Space Sharks: La invasión ha comenzado. Danny Lerner






Fotografía cedida por BMA House a cinelodeon.com




Ficha técnica:


Título original: Raging Sharks
País: Estados Unidos
Año: 2005
Duración: 95 minutos

Dirección: Danny Lerner
Guión: Lex Weldon
Casting:
Director de Fotografía: Emil Topuzov: b.a.c.
Música: Steve Edwards
Edición: Michele Gisser
Supervisor efectos visuales; Scott Coulter

Diseño de Vestuario: Sonya Despotova

Productores: David Varod; Danny Lerner y Less Weldon
Productores ejecutivos: Avi Lerner, Trevor Short, Boaz Davidson
Diseño de producción: Carlos Da Silva
Tosca Pictures, Nu Image


Intérpretes:


Corin Nemec
Vanessa Angel
Todd Jensen
Elise Muller
Simona Levin
Bernard Van Bilderbeek
Jonas Talkington
Atanas Srebrev
Emil Markov
Corbin Bernsen


Sinopsis:


Una colisión de una nave espacial en una estación de investigación submarina provoca una mutación en  el tiburón blanco, lo que lo convierte en tremendamente agresivo contra la especie humana.


Comentario:


Un film como éste  nos hace plantearnos muchas cuestiones, especialmente la naturalidad con la que admitimos clasificaciones como cine mainstream o blosckbuster, cuando se aplican estas etiquetas a cine de calidad que utiliza recursos procedentes de las nuevas tecnologías, o cine popular que ya nos desconcierta definitivamente, porque de inmediato nos surge un conflicto: ¿Cómo denominar a títulos como Space Shark? ¿cine cutre, cine de serie B, C,D, E? Hoy son muy pocas las salas, excepto las que recurren a la nostalgia de los cuarentones, cincuentones o sexentones, que proyecten más de un película en cada sesión.

La película de Danny Lerner es un film mediocre que no merece, al parecer, la atención mas que de quienes se plantean, prestando un servicio a la comunidad cinéfila, la creación de fondos lo más amplios posibles, (Filmaffinity, Imdb, Wikipedia...), a los que todos acudimos si carecemos de información, o las páginas de cine cutre, para público morboso o que busca la diversión en cintas fallidas;  es un refrito de géneros que juegan con la existencia de alienígenas, el misterio que esconde el 'Triángulo de las Bermudas', el género de tiburones que inició Steven Spielberg, etc., sin preocuparse por crear un hilo conductor verosímil ni  buscar cualquier conexión con los fantasmas individuales o sociales que rigen los comportamientos, más  o menos universales, de los hombres.

Todo cabe en la cinta de Danny Lerner: la obediencia ciega, el mando irresponsable, los secretos de estado, las armas destructivas y la traición. No tiene precio el aura mística, con música a capella, que envuelve el descubrimiento del origen de la catástrofe por el protagonista acompañado de su amante, una mujer que ha enviado a la muerte, sin compasión, a muchos compañeros, y que está dispuesta a sacrificar diez hombres por cada uno de los  que ama o aprecia.



Comentarios