Dos tontos muy tontos. Peter Farrelly







Ficha técnica:


Título original: Dumb & Dumber
País: Estados Unidos
Año: 1994
Duración: 106 minutos

Dirección: Peter  Farrelly
Guión: Peter Farrelly & Bnnett Yellin y Bob Farrelli
Casting: Rick Montgomery y Dan Parada
Dirección de Fotografía: Mark Irwin, c.s.a./a.s.c.
Música: Todd Rundgren;  supervisor: Dawn Solér
Edición: Christopher Greenbury

Diseño de Vestuario: Mary Zophres

Productores: Charles B. Wessler, Brad Krevoy y Steve Stabler
Productores ejecutivos: Gerald T. Olson, Aaron Meyerson
Productores asociados: Bradley Jenkel, Chad Oman, Ellen Dumouchel
Diseño de Producción: Sidney J. Bartholomew Jr.
Brad Krevoy, Steve Stabler y Charles B Wessler Production
New Line Cinema, asociada con Motion Picture Corporation of America


Intérpretes:


Jim Carrey: Lloyd
Jeff Daniels: Harry
Lauren Holly: Mary
Karen Duffy: J.P.Shay
Victoria Rowell: deportista
Mike Starr : Joe Mentalino
Charles Rocket : Nicholas Andre
Felton Perry: Detective Dale
Harland Williams
Teri Gard: Helen Swanson



Sinopsis:



La vida de Lloyd y Harry, dos amigos de una estupidez supina, es un auténtico desastre. El primero trabaja como chófer de una limousina, y el segundo se dedica a transportar perros. Cuando Lloyd se enamora de una chica de buena posición, que deja olvidado un maletín en el coche, los dos amigos emprenden un viaje por todo el país para devolvérselo


Comentario:


Pocas veces se da una diferencia de criterio tan diametralmente opuesta entre el público y la prensa. Mientras el primero la califica con la máxima puntuación y la encuentra muy, pero que muy divertida, la crítica oficial la tacha de casposa, penosa, insoportable e insufrible, entre otros mucho calificativos del orden. Mereció incluso una nominación a los premios Razzie para Jim Carrey como la peor nueva estrella. Salvo algún que otro gag inteligente y con algo de gracia, el resto roza el chiste burdo, fácil y la anécdota escatológica  e incorrecta, idónea para adolescentes que buscan la provocación y el escándalo, fuera del alcance de la mirada censora de los adultos, a cargo de dos niños grandes que no quieren crecer y que practican un humor físico, que marcará durante muchos años la carrera de ambos y especialmente la de Jim Carrey.


Los dos amigos son como dos electrones sueltos, dos estrafalarios que conducen coches extravagantes, dos horteras disfrazados de colorines que se desplazan miles de kilómetros en motos infantiles para devolver un maletín a una pasajera que se lo ha dejado olvidado, o al menos eso creen ellos, en la limusina  que conduce Lloyd y cuyo contenido se gastan en horteradas ;  una intervención policial de las que marcan época pondrá fin a tanto destarifo. Estética propia de los Hermanos Farrelli , representantes de la nueva comedia americana, con imagen nitida y cuidada, edición tranquila, música romantica,  envolvente y muy convencional, escrita por el roquero Todd Rundgren, que no hace honor a su trayectoria profesional anterior.




Comentarios