Elysium. Neil Blomkamp. Ficha técnica ampliada y comentario. DVD.Blu-Ray




Fotografía cedida por BMA House a cinelodeon.com



________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Elysium
País: Estados Unidos
Año: 2013
Duración: 110 minutos aproxim.

Director: Neil Blomkamp
Guión: Neil Blomkamp
Casting: Francine Maisler
Dirección de Fotografía: Trent Opaloch
Música: Ryan Amon; Liz Gallacher
Edición: Julian Clarke, a.c.e. y Lee Smith, a.c.e.
Supervisor efectos visuales: Peter Muyzers
Coordinador de especialistas: Mike Mitchell
Director artístico. Canada: Ross Dempster; supervisor: Craig Berkey
Decorador del set: Pewter Lando
Artista conceptual: Syd Head (Blade Runner)

Diseño de Vestuario: April Ferry
Jefe de Departamento de maquillaje: Connie Parker
Responsable de maquillaje: Mike Fields
Jefe de Departamento de Peluquería: Sanna Seppanen

Productores: Bill Block, Neil Blomkamp y Simon Kinberg
Productor ejecutivo: Sue Baden-Powell
Productor asociado: Victoria Burkhart
Productor manager: Mary Anne Waterhouse
Diseño de producción: Philip Ivey
Compañías: Qed International Production, Alphacore Production y Kinberg Genre Production; distribución: TriStar, a Sony Pictures Production, asociada con Media Rights Capital

________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Matt Damon: Max
Jodie Foster: Delacourt
Sharlto Copley: Kruger
Alice Braga: Frey
Diego Luna: Julio
Wagner Moura: Spider
William Fichtner: John Carlyla
Brandon Auret: Brake
Josh Blacker: Crowe
Emma Tremblay: Matilda
José Pablo Cantillo: Sandro
Maxwell Perry Cotton:  Joven Max
Faran Tahir: Presidente Patel
...

________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

En el año 2154, la humanidad está dividida en dos clases: los muy ricos, que viven en una estación espacial artificial e impecable llamada Elysium, y el resto, que vive en una tierra superpoblada y en ruinas. La Secretaria (de estado, se entiende) Delacourt (Jodie Foster) está dispuesta a hacer cualquier cosa para preservar el lujoso estilo de vida de los ciudadanos de Elysium. Pero ésto no impedirá que la gente de la Tierra intente entrar en la estación espacial por todos los medios posibles. Max (Matt Damon) decide arriesgar su vida en una misión que podría traer la igualdad a estos dos mundos polarizados

________________________________________________________________________________________________________________

Comentario..

Hemos escrito mucho sobre esta película. Estas Navidades de 2013 se han lanzado al mercado el DVD y el Blue-ray de los filmes de ciencia ficción que impactaron a los espectadores a lo largo del año, entre las que ocupa un lugar destacado Elysium. Desde los pases previos al estreno para la prensa especializada saltó al primer plano la eterna polémica sobre la integridad del director, la lealtad a sus principios éticos y estéticos o su rendición ante las presiones de la industria, cuyo objetivo es recuperar la inversión e incrementar la cuenta de resultados cediendo a criterios comerciales abiertos al gran público, cuyo resultado es la invasión de  lo que generalmente se denomina productos blockbuster o mainstream. Y el resultado no fue muy favorable a Neil Blomkamp, al que se acusó  de haber cedido, haber abandonado las efectos de extrañamiento que favorecieron y provocaron una reflexión intelectual más profunda  en su primera película, Distrito 9, poblada de aquellos repugnantes crustáceos que hacian aflorar los más recónditos instintos racistas y xenófobos del ser humano. El  trabajo de casting, que se decantó por la elección de grandes estrellas del momento, Matt Damon y Jodie Foster para encarnar a los protagonistas hizo el resto.


No siempre es fácil aplicar la teoría a la obra concreta, pero lo vamos a intentar, ahora que el DVD y el Blue-rey permiten  hacer uso de la moderna moviola . Se ha acusado al constructor de la epopeya de los héroes de nuestra sociedad, dispuestos a sacrificar sus vidas por devolver a sus legítimos dueños, los hombres que pueblan la Tierra, los beneficios de los últimos descubrimientos, en especial los que tienen que ver con la salud mundial, imposibles de materializar sin el trabajo de todos los sectores de la sociedad de todos los continentes,  incluidos los  que proporcionan las materias primas necesarias, privados de lo más elemental para su subsistencia. Este asunto no es intrascendente en un momento en el que la sanidad se ha convertido en el emblema de la lucha de los hombres por la justicia social, en el que los hechos más destacables son el intento de Barak  Obama, el Presidente de la todavía primera potencia mundial, de crear un sistema de seguridad social pública en su país, mientras se desmantela en paises europeos, como España, en un proceso de experimentación de la  expropiación de derechos  sociales muy asentados. Este es, pues, no sólo el subtexto del film de Blomkamp, sino el relato más evidente de la estructura superficial del film.

El arte' povera' de  Blomkamp, que crea escenarios feistas, sórdidos, repletos de más residuos que los que caracterizaron el cine de Tarkovsky, y que convierte las metrópolis de Estados Unidos en unos núcleos paisajísticos que evocan la pobreza de Gaza y Cisjordania, cuyas calles se llenan de niños pedigueños y poblados como los de las grandes gambas de Distrito 9,  se combinan con escenas dramáticas cargadas de emoción, cámaras lentas muy usadas en el cine épico comercial y flashbacks blandos y melodramáticos, a lo Terrence Malik, que buscan más el placer estético que la denuncia; a ello une su vocación de epitome del cine de ciencia ficción desde la primera línea de escritura visual, un homenaje a THX1138 de George Lucas, en el que los hombres, sometidos a servidumbre, fabricaban a los propios guardianes del orden que los iban a reprimirir. En relación con esta aportación de Lucas, decíamos al introducir el post sobre esta obra de culto del género: "Cuando hablamos de distopía aséptica nos referimos al hecho de que los films de ciencia ficción muestran un futuro catastrofista y crean unos ambientes sórdidos, sucios, atrabiliarios, por influencia del cine ruso, que en las décadas de los sesenta y setenta comenzaba a registrar cierto cansancio frente a la política del régimen soviético, que había defraudado a amplios sectores de la intelectualidad. El propio Tarkovski asustó a los suecos por las inmensas cantidades de basura que distribuyó por los escenarios durante el rodaje de Sacrificio, el deterioro que mostraba en las paredes de las viviendas particulares, y en los cuadros y objetos que contenían. El resultado era espectacular y al mismo tiempo desolador..."

La presencia en el proyecto de un artista conceptual , Syd Head, (participación en Blade Runner), encargado del diseño del 'Toro de Standford', ( un anillo en forma de donut)  nada ficticio, que obedece a un proyecto de la NASA de 1975, realizado en la Universidad que le da nombre, que especulaba intelectual y teóricamente sobre la posibilidad de diseñar futuras estaciones especiales habitables, dio forma a  los espacios arquitectónicos interiores ideados para la película, combinando todo tipo de estilos arquitectónicos que representan el Bel Air, una prueba de que el dinero no puede comprar el gusto. La sordidez de la Tierra y la brillante presencia en su horizonte del Elysium se convierte en un recuerdo permanente de cómo la evolución del capitalismo hacia su era suprema de dominio del capital financiero ha abierto una brecha tan grande entre las gentes, tan profunda, que se han aglutinado en dos planetas, sintiéndose  unos y otro como alienígenas de los que hay que defenderse; la llegada de pateras futuristas a Elysium es rechazada con procedimientos bien conocidos por todos nosotros.

Jodie Foster y Matt Damon, dos actores muy comprometidos en la lucha por los derechos civiles en su país, cumplen un objetivo profesional: trabajar en una película de ciencia ficción con connotaciones socio-políticas. El personaje interpretado por Damon, Max, es el arquetipo del hombre corriente, del trabajador infectado, que necesita entrar en Elysium para curarse de una intoxicación por radiación, mortal, que  en el proceso traumático que incluye la violencia física,- la incrustación sangrienta en su cuerpo de un exoesqueleto, una arquitectura efectiva pero realizada con pocos recursos con el objetivo de obtener toda la información necesaria para la guerrilla revolucionaria, como un pirata cibernético, un Julian Assange que lucha por su supervivencia- , irá tomando conciencia de la injusticia del sometimiento y explotación por unos pocos de todos los habitantes de la Tierra, (la sociedad del 1 frente al 99 % de que habla Andy Robinson. Un reportero en la Montaña Mágica), y acabará asumiendo el papel del héroe que lo convertirá en víctima y finalmente en un martir de una causa utópica que se mutará en revolución triunfante.

Imágenes finales de Max nos retrotraen a otras similares de Blade Runner, y la cuestión que se plantea es si finalmente Blomkamp ha cedido tanto a las exigencias de la industria que el discurso comprometido y la representación de los mejores actores, especialmente Matt Damon, capacitado para la acción, pero también para las escenas emotivas, se ha prostituido tanto que ha llegado devaluado al público. Es cierto que entender Distrito 9 exige un mayor grado de implicación del público  para comprender el mensaje anti-segregacionista que lo sustenta, pero yo creo, y esto es subjetivo, como lo contrario, que nadie duda de que Bolmkamp se implica en una lucha para devolver a la población los derechos que le han sido arrebatados; Paul Freire nos dice que no se puede hablar de excluidos, porque todos formamos parte de la sociedad y participamos en el proceso productivo, incluso desde las cárceles, sino de sometimiento, expropiación y explotación, y de esto es de lo que habla Elysium. Después cada uno decidirá hasta qué punto está de acuerdo, le complace, le aburre o rechaza el discurso del cineasta.

Comentarios