Memorias de un zombie adolescente. Jonathan Levine



_______________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica

Título original: Warm Bodies
País: USA
Año: 2012
Duración: 98 minutos

Dirección: Jonathan Levine
Guión: Jonathan Levine, basado en la novela de Isaac Marion
Casting: Joanna Colbert, c.s.a. y Richard Mento, c.s.a.
Dirección de fotografía: Javier Aguirresarobe. Color
Música: Marco Beltrami y Buck Sanders ; Alexandra Patsavas
Edición: Nancy Richardson
Coordinador de especialistas: Dave McKeown
Director artístico: Jean Kazemirchuk
Decorador del set: Suzanne Cloutier

Diseño de Vestuario: George L.Little
Jefe de departamentode maquillaje: Monica Huppert
Maquillaje efectos especiales: Adrian Morot
Jefe de departamento de peluquería: Adruitha Lee

Productores: Bruna Papandrea, David Hoberman y Todd Lieberman
Productores ejecutivos: Laurie Webb, Cori Shepherd Stern, Nicolas Stern
Diseño de producción: Martin Whist
Compañías: Mandeville  Films. Make Movies, Summit Entertainment/Lionsgate Company; distribución eOne Entertainment

_______________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Teresa Palmer: Julie,
Nicholas Hoult: R,
Rob Corddry: M,
Jhon Malkovich: Grigio,
Dave Franco: Perry,
Analeigh Tipton: Nora,
Cory Hardrict: Kevin,
Jonathan Dubsky: Berg,
Quinn O'Neil: Emily,
Felix Bergeron: Bully

_________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Después de una epidemia zombi, R, un zombi poco común,  se encuentra con Julie (una superviviente humana) a la que rescata de un ataque zombie; tras una serie de disparatadas y extrañas situaciones, tratarán de encontrar juntos su sitio en un mundo en ruínas. Memorias de un zombie adolescente ofrece, además de un giro novedoso a una historia de  amor clásico, una visión sorprendentemente romántica del lado menos serio del apocalipsis zombie, que sirve para recordarnos a todos lo que significa ser humano...

__________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

La crítica norteamericana la trató  bastante bien, y en España el tono fue muy  parecido. Tonio L. Alarcón afirma en la entradilla de su artículo "Putrefacción trémula" : "No hay que dejarse cegar por la naturaleza romántica de Memorias de un zombie adolescente: por debajo de su construcción, heredada de las producciones de John Hughes, se filtra un concepto muy interesante sobre los muertos vivientes, que echa la mirada atrás para enriquecer la carga metafórca que tiene este mito moderno del cine de terror." (Dirigido por..., abril de 2013). Siempre hemos defendido este punto de vista.

Jordi Costa del diario 'El País'saluda la nueva versión del drama romántico de William Shakespeare en 'Romero y Julieta': "Ellos, que siempre fueron el coro, monosilábico y terrorífico, por supuesto, son ahora el eje. Y dan pena, y risa, y producen empatía, a pesar de la levedad de la película. Sobre todo si, en una suerte de Romeo y Julieta con contaminados y no contaminados en lugar de Capuletos y Montescos, la película deriva hacia el romance, con secuencia de balcón incluida."

Comentario:

Jonathan Levine cambia el punto de vista habitual en el género: el enfrentamiento entre  no-muertos y vivos es contemplado desde la perspectiva del zombi,  que ahora actúa como narrador subjetivo de la historia y funciona como eje del relato;  estos infelices, la morralla de los muertos vivientes, que  no coordinan palabras ni movimientos y andan como pollos sin cabeza con el único objetivo de encontrar una presa para alimentarse  protagonizan  una historia de paz y de amor con los privilegiados, que han levantado altos muros, como los de Jerusalén, para aislarse de ellos. A pesar de que temen las razzias de los vivos que acuden, armados hasta los dientes,  a darles caza, la atracción entre R. y Julie cambiará las cosas.

Contaminados y no contaminados, ricos y pobres, que viajan en low cost  y se agrupan en aeropuertos de segunda clase,  son los protagonistas de esta nueva versión del amor imposible de Romeo y Julieta, a los que separan no solo los gustos culinarios (unos comen hombres y los otros disfrutan con los alimentos enlatados), sino las formas de vida: los muertos viven miserablemente en suburbios inseguros, separados de las ciudades por altos muros,  se desplazan en grupos para evitar que les disparen en la cabeza; los vivos gozan de un nivel de vida elevado en mansiones seguras y protegidas. El amor entre R. y Julie hace surgir los  sueños y emociones contenidas, -sobre todo porque se ha comido los sesos del novio de la joven-,  en un contexto frío y distópico, sucio y feo,  de clima siniestro, conseguido con  una imagen en ocasiones gélida, que abandona el consagrado filtro azul y opta por el verde, sirviéndose de una gama cromática en la que los corazones latiendo e iluminando de rojo intenso el interior de los cenicientos cuerpos de los zombies producen un efecto hilarante .

El amor acerca a los contrarios y produce un  debilitamiento de los caracteres, cuya consecuencia es la radicalización de los huesudos,  zombies en la última fase de degradación. La lucha de cadáveres y esqueletos lanza un mensaje muy confuso: R sangra cuando el padre de Julie le dispara y el público ha perdido ya hace rato el norte. Las víctimas propiciatorias son  los huesudos, que estaban demasiado perdidos para cambiar. ¿Es una utopía con forma de distopia?  Va a ser que sí . Los humanos y los zombies que no estaban muy acabados unen sus fuerzas; los zombies aprenden a vivir de nuevo, los humanos los aceptan, conectan con ellos, les enseñan...y  'juntos cantan el cumbayá'.

Un pequeño detalle: ¿De qué viven los zombies? Solo R lleva la cara limpia. Un Shakesperare muy, muy light, y una visión de la lucha de clases muy blandita: 'Si andara derecho, dice el zombie, me respetarían más." Y tiene razón; Juliano El Apóstata decía: "Hay dos tipos de hombres, los que miran al techo y los que miran al suelo" .R pertenece a los segundos, igual que la mayoría de los hombres humildes.



Comentarios