La caverna maldita. Bruce Hunt






___________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnia:

Título original: The Cave
País: Estados Unidos
Año: 2005
Duración: 94 minutos

Dirección: Bruce Hunt
Guión: Michael  Steinberg y Tegan West
Director de Fotografía: Ross Emery, a.c.s.
Música: Johnny Klimek y Reinhold Heil
Casting: Tricia Wood, c.s.a. y Deborah Aquila, c.s.a.; casting asociado: Jennifer Smith
Edición: Brian Berdan, a.c.e.
Director artístico en Rumanía: Corvin Cristian, Vlad Vieru
Decorador del set: Malcolm Stone
Coordinador de especialistas: Glenn Boswell
Intérprete  de la  criatura: Brian Steele
Diseño y supervisión de las criaturas: Patrick Tatopoulos

Diseño de Vestuario: Wendy Partridge

Productores:  Richard Wright y Michael Ohoven; Tom Rosenberg. Gary Lucchesi, Andrew Mason
Productores ejecutivos: Marco Mehlitz, Neil Bluhm y Judd Malkin
Co-Productores: Robert Bernacchi y James McQuaide
Diseño de producción: Pier Luigi Basile
Compañías. Newhd.Org, Screen Gems a Sony Pictures Entertainment Company, Lakeshore Entertainment Production asociado con City Productions y Cineblue y  Screen Gems, Cinerenta

________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Cole Hauser: Jack
Eddie Cibrian: Tyler
Morris Chestnut: Top Buchanan
Lena Heady: Kethryn
Pipar Peralbo: Charlie
Rick Ravanello: Briggs
Daniel Dae Kim
Kieran Darcy-Smith: Strode
Marcel Iures: Dr. Nicolai
Vlad Radescu: Dr. Bacovia

___________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Un equipo de científicos busca una abadía cisterciense del siglo XIII en las profundidades de un bosque de Rumanía, y descubren  por azar que el edificio está construido sobre la entrada a unas cavernas subterráneas; los biólogos del lugar creen que pueden albergar un ecosistema desconocido, por lo que contratan a un grupo de geólogos norteamericanos para que investiguen el lugar. Jack (Cole Hauser) y su hermano Tyler (Eddie Cibrian)  dirigen un equipo compuesto por los mejores submarinistas del mundo, ávido de emociones. Llegan a las aguas del lago donde se encontraba la abadía pertrechados con los instrumentos más sofisticas, incluido  un nuevo tanque que les permite permanecer bajo el agua más de veinticuatro horas. El excepcional grupo, del que forman parte Charlie (Piper Perabo) y Buchanan (Morris Chestnut), comienzan la exploración, cuyos descubrimientos serán de gran trascendencia.

___________________________________________________________________________________________________________________

Comentario.

Compartimos plenamente el criterio de Kevin Thomas (Los Ángeles Times) de que cada vez es más difícil asustar al público, que ha visto realizadas en la pantalla la mayor parte de sus fantasías, por lo que un film de ciencia-ficción opera bien si tiene buena factura, un ritmo de acción adecuado y una metáfora verosímil de la perversión humana, de la que dan buena cuenta películas como Hannah Arendt de Margaret Von Trotta, que  hace emerger los auténticos demonios que llevamos dentro. Y no plantean historias ficticias.

Intentar aterrorizar con los capiteles románicos y sus bajorrelieves historiados demoníacos, con los que se intentaba asustar a los fieles cuando no tenían otra forma de hacerles llegar estas imágenes del infierno que  esperaba a los fieles  cuando murieran a causa de sus pecados, o con mosaicos del mismo estilo, no afecta hoy a nadie; el director no ha sido hábil en la dilatación de las situaciones de tensión a lo que se añade una aparición prematura de unos monstruos viscosos, asquerosos y muy repetidos. Sólo quedan los cuerpos esculpidos, musculosos y fuertes de los protagonistas, espeleológos que trepan por las paredes de las simas submarinas, se introducen por pequeños orificios e intersticios entre las rocas, pero son muy vulnerables a los bichos que provocan terribles accidentes. Incluso el sacrificio del héroe carece de grandeza.

Si se quisiera extraer algo positivo sería quizás una débil advertencia de que nos estamos cargando el ecosistema y creando otro alternativo de seres que se han refugiado en las aguas, menos contaminadas que la superficie, pero que amenazan con volver a su habitat natural: la tierra.


Comentarios