Bajo el sol de La Toscana. Audrey Wells



_________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original : Under The Toscan Sun
País: Estados Unidos
Año: 2004
Duración: 113 minutos

Guión y Dirección: Audrey Wells
Dirección de Fotografía: Geoffrey Simpson
Música: Christophe Beck


Productor ejecutivo: Laura Fattori
Compañías. Productora: Touchstone Pictures. Distribución: Buena Vista Internacional

________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Diane Lane :Frances,
Sandra Oh:  Patti ,
Lindsay Duncan :  Katherine
Raoul Bova :Marcello ,
Vincent Riotta :  Martini,
Mario Monicelli:  Hombre viejo que lleva flores a su esposa muerta,
Roberto Nobile :  Placido,
Anita Zagaria :  Fiorella,
Evelina Gori :  Nona Cardinale,
Giulia Steigerwalt : Chiara,
Pawel Szajda,  Pawel,
Valentine Pelka :  Jerzy,
Sasa Vulicevic:  Zbignew,
Massimo Sarchielli:  Nino,
Claudia Gerini : Signora Raguzzi
Más créditos en Imdb

__________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Frances Mayes (Diane Lane) es una escritora americana de 35 años que vive en San Francisco y cuya perfecta vida acaba de dar un giro de 180 grados. Su reciente divorcio le ha causado una profunda depresión y un bloqueo creativo. Patti (Sandra Oh), su mejor amiga, empieza a preocuparse y decide regalarle una estancia de diez días en la Toscana (Italia). Una vez allí, Frances se encapricha de una villa llamada "Bramasole" (“que anhela el sol”) y decide comprarla. La casa necesita muchas reformas pero Frances está dispuesta a acometerlas. A medida que se va adaptando a su nuevo estilo de vida hará amistades entre sus vecinos.

__________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

Una bella postal para amantes de Italia, entre quienes me encuentro, no sólo por los paisajes de La Toscana, los bellos rincones de Roma, de Luca (ciudad donde firmaron el triunvirato César, Craso y Pompeyo) o Florencia, o las  vistas de poblaciones pagadas en la montaña, como Montepulciano o Cortona. Todo es placentero y agradable, desde la protagonista, Diane Lane, hasta  el guapo Raul  Bova, al que nadie puede negarse a querer, pasando por los estéticos, apacibles y cultos emigrantes polacos, que acuden a la población italiana en busca de cualquier trabajo que les permita vivir, y que acaban, como muchos, hasta que estalló la burbuja del ladrillo con las subprime en Estados Unidos, trabajando en la construcción. No sólo en España, aunque en el Norte de Italia se veían bastantes menos grúas.

Raul Bova
 Lo malo es que el film, que pretende ser una historia de divorcio y pérdida, y que es utilizado por colectivos de psicólogos en sus terapias para personas que sufren estos fracasos emocionales,  carece de una historia con fuerza y consistencia, lo que supuso una caída de taquilla y la indiferencia del público y la crítica. Los tópicos son el background de un film sin consistencia, como la belleza que se supone a todo joven romano y su hábito de perseguir a las chicas por las calles, especialmente si son norteamericanas, algo que jamás he podido comprobar in situ, en mis frecuentes viajes a Roma. No sé si la directora no ha encontrado el tono o si nos hemos vuelto todos tan cínicos que ya no aspiramos ni siquiera a para un rato disfrutando de una bonita puesta en escena. Robert Eberet, del 'Chicago Sun Times' le ve este valor: "Lo que redime a la película es que consigue que te evadas..."; "agradable pero sin guión, para David Debny (The New Yorker)

No podían faltar referencias a La dolce vita de Fellini y el baño de Anita Ekberg en la Fontana Di Trevi, que equivaldría a  haber estado en Roma y no haber vivido sus calles, en el baño de Lindsay Duncan, la célebre Servilia, la amante de César en la espléndida serie Rome de la HBO.


Comentarios