Men in black : Hombres de negro. Barry Sonnenfeld



Ficha técnica:

Título original: Men in Black
País: Estados Unidos
Año: 1997
Duración: 98 minutos

Dirección: Barry Sonnenfeld
Guión: Ed Solomon, basado en el cómic de Lowell Cunningham
Casting: Alyson Silverberg
Dirección de Fotografía: Donald Peterman
Música:  Danny Elfman
Edición: Jim Miller
Dirección artística: Tom Duffield

Diseño de Vestuario: April Hunter- Reed
Maquillaje: Anthony Veade

Producción: Laurie McDonald, Walter F.Parkes
Productores asociados: Steven  R. Molen
Productor ejecutivo: Steven Spielberg
Diseño de producción: Bo Welch
Compañías. Productora: Columbia Pictures Corporation, Amblin Entertainment, McDonald/Parkes Productions; distribución: Columbia TriStar Films

Intérpretes:

Tommy Lee Jones :Kay,
Will Smith : Jay,
Linda Fiorentino :  Laurel Weaver,
Vincent D'Onofrio:   Edgar,
Rip Torn :  Zed,
Tony Shalhoub :  Jeebs,
Siobhan Fallon :  Beatrice,
Mike Nussbaum :  Gentle Rosenburg ,
Jon Gries :  Van Driver

Más créditos en Imdb

Premios:

1997: Oscar: Mejor maquillaje. 3 nominaciones
1997: Nominada al Globo de Oro: Mejor película comedia o musical
1997: Nominada Premios BAFTA: Mejores efectos especiales visuales

Género: Comedia, Ciencia-ficción, adaptación de cómic

Sinopsis:

Los hombres de negro son agentes estatales que forman parte de una unidad especial, altamente secreta, que vigila a los alienígenas que conviven con nosotros. Dos de estos agentes descubren a un terrorista galáctico  que pretende acabar con la humanidad.

Comentario:

Una divertida comedia, muy bizarra, en la que un agente experimentado y un joven que hace bueno el axioma de que la ignorancia es atrevida, se enfrentan a un alienígena que reproduce la forma de uno de los animales más asquerosos que conviven junto a las ratas con los hombres: la cucaracha; si ya es horroroso econtrarse con estos insectos, corriendo negros y redondos, es insoportable imaginarlos de un tamaño que dobla o triplica el de los humanos; el asco y  la repugnancia se desbordan en determinados momentos dando rienda suelta a lo escatológico.

Coches que violan las leyes de la gravedad, grandes bazukas y ametralladoras, conviven con monstruos que parecen salidos de un film de Carpenter o Craven,   zombies que albergan un secreto en el interior de su cuerpo; nada es como parece, ni los agentes  ni los pseudohumanos, y en todo ello se nota la influencia de Spielberg que ha contribuido a realizar un film sin más pretensiones que hacer pasar un buen rato a su público.  Y lo consigue, sin pretensiones de comedia del año ni de obra maestra, aunque, sin embargo, tuvo una buena acogida del público.

Lo mejor del film es esa mezcla de ciencia-ficción y comedia, combinando elementos de ambos géneros y desdramatizando situaciones que derivan en la risa abierta, venciendo el asco o la repugnancia con la ironía.


Comentarios