Hostel 3. De vuelta al horror. Scott Spiegel





_______________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título orignal: Hostel part III
País: Estados Unidos
Año: 2011
Duración: 84 minutoa

Dirección: Scott Spiegel
Guión: Michael Weis, John Fasano, Scott Spiegel, basado en los personajes de Eli Roth
Casting: Kwlly Martin Wagner y Dominicka Posseren
Dirección de Fotografía: Andrew Strahorn
Música: Frederick Wiedman
Edición: George Folsey Jr., a.c.e. y Brad Wilhite
Coordinador de especialistas: David Lemieux
Decorador del set: Sandya Hughingson

Diseño de vestuario: Roger J. Forker.Responsable de vestuario: Aline Hong
Responsable de maquillaje: Jayne Nelson
Responsable de peluquería: Shannon Bakeman

Productores: Mike Fleiss y Chris Briggs
Productores ejecutivos: Rui Costa Reis, Eliad Josephson, Scott Putman
Diseño de producción: Robb Wilson King
Syage 6, RCR Media Group, Next Entertainment Production

________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Kip Pardue: Carter
Brian Hallisay: Scott
John Hensley: Justin
Sarah Habel: Kendra
Chris Coy: Travis
Skyler Stone: Mike
Thomas Kretschmann: Flemming
Zulay Henao: Nikki
Nickola Shreli: Viktor
Derrick Carr: Mossberg
Frank Alvarez: Mesa
Evelina Oboza: Anka
Kelly Thiebaud: Amy
Tim Dolmes: Beardo
Barry Livingston: UHC cliente de Mike
...

___________________________________________________________________________________________________________________


Sinopsis:

La historia se desarrolla en Las Vegas durante una despedida de soltero que se convierte en un auténtico matadero.

___________________________________________________________________________________________________________________

Comentario.

La cinta, con una estética de tele-film, profundiza en las tradiciones casposas y cutres que todavía perviven en las sociedades más conservadoras, en las que, no se sabe por qué razón, los hombres deben despedirse de su soltería en una noche de orgía y desenfreno, que aprovecharán las fuerzas del mal, siempre presentes como un ángel de la guarda maligno. Las razones profundas de la tortura obedecen a  la existencia de un mal genuino y esencial, una constante universal, la otra cara del bien, que en estos casos se da en estado pudo para disfrute de los amantes del género.

Quienes caen en la tentación de dejarse arrastrar a una noche de pasión con una striper acaban convirtiéndose en los protagonistas  de una auténtico espectáculo de snuff en vivo y en directo, en un club de caza de élite sólo para socios ricos que 'pueden' pagarse esta diversión sangrienta y deleitarse con ella. El cine se convierte en una función visual más barata, para los voyeurs que disfrutan con el dolor ajeno. Y desde luego Scott Spiegel no ahorra motivos para el escarnio de las víctimas que caen en las garras de estos sádicos inhumanos. Insoportable.


Comentarios