13 asesinos. Takashi Miike






______________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Thirteen assassins
País: Japón
Año: 2010
Duración: 120 minutos

Dirección: Takashi Miike
Guión:  Daisuke Tengan , basado en la historia original de Kaneo  Ikegami
Diseño de Fptpgrafia: Nobuyasu Kita
Música: Kôji Endô

Productores: Toshiaki Nakazawa (Sedic International) Jeremy Thomas (Recorded Picture Company) Takashi Hirajō (TV Asahi) Hanway Films, TV Asahi Movie, Sedic International

_____________________________________________________________________________________________________________





Intérpretes:

Kôji Yakusho : Shinzaemon  Shimada
Takayuki Yamada : Shinrokuro Shimada
Yûsuke Iseya : Koyaka Kiga
Ikki Sawamura: Gunjiro Mitsuhashi

_________________________________________________________________________________________________________________




Sinopsis:

El ascenso al poder del joven y sanguinario  lord  Naritsugu, hermano del Shogun, del clan   Akashi, supone una amenaza para el Japón feudal, pues se considera impune y legitimado para cometer todo tipo de excesos; el Consejo es consciente de que, en caso de alcanzar el poder político arruinaría su mandato, pero sus felonías son acalladas sistemáticamente.  Zusho Mamiya, un miembro distinguido del clan Akashi, se hace el haraquiri, con el objetivo de denunciar a Naritsugu,  cuya conducta inmoral y su lascivia no pueden quedar impunes. El Sr. Doi, el encargado de la justicia, debe actuar, por lo que se pone en contacto con Shinzaemon Shimada, que acepta el encargo, por diversas razones, entre ellas el abuso cometido por el homicida contra la mujer y  posteriormente  el asesinato  del hijo del jefe de otro clan, el Owari, que lo había scogido en su casa. De seguir así el horror arruinará la nación y el pueblo  morirá, algo que nadie puede consentir

13 samuráis,  ( que repiten como un mantra 'lealtad y deber'), 13 asesinos, entre los que se encuentra el sobrino de Shinzaemon, Shinrokuro, cada uno de ellos con una habilidad mortal, aceptarán un cruel encargo: matar al joven lord, Naritsugu que viola y asesina a sus siervos, con total impunidad. Pero la misión no es fácil, pues Naritsugu va escoltado por una comitiva encabezada por el letal e implacable Hanbei, uno de sus antiguos rivales.Los samuráis. -los que sirven-, forman parte de una élite militar  al servicio del shogun, un lider castrense que tenía el verdadero poder ejecutivo; el emperador carecía de todo poder y era un mero observador privilegiado. El film es un remake de otra película homónima de 1963, dirigida por   Eichi Kudo.

__________________________________________________________________________________________________________________

Comentario

Hay quien afirma que Takashi Mike es un cineasta capaz de sorprender a propios y extraños, a amantes del género y a quienes se acercan a él de forma accidental. El film comienza con el suicidio ritual o sppuku de un miembro del consejo humillado, y a continuación de forma austera, oscura, y minimalista, solemne y conciso; apoyado en los diálogos,  traslada el sentido del honor de los nobles japoneses, cuyas normas milenarias establecen que si uno de los suyos los deshonra o desdora a cualquier miembro de su familia, ya sea del mismo clan o de otro diferente, no tienen más que una salida, el harakiri; sólo se entiende la dilación del tiempo necesario para vengar a los suyos. Su final no es otro que la muerte.

Takashi Mike presenta a los miembros del Consejo del shogun y a los samuráis  como seres duros, parcialmente escondidos tras fuertes claroscuros,  sentados en el suelo de sobrias estancias, en secuencias nocturnas en las que se fraguan las conspiraciones o se planean las estrategias; las marchas de los guerreros esta tratada con la misma solemnidad Todos los elementos se aunan para trasladar al espectador la gravedad de la deshonra y la exigencia de la venganza, acompañada de la necesidad de hacer justicia para calmar a la población y salvar el régimen militar.Un largo relato de ritmo pausado, que se toma su tiempo, que calcula las estrategias y que madura las respuestas. "Esperar a que el pez se trague el anzuelo", pide Shinzaemon, "Y tirar cuando lo haya hecho; si tiras antes de tiempo, el pez se escapará con el cebo." El enemigo sigue la misma estrategia.

En la segunda parte cambia absolutamente el ritmo de la narración, que pierde su contención clásica y prepara al público para asistir a la representación de la tragedia, a las trampas del pérfido Shinzaemon/Odiseo, el gran estratega que debe compensar con sus estratagemas y engaños la desigualdad numérica con el enemigo, con una puesta en escena sorprendente y espectacular, que  desemboca en el cuerpo a cuerpo deseado por los fans, la exhibición de katanas y el descuartizamiento de los  cuerpos, coreografía exigida por el género y a la que se entrega Takashi Mike, uno de sus máximos representantes.

Una película redonda para algunos, excesiva para los intrusos, pero que sorprende a todos, a causa de la contradicción radical entre las formas corteses y comedidas en las secuencias que preceden a la acción de quienes van a representar la tragedia  de  una masacre total.


Comentarios