A propósito de Llewyn Davis. Ethan y Joel Coen





Ficha técnica:


Título original: Inside Llewyn Davis
País:  USA/Gran Bretaña/Francia
Año: 2013
Duración: 105minutos

Dirección y Guión: Ethan y Joel Coen
Dirección de Fotografía: Bruno Delbonnet. Color
Música: Varios
Montaje: Roderick Jaynes (Ethan y Joel Coen)

Productores: Scott Rudin, , Ethan y Joel Coen
Diseño de Producción: Jess Gonchor
Compañías: Scott Rudin Productions, Mike Zoss Productions, Anton Capital Entertainment, StudioCanal.


Intérpretes:


Oscar Isaac: Llewyn Davis
Carey Mulligan: Jean
John Goodman: Roland Tumer
Garrett Heldlun: Johnny Five
Justin Tmberlake: Jim
Jeanine Serralles: Joy
F. Murray Abraham: Bud Grossman
Ethan Phillips: Mich Gorfein
Max Caslla: Pappi Corsicato
Rubin Bartlett: Lillian Gorfein



Sinopsis:


Llewyn Davis es un cantante de folk que vive en el Greenwich Village, Nueva York, en la década de los 60, ciudad en la que lucha por ganarse la vida como músico, con su guitarra a cuestas, viviendo de la ayuda de sus amigos y de los pequeños trabajos que hace a desconocidos. De los cafés del Village se traslada a un club de Chicago hasta que le surgela oportunidad de hacer una prueba para un magnate de la música Bud Grossman.


Premios (Filmaffinity):

2013: Globos de Oro: 3 nominaciones, mejor película, actor y canción
2013: Festival de Cannes: Gran Premio del Jurado
2013: Critics Choice: 4 nominaciones, incluyendo Mejor película
2013: Premios Gotham: Mejor película. 2 nominaciones
2013: National Board of Review (NBR): Top 10, mejor guión y fotografía
2013: American Film Institute: Top 10 - Mejores películas del año
2013: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor fotografía
2013: Independent Spirit Awards: 3 nominaciones, incluyendo Mejor película
2013: Satellite Awards: 6 nominaciones, incluyendo mejor película y director


Crítica:


En plena crisis global en vísperas de la revolución tecnológica que amenaza por llevarse por delante no sólo la riqueza de las naciones, sino una forma de vivir y de pensar, son muchos los que vuelven su mirada a aquellos mágicos años 60 del pasado siglo XX, también revolucionarios, en los que los músicos eran auténticos artistas y cantautores, que emergían desde el sufrimiento y el asfalto, y no de los karaokes de los pubs, fábricas de clones que cantan con voces impostadas, que presumen de 'ese gran chorro de voz' amaestrada. Recordemos aquel documental, Searching for Sugar Man de Malik Benjelloul, realizado en 2012, sobre un músico que vendió millones de discos en Sudáfrica y nadie sabía quién era. El del músico es el oficio más desempoderante que existe, porque al miedo al fracaso y la inseguridad se une la incomprensión de la gente que rodea al artista; Cecilia Roth, en Martín Hache (Adolfo Aristarain, 1997) le recuerda a su amante, en una conversación en torno a su hijo guitarrista, que el triunfo es la línea divisoria entre una mierda y un Dios; pero hay muchos más ejemplos en el cine. En 'Pequeñas mentiras sin importancia', cuando aparece en una cena de triunfadores un novio músico de Marion Cllard, la pregunta es la del millón: ¿Además de tocar a qué te dedicas?

Ahora, cuando parece que ninguna formación conduce a parte alguna, y los jóvenes se desplazan con maletas en las que llevan sus títulos académicos y los certificados de sus masters, 'su tesoro' mas apreciado que el anillo de  Golum, le llega el turno a la filosofía y se le exige  que aporte soluciones a un destrozo cultural  realizado desde hace demasiado tiempo, que ha ido minando las ilusiones de tantos y tantos músicos como Llewyn DavisTonio L.Alarcón llama la atención sobre el  hecho de la formación filosófica de Ethan, que ha pesado sobre todo su cine anterior, palpable en el cultivo del absurdo, por influencia de Albert Camus, o en la meditación sobre los límites de la percepción y la comprensión humana de  Ludwig  Wittgenstein y Werner Heisenberg (El hombre que nunca estuvo allí, 2001, Quemar después de leer, 2008 y Un tipo serio, 2009), "auténticos vehículos filosóficos, autorrelexivos para ambos autores. Pero lo hace desde la perspectiva del crítico al que no le han ido mal las cosas.

 No es poco habitual que los músicos intenten dar un sentido a su existencia intentando mantenerse con aquello que más aman, es más es una característica intrínseca de su pasión; ahora Tonio L. Alarcón lo reviste de intelectualidad: "Como el Meursault de Camus, el personaje actúa a partir de la falta total de esperanza ( que nada tiene que ver con la desesperación), el rechazo continuo (que nada tiene que ver con la renunciación) y la insatisfacción consciente ( que no se debería confundir con la inquietud juvenil). Su actitud asocial, ácrata, hacia todos los que le rodean define en realidad a un hombre presa de sus verdades. Una vez  que las reconoce, no puede apartarse de ellas (... ) De hecho los Coen le dan al largometraje una estructura  circular, cíclica, que refuerza la textura onírica..." (Volveré si recorro diez mil millas. Dirigido por...diciembre 2013).

Los Coen se basan en el libro de Daven Van Rock, "The mayor of  MacDougal Street, con el objetivo de reivindicar a los jóvenes  músicos un periodo clave en el que un grupo ínfimo de ellos crearon un nuevo acercamiento al folk, , estudiando viejos discos para capturar el sonido rasposo y la crudeza de los 'blues', para luego encontrar formas de hacer que esa música expresara sus propios sentimientos y deseos." (Elijah Wald: "The  World of Llewyn Davis)

José Arce insistie en la filosofía de la derrota , "un elogio del fracaso y de la lucha contra las circunstancias ─sin exculpaciones ni falsas moralinas─ que, como no podía ser de otra manera, se reboza de la personalísima visión artística y técnica de los hermanos y su equipo. Otra de las grandes de este 2013, otra de las que peleará por las estatuillas doradas en un par de meses". (A propósito de Llewyn Davis: Elogio de la derrota. La Butaca.net)

La crítica norteamericana la ha considerado una  de las grandespelículas que se han estrenado este año, una obra enigmática, emocionante e irresistible y merecedora de llevarse a casa más de una estatuilla de oro, "en la que reirás hasta que duela " (Peter Travers. Rolling Stonr)




Comentarios