Pie de página (Footnote).Joseph Cedar



______________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Hearat Shulayim
País:  Israel
Año: 2011
Duración: 103 minutos

Dirección: Joseph Cedar
Guión:  Joseph Cedar
Dirección de Fotografía: Yaron Scharf. Color
Música: Amit Poznansky
Montaje: Einat Glaser-Zrhin

Vestuario: Laura Sheim

Productores: David Mandil, Leon Moshe Edery
Compañías: Movie Plus, United King Films

_______________________________________________________________________________________________________________


Intérpretes:

Sholomo Bar-Aba: Eliezer Sholnik
Aliza Rosen:  Yehudit
Alma Zak: Dkla Shkolnik
Daniel Markovich:  Josh
Micah Lewesohn: Yahuda Grossman
Yuval Scharf: Noa
Nevo Kimchi: Fingeroot
Michael Koresh: Yona Solomon
Idit Taperson: Sara Foddor

______________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Hearat Shulayim plantea el sempiterno choque generacional entre padres e hijos, en este caso entre dos profesores universitarios, entre  Eliezer Shokolnik (Sholomo Bar-Aba) y su hijo Uriel (Lior Ashkenazi), un rígido estudioso del Talmud, que fracasa en sus investigaciones, y un joven, también estudioso del talmudismo que disfruta de  un notable prestigio académico, menos riguroso que su progenitor y algo arribista. (Rafael Miret. Pie de página. Caústico retrato de familia).

_______________________________________________________________________________________________________________

Comentario y crítica.

El gran problema del film es que plantea cuestiones nada populares, como disputas que pertenecen al ámbito universitario, cuestiones complejas de transfondo religioso, cuyos protagonistas inspiran poca empatía en los espectadores. Padre e hijo "se verán enfrentados por la concesión del premio Israel a la mejor labor de investigación talmúdica (...) (Cedar) enfoca el tema desde un prisma de comedia ácida, con aristas tan hirientes como las de un cristal mal cortado. A la situación argumental, el director añade una corrosiva mirada sobre el mundo universitario que, al igual que la mayoría de los círculos culturales parece alimentarse de la vanidad y la envidia de sus miembro." (Rafael Miret).

El film ha sido mucho mejor entendido en Estados Unidos que en España, donde ha cosechado críticas adversas. "Se puede tener envidia de cualquiera, excepto de un hijo o de un alumno”. Una enorme verdad, demasiadas veces traicionada, que ejerce como eje central de la película israelí Pie de página. Sacada del Talmud babilónico, la sentencia ilustra a la perfección el doble conflicto del relato escrito y dirigido por Joseph Cedar: el primero, el de un padre y un hijo que, sucesivamente, han dedicado su vida profesional y personal al estudio del Talmud, llegando además a muy distintas conclusiones; y segundo, el hecho de que otorguen a uno de ellos el Premio Jerusalén..." (Javier Ocaña. La envidia insana. Diario 'El País')








Comentarios