Tarzán de las fieras






__________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Tarzan the Fearless
País: Estados Unidos
Año: 1933
Duración: 61 minutos

Dirección:  Robert F.Hill
Guión: basado en una historia de Edgar Rie Burroughs
Dirección de Fotografía: Harry Neumann, Jos Brotherton
Música:
Editor: Carl  Himm

Compañía productora: Wardour Films

__________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Buster Crabbe
Jaqueline Wells
Eddie Woods
Phho McCollough
E.Alyn Warren
Mischa Auer
Matthew Betz
Frank  Lackteen

___________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

El Doctor Brooks, un estudioso de antiguas civilizaciones, cae en manos de la tribu Zar, adoradores del  dios esmeralda. La hija del  explorador decide busar a su padre con Jeff y Nick, dos aventureros interesados en los tesoros

___________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

"La popularidad de las historias de Tarzán, ha incitado al autor a contar ahora, por primera vez, la historia del hombre-mono más fuerte y legendario..." Con esta leyenda se da paso a un film sobre la aventura de un ser humano que se ha criado entre las fieras de la selva, que conjuga  la curiosidad naïf de la joven burguesía por los ambientes exóticos y el interés científico de la observación empírica de un hombre que ha crecido sin contacto con los demás hombres y por lo tanto presenta carencias tan importantes como el lenguaje de sus congéneres y  sólo puede comunicarse con los animales . Pablo Freire afirma que:  "Nadie educa a nadie, nadie se educa a sí mismo, los hombres se educan entre sí mediatizados por el mundo". En conjunto la película emula una visita a un bioparc actual, atrapada en el celuloide, sistema mucho más barato de contentar a las masas.

El film roza con demasiada frecuencia la inverosimilitud más absoluta, que convierte, involuntariamente, la película en un producto cómico. Rodada en  estudios reducidos en los que era difícil reproducir una selva creíble o representar tormentas moviendo los árboles y echando agua con mangueras, mas lo que roza la paciencia y agota la  buena voluntad del espectador actual, es que un hombre, por muy amigo de los animales que sea, se enfrente a un león en una lucha a muerte y salga sin un solo rasguño, o que combata con un cocodrilo en el agua como si fuera un simple lagarto; más curioso todavía es que aprenda a comunicarse con los recién llegados, la chica de la película que busca a su padre, acompañada de su novio y un montón de porteadores 'árabes', usando un lenguaje primario humano, pero lenguaje al fin y al cabo, o que en una carrera por salvar a su 'amada', desplazándose de liana en liana, llegue antes el 'malo', con el que está cuando oye un grito de la mujer,  que él. Curiosamente este perverso y siniestro personaje lleva consigo una orden de asesinar a Tarzán a cambio de una suculenta recompensa.

Sin embargo se aprecia que el Código Hays, que establecía la censura cinematográfica y que fue adoptado al parecer en 1930, había comenzado su andadura y todavía había ciertas resistencias a acatar su cumplimiento. El Tarzán  de Hill lleva un escueto taparrabos que le deja los glúteos totalmente al descubierto y salva a Mary de un cocodrilo, sacándola del agua, sin elipsis de ningún tipo, en paños menores, arropándola y dándole calor físico y humano para que se recupere del susto; persiste la idea de que una mujer blanca y rubia es el tesoro más preciado para cualquier hombre o gorila  (como King-Kong, que destroza New York por su rubita particular), y es entregada por el codicioso caza-recompensas al jefe de una tribu egipcia que acumula secretos y tesoros, entre ellos unas inmensas esmeraldas que porta un gran ídolo oculto en una caverna, en la que se practican cultos mistéricos que el padre de Jane pretende estudiar.

Un anticipo mal conservado de las adaptaciones cinematográficas de la obra de Edgar Rice Burroughs, muy interesante y didáctica, que nos demuestra que la evolución cultural del hombre es un hecho indiscutible.





Comentarios