Tiburones en Venecia. Danny Lerner


Fotografía cedida por BMA House a cinelodeon.com




Ficha técnica:


Título original: Shark in Venice (TV)
País: Estados Unidos
Año: 2008
Duración: Danny Lerner

Dirección: Danny Lerner
Guión: Less Weldon
Dirección de Fotografía: Ross W.Clarkson
Música: Stephen Edward

Compañía: Nu  Image Films, Venice Sharks


Intérpretes:


Stephen Baldwin : David Franks,
Vanessa Johansson : Laura,
Hilda van der Meulen : Teniente Totti,
Giacomo Gonnella: Vito Clemenza,
Ivaylo Geraskov : Rossi,
Atanas Srebrev : Captain Bonasera,
Kaloian Vodenicharov: Hombre de negro
Más créditos en Imdb



Sinopsis:


El doctor  David Franks recibe la noticia de que su padre ha  fallecido buceando en los canales de Venecia mientras realiza una investigación para la Universidad. Franks decide ir a la ciudad de los canales para recuperar el cuerpo de su progenitor y allí descubre el verdadero objetivo de su misión: recuperar el tesoro de la familia Medici, basándose en la leyenda de que esta familia ocultó su riquezas , conseguidas durante las cruzadas en estos canales; pero allí residen unos tiburones blancos asesinos  que amenazan la tranquilidad de las aguas y de los buceadores que se introducen en ellas.


Comentario:


Un film sin pies ni cabeza que tiene un precedente en Space Shark, del mismo director: basado en parte un hecho inverosímil: la existencia de manadas de tiburones asesinos paseando por los canales de la ciudad sumergida, conviviendo con gondoleros y turistas sin que surjan conflictos entre ellos por la ocupación de las mismas aguas, ni con los vehículos de transporte acuático que transitan para dejar a vecinos y clientes e los hoteles en las puertas de acceso a los edificios que dan a estas mismas vías de agua. Hasta que no baja  el padre de David Franks a rescatar el tesoro, que tampoco podía estar muy escondido en estos lugares tan controlados por todo tipo de actividades, incluidas las de conservación y restauración de las casas centenarias, nada hace pensar en el peligro que se esconde en las profundidades de la mítica ciudad.

Producida la muerte del buscador de tesoros,emergen no sólo mafiosos y policías, sino retazos de la historia de los Medici que hacen circular la historia por los canales que abrió en su momento Ron Howard y su saga del Código Da Vinci,(2006), haciendo realidad un film del que sólo  se ocupan las páginas de cine cutre, que, por otra parte, tienen su encanto e interés cinéfilo y sirven para centrar muchos comentarios y análisis críticos.




Comentarios