Aquellas juergas universitarias. Todd Phillips




______________________________________________________________________________________________________________


Ficha técnica:

Título original: Old School
País:  Estados Unidos
Año: 2003
Duración: 95 minutos

Dirección: Todd Phillips
Guión: Todd Phillips y Scott Armstrong, basado en una historia de Court Grandall, Todd Phillips y Scot Armstrong
Casting: Joseph Middleton, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Mark Irwin, c.s.c./a.s.c.
Música: Theodore Shapiro; supervisor: Randall Poster
Edición: Michael Jablow, a.c.e.
Director artístico: Max Biscoe
Decorador del set: Tracy Kirshbaum
Coordinador de especialistas: Thomas Robinson Harper

Diseño de Vestuario: Nancy Fisher
Responsable de maquillaje: Ken Chase
Responsable de Peluquería: Pauletta O. Lewis-Irwin

Productores: Daniel Goldberg, Joe Medjuck t Todd Phillips
Productores ejecutivos: Ivan Reitman y Tom Pollock
Co-Productor: Paul Deason
Diseño de producción: Clark Hunter
Dreamworks, The Montecito Picture Company

__________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Luke Wilson: Mitch
Will Ferrel: Frank
Vince Vaughn: Beanie
Ellen Pompeo: Nicole
Juliette Lewis: Heidi
Leah Remini: Lara
Perrey Reeves: Marissa
Craig Kilborn: Mark
Jeremy Piven: Pritchard
Elisha Cuthbert: Darcie
Patrick Granshaw: Blue
Harve Presnell:
Matt Walsh : Walsh
Patrick Fischler: Michael
Todd Phillips: Gan Bang Guy

__________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Tres amigos que han superado ya los treinta años no están muy contentos con el rumbo que han tomado sus vidas tras licenciarse. Por eso deciden volver de nuevo a la Universidad y formar una fraternidad.

__________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

Todd Phillips es un realizador destacado de la NCA,  (Nueva Academia Americana), que ha dado algunos títulos de éxito en su todavía escasa filmografía, -Resacón en Las Vegas, -Starsky & Hutch, Salidos de cuentas, etc.- tiene algunas virtudes, entre las que no carece de interés su formación en diferentes  profesiones
rednecks o cuellos rojos
relacionadas con el proceso de realización de un film, como actor, guionista, productor y finalmente director, pero también algunos handicaps: si bien trata temas tan universales como  la resistencia a crecer, la vuelta al útero materno a la más mínima complicación, el impulso contradictorio de formar una familia y montar una fiesta desmadrada para despedirse de su vida libre de soltero, etc., no consigue que sus personajes sean universales. El cine en general y el norteamericano en particular tiende a presentar prototipos: bien universitarios pijos, que han logrado un buen empleo, una buena casa, un buen coche o  un buen estatus, o marginados sociales, (terminología que negaría Paul Freire, pues todos formamos parte de la sociedad y no podemos ser excluidos ni marginados, sino desposeídos o explotados por los más poderosos), frikis o rednecks

Todd Phillips propone modelos que se sitúan entre los rednecks y los pijos, igual de paletos que los primeros,  a pesar de haber estudiado en la Universidad, un prototipo que satisfacen a un público muy amplio, que se siente identificado con sus burradas provocativas e incluso escatológicas, que son perfectamente compatibles con un nivel de vida alto y todo aquello por lo que muchos vendieron su alma al diablo en la víspera de la crisis que nos atenaza. Ahora sólo queda la ignorancia y la vulgaridad. Julie Taymor retrató otra juventud en sus películas y nos legó una película tan memorable como 'Across the universe', en la que los verdaderos universitarios compartían sus inquietudes, sus pisos de jóvenes, sus hobbies y  la  escasez de recursos que acompaña a quien todavía no ha ingresado en el mundo de los adultos.

Este amarillismo y falta de compromiso de algunos cineastas consigue el aplauso de amplias capas de público, que encuentran muy divertidos estos productos, aunque no está muy claro si están dispuestos a pagar por ellos el precio de una entrada en una sala de proyecciones o  por la adquisición de un DVD o Blue-ray. Y especialmente soportar durante más de una hora a unos jóvenes que quieren volver a la Universidad con el único objetivo de crear una fraternidad y poder desmadrarse como cuando tenían  casi veinte años menos, dejando hijos y responsabilidades al margen. Curiosamente quien propone este regreso al pasado jamás pisó esta institución, jactándose de haber creado su propio imperio sin apenas saber leer.

Una pizca de injusticia, una maledicencia el prejuicio de unos jóvenes, arrastrados por estos vagos maduros en pro de sus propios intereses, serán los recursos de Todd Phillips para enganchar al público a esta historia insustancial, que no duda en desprestigiar la formación y la cultura. Un final marciano, orientado al conformismo más deplorable, pone el broche de oro a la peor película de este realizador y una de las peores comedias de todos los tiempos, que no sólo no divierte, sino  que deja damnificados, especialmente el buen gusto de las masas de medio mundo. Ver a  Will Ferrel desnudo a la menor ocasión  es un detalle que podría habernos evitado el director, así como difundir la especie de que los españoles son negros, que podían haberlo sido, pero no lo son. Final bizarro inaceptable, incluso para el que se niega a pensar, cuando entra en una sala oscura.



Comentarios