande)". No puede ser más explícito.

Afirmaba el historiador Pierre Vilar, en respuesta a un etnólogo, que el problema que  tienen ciertos hombres es que cuando se acercan a cualquier hecho, resto o circunstancia tienen un handicap, el de creer que las cosas son, siguen siendo y siempre  serán  igual,  sin darse cuenta de que buscar la verdad, la realidad de 'una experiencia cualquiera es un espejismo, una quimera; cualquier  reflexión realista, por mucho que esté en clave metafísica, no nos devolverá a los tiempos de Stanley Kubrick,  cuando hizo hace casi cincuenta años sus odisea del espacio , ni a la mirada distorsionada  del universo infantil de Lewis Carroll, ni a las elucubraciones místicas de Bergman sobre Dios, la muerte o la imposibilidad de la pareja. Cualquier espectador que asista a una proyección de los años cuarenta del siglo pasado observará la evolución social y de las costumbres desde entonces hasta hoy, tiempo  en el que la extensión de un espíritu laico y agnóstico lleva emparejada una visión pragmática del mundo y del universo, que es probable que a muchos no les guste; la situación del hombre que lo arrastra irremisiblemente a un mundo sin dios, ni piedad, ni solidaridad, ni compasión, bien merece los esfuerzos que está realizando el género de ficción, no sólo para poder entender qué le sucede a la humanidad, sino de qué forma se pueden construir metáforas que alimenten la esperanza de los hombres en un cambio profundo y un mundo mejor, que tengo la impresión de que están siendo despreciadas por los sectores elitistas, cuyos problemas existenciales son una burbuja en una sociedad depauperada en progresión geométrica. De momento.

Gravity es, para Ángel Sala, un experiencia sensorial, algo extraño en el cine de hoy, algo para ser disfrutado con las nuevas tecnologías de 3D e Imax, el vértigo que se experimenta en los monstruos mecánicos de las ferias, para sentir" lo minúsculo de la existencia, el abismo sordo que nos rodea".  Un film poco referencial, que se aproxima, con matices, a la experiencia lisérgica de los jóvenes que  buscan el traslado a otras dimensiones abducidos  por  BSO envolventes y ediciones veloces que no  permiten el descanso de la retina. Con Cuarón el espectador siente la ingravidez, la soledad del espacio exterior de forma 'veraz', algo  a lo que le da mucha importancia cierto sector de la crítica, (claro que nadie ha estado en esa situación para comprobarlo), lo que les permite enlazar con el cine clásico o verité, olvidando que la ciencia-ficción es el género con más libertad para crear metáforas que existe, capacidad que, afortunadamente muchos cineastas están utilizando para evitar términos clásicos muy verdaderos, como buenos, malos, codiciosos, despiadados, etc., que se esconden tras las figuras ficticias de extraterrestres y monstruos mutantes, que los jóvenes de nuestro tiempo saben descodificar muy bien.

Seguro que el film del ilustre mejicano va a gustar al público, porque es un hombre de su tiempo que no desprecia las nuevas tecnologías que anuncian la revolución de los medios de producción más grande 'que se conoce', como han hecho otros realizadores, entre ellos Blomkamp, Guillermo del Toro o  Kosinski . Para Sergi Sánchez, la necesidad de  convertir el viaje astral de Sandra Bullock en una operación redentora resulta algo decepcionante, aunque a la par reconozca que el cineasta ha realizado "una hipnótica película de 90 minutos, un salto al vacío técnico  (el plano-secuencia de arranque pasará a la historia: de visión obligada, esta vez sí en 3D)..." (3)

Rubén Romero, en Cinemanía lo expresa estupendamente: Gravity es un hito cinematográfico, no por la excelencia del guión, ni por el trabajo de los actores, hecha la excepción de George Clooney, sino porque es una inmersión única de todos y cada uno de nuestros sentidos, que devuelve al espectador a los orígenes mismos del cine: como los primeros que vieron la Llegada del tren a la estación de La Ciotat de los Lumière sabemos, porque lo dice nuestra mente, que es cine, que es representación, pero nuestro cuerpo se niega a aceptarlo. Epidérmica, claustrofóbica, asfixiante, transporta nuestro organismo a un estado que nunca antes habíamos experimentado en una sala de butacas. Levitamos. Flotamos. Transpiramos.(4)


José Arce insiste en la importancia de la experiencia de los sentidos, sin convertirla en algo clásico y sublime, sino en el perfeccionamiento de un recurso que, en ciertos foros,  parecía llamado a desparecer, el 3D: "Despampanante drama espacial de Alfonso Cuarón que logra una experiencia cinematográfica inmersiva como hacía mucho tiempo que no disfrutábamos. Una joya instantánea, obligatoria. " (5)


(1) Asgeek.es
(2) Houston, tenemos muchos problemas. Ángel Sala. Dirigido por...Octubre 2013)
(3)Sergi Sánchez. Gravity. Fotogramas.es
(4) Rubén Romero. Gravity. Cinemanía
(5)José Arce: "Gravity": Algo que contar. La Butaca. net

 

Comentarios