Despertares. Penny Marshall



Ficha técnica:

Título original: Awakenings
País: Estados Unidos
Año: 1990
Duración: 125 minutos

Dirección: Penn Marshall
Guión: Steven Zaillian, basado en la novela de Oliver Sacks, m.d.
Casting: Bonnie Timmermann
Dirección de Fotografía: Miroslav Ondricek
Música: Randy Newman
Edición: Jerry Greenberg y Battle Davis

Diseño de Vestuario: Cynthia Flynt

Productores: Walter F. Parkes y Lawrence Lasker
Productores ejecutivos: Penny Marshall, Arne Schmidt, Elliot Abbott
Diseño de producción: Anton Furst
Compañías: Columbia Pictures presenta a Lasker/Parkers Production

_______________________________________________________________________________________________________________


Intérpretes

Robert De Niro
Robin Williams
John Heard
Julie Kavner
Ruth Nelson
Anne Meara
Dexter Gordon
Penelope Ann Miller
Max Von Sidow
Peter Stormare
Bradley Whitford

_______________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:
Penny Marshall

A finales de los años sesenta, el doctor Malcolm Sayer (Robin Williams), un neurólogo neoyorquino, decide utilizar un medicamento nuevo para tratar a sus pacientes de encefalitis letárgica, enfermedad que priva de las facultades motoras a las personas que la padecen hasta reducirlas a un estado vegetativo. Poco a poco empezará a manifestarse cierta mejoría en los pacientes, especialmente en Leonard Lowe (Robert de Niro)

________________________________________________________________________________________________________________

Comentario: 

Despertares es un film denso, pesado, con una puesta en escena clásica, contenida, dura, obra de Penny Marshall, una actriz, directora de series de televisión y realizadora de algunos films, entre los que destacan  Big (1988), Jumpin'Jack Flash/ El saltarín Jack Flash (1986), que siguió la tendencia de la época  que llevaría a Zemeckis a producir Forrest Gump (1994). 

De la mano de Robin Williams, interpretando al Doctor Malcolm Sayer, entramos en un verdadero infierno, habitado por discapacitados mentales como consecuencia de las secuelas que dejó en ellos una epidemia de meningitis, que los dejó aletargados y sin capacidad motora. Nadie se había ocupado de ellos en los últimos veinticinco o treinta años, siendo algunos muy niños cuando entraron en este letargo. No es un film agradable, sino un melodrama que atrae a un público, no sólo americano, que entiende este mundo como un valle de lágrimas que le permitirá acceder a otro mejor; esta realidad existe y, de hecho, actores como Robert De Niro quisieron participar en el proyecto optando por el papel de Leonard, el enfermo, y dejando a su partner el personaje del médico. El resultado es una película difícil, que tuvo mucho éxito en su momento y que sigue despertando polémica. No sabemos si será del agrado de quienes tienen familiares en esta situación.
 

Comentarios