Por quién doblan las campanas. Sam Wood






________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: For whom the bell tolls
País: Estados Unidos
Año: 1943
Duración: 143 minutos

Dirección: Sam Wood
Guión: Dudley Nichols. basado en la novela de Ernest Heminguay
Director de Fotografía: Ray Rennahan, a.s.c. Tenicolos: director de color: Natalie Kalmus, asociado: Morgan Padelford
Efectos fotográficos especiales: Gordon Jennings, a.s.c.; Jan Domela y Irmin Roberts, a.s.c.
Proceso fotográfico: Farciot Edouart, a.s.c.
Música. Score: Victor Young; orquestación: Leo Shuken y George Parrish
Edición:Sherman Todd y JohnF.Link
Director artístico: Hans Dreier y Haldane Douglas
Decorador del set: Bertram Granger

Maquillaje: Wally Westmore

Productor: Sam Wood
Diseño de producción: William Cameron Menzies
Sam Wood Production
Universal, Paramoun Tpicture

_________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Gary Cooper: Robert Jordan
Ingrid Bergman: Maria
Akim Tamiroff: Pablo
Arturo de Cordova: Agustin
Vladimir  Skoloff: Anselmo
Mikhail Rasumny: Rafael
Fortunio Bonanova: Fernando
Eric Feldary: Andres
Victor Varconi: Primitivo
Katina Paxinou: Pilar
Joseph Calleia: El Sordo
Lilo Yarson : Joaquín
Alexander Granach: Paco
Adia Kuznetzoff: Gustavo
Leonid Snegoff: Ignacio
Leo Bulgakov: General Golz
Duncan Renaldo: Teniente Berrendo

_________________________________________________________________________________________________________________

Premios:

1943: Oscar: Mejor actriz secundaria (Katina Paxinou). 9 nominaciones
1943: Globos de oro: Mejor actor de reparto (Tamiroff) y actriz de reparto (Paxinou)
1943: Círculo de críticos de Nueva York: Nominada a Mejor Actriz (Katina Paxinou)

__________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

El estadounidense Robert Jordan, apodado "El inglés", que vino a la Guerra Civil Española con la Brigada Lincoln, está especializado en acciones especiales detrás de las líneas enemigas. Ha volado trenes, redes eléctricas, depósitos de armas... Ahora, en vísperas de una gran ofensiva, es encargado por el mando republicano para destruir un puente, la principal arteria logística del ejército de Franco. María, una joven salvada del pelotón de ejecución y Pilar, esposa de Pablo, un hombre rudo y testarudo, serán parte importante de la operación, y mantendrán el espíritu de lucha hasta el final de la contienda.

________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

"La muerte de cualquier hombre me hace sentir más pequeño, porque tengo un compromiso con la humanidad. Por eso nunca intentes averiguar por quién doblan las campanas. Están doblando por tí." Ernest Hemingway.


Katina Paxinou, actriz griega oscurecida



Tras esta entrada tan poética, una cita del propio Hemingway, sorprenden ciertos comentarios críticos, como el de Fernando Morales del diario 'El País': "Espléndido drama adaptado de la novela de Hemingway. (...) Excelentes interpretaciones, con un Cooper y una Bergman inconmensurables, recordada banda sonora y cuidada fotografía. Llena de calidad". Porque es cierto, que tras unos títulos rimbombantes, con letras de aparente estilo gótico-hispánico, y la exhibición de unos créditos que muestran el dinero que se gastaron en contratar los mejores especialistas del momento en fotografía, música, edición..., no deja de indignar la escasa atención que Sam Wood prestó a los protagonistas de este drama bélico, los españoles, que confundió, no tanto con Sudamérica, pecado casi habitual, sino casi con el norte de África, oscureciendo la cara de los actores, embadurnando las cejas con tizón, y pintando sus labios de un color tan oscuro que parecen estar enfermos. Todos ellos, los de un bando y los del  de otro, tienen cara de facinerosos, de mafiosos del tercer mundo, entre los que destaca Gary Cooper, un hombre guapo, blanco y luminoso,  recién afeitado, peinado y con un sobrero que le da un aire aventurero, un predecesor de Indiana Jones; lo mismo sucede  con la atractiva y reluciente Ingrid Bergman, de ojos claros. Unos ángeles en medio de los orcos.

Debió creer Sam Wood, como más tarde haría Quentin Tarantino en Django, que no era suficiente con que los pobladores del Mediterráneo fueran de tez más oscura que los nórdicos, había que ennegrecerla mas con procedimientos toscos y artificiales, procedimientos que han molestado recientemente a cineastas como Spike Lee, seguramente por razones diferentes a las de Wood, que llevaron al director de Pulp Fiction a embadurnar de betún el rostro de Samuel L.Jackson. A partir de ahí nos entra cierta desconfianza sobre el modo en que trata cuestiones más complejas sobre el enfrentamiento de ambos bandos, que, a pesar de la ecuanimidad que intenta mantener, no pasó la censura franquista, que mostraba una tremenda preocupación sobre la imagen de nuestro país que proyectaba el film basado en la novela del escritor norteamericano, basada en la de la Alianza de Escritores Antifascistas, liderada por Alberti, con la que colaboró el ilustre escritor de 'Fiesta'; Hemingway ilustró sobre las barbaridades cometidas por unos y por otros para sacar a los países de habla inglesa de su apalancamiento como países no beligerantes y ganarse la simpatía de los pueblos anglosajones, en vísperas de la expansión del nacismo y el fascismo.

Si bien el escritor norteamericano usó la propaganda de ambos bandos para favorecer la intervención del mundo occidental, la realización del film fue muy condicionada por los servicios diplomáticos franquistas en Norteamércia. Reproducimos la información de Wikipedia, literal, sobre esta cuestión:

"En 1942 durante la elaboración del guion de la película, los servicios diplomáticos españoles en Estados Unidos lograron que Hollywood variase el guion de la película en diversas escenas, según lo atestigua la correspondencia cruzada entre diplomáticos españoles. La película fue igualmente objeto de discusión entre el embajador español y el Subsecretario de Estados de Estados Unidos, solicitando el embajador español la paralización del proyecto. Es también ilustrativa la misiva del consul de España en San Francisco al embajador de España en Washington de 15 de junio de 1942, en la que el cónsul, después de exponer la dificultad de paralizar el proyecto de Paramount, dada la inversión ya realizada por la productora, manifiesta: "Muy útil me sería en mi trabajo si, leído el libro por V.E. o por persona de su confianza me hiciese las sugerencias que en su alto criterio estime oportunas, indicándome aquellos puntos que convenga defender y las escenas del libro que más interese suprimir o incluir, atenuar o acentuar. Dios guarde a V.E. muchos años."

Son datos suficiente para comprender por qué razón, tras tanta gradilocuencia, se esconde un texto cinematográfico manipulado y que puede ayudar a trasladar la idea, al espectador menos avisado, de que África comienza en Los Pririneos.


Comentarios