La gran revancha. Peter Segal. Ficha técnica ampliada y comentario








_________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Grudge Match
País: Estados Unidos
Año: 2013
Duración: 113 minutos

Dirección: Peter Segal
Guión: Tim Kelleher y Rodney y Rothman, basado en una historia de Tim Kelleher
Casting: Roger Mussenden, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Dean Semler, a.c.s., a.s.c.
Música: Trevor Rabin
Edición: William Kerr, a.c.e.
Coordinadores de especialistas: Kevin Scott, Monty Simons
Director artístico: Kelly Curley
Decorador del set: Matt Callahan

Diseño de Vestuario: Mary Vogt
Jefe de Departamento de maquillaje: Scott H.Eddo
Jefe de Departamento de peluquería: Voni Hinkle

Productores: Gil Gerber, Mark Steven Johnson, Michael Ewing, Peter Segal, Ravi Metah
Productores ejecutivos: Jane Rosenthal, Kevin King-Templeton
Productor asociado: Chris Osbrink
Co-productor: Robert J.Dohrmann
Diseño de Producción: Wynn Thomas
Warner Bros. Pictures presenta a Bill Gerber Production, Callahan Filmworks

_______________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Robert De Niro: Billy 'Te Kid' McDonnen
Silvester Stallone: Henry 'Razor' Sharp
Alan Arkin: Louis 'Lightning' Conlon
Kim Basinger:  Sally
John Bernthal: BJ
Kevin Hart: Dante Slate Jr.

________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Henry Razor Sharp y Billy Kid McDonnen son dos modestos boxeadores de Pittsburgh cuya enconada rivalidad llama la atención a nivel nacional. Cada uno había ganado uno de los dos combates en los que se habían enfrentado en sus buenos tiempos hasta que, en 1983, en la víspera de su decisivo tercer combate frente a frente, Razor anuncia por sorpresa su retirada, negándose a explicar el motivo, dando el golpe definitivo a la carrera de ambos. Treinta años más tarde, el promotor pugilístico Dante Slate, Jr. ve la posibilidad de hacer un negocio muy rentable y les hace una oferta que no pueden rechazar: volver al ring y desnivelar la balanza de forma definitiva. Pero quizá no tengan que esperar tanto: en su primer combate frente a frente en muchos años, su ancestral rivalidad estalla en forma de una involuntariamente hilarante campaña que, de forma instantánea, se propaga por las redes sociales. La repentina locura de los medios por este modesto enfrentamiento lo convierte en un espectáculo de la HBO que nadie quiere perderse. Ahora, si logran sobrevivir al entrenamiento, puede que logren vivir lo suficiente como para volver a boxear.

_______________________________________________________________________________________________________________

Crítica y Comentario:

Esta combinación de redes sociales y momias del boxeo y el cine de acción no ha podido ser peor recibida por la prensa; el más contundente ha sido  Peter Travers ( Rolling Stone ): Ver a De Niro y a Stallone mear sobre todos sus papeles más emblemáticos no proporciona ningún placer. Me hizo sentir triste, triste, triste." ; Jordi Costa, del diario 'El País', no es tan negativo: "el equipo de guionistas formado por Tim Kelleher y Rodney Rodman, forjado en el show televisivo de David Letterman,ha hecho bien su trabajo durante la mitad inicial de la película, que se inicia, esta sí, riéndose de sí misma con variados momentos de estimable comicidad y un puñado de réplicas brillantes ("mi monitor de los boy-scout también me decía eso..."). Por desgracia, luego llegan el nieto, el amor melifluo, la blandenguería y se toman demasiado en serio el combate final." "   La reunión de dos leyendas del ring cinematográfico no tiene mucho fuelle, chicha, ni emoción, más cerca de un melodrama telefílmico que de un largometraje a tener verdaderamente en cuenta. Más allá de lo icónico del asunto, poco que destacar" (José Arce.La Butaca)

¿Qué se puede decir de una película como ésta? Nadie ignora cómo es el decurso de la vida y que al final le espera la decadencia y la muerte, y también sabemos que es mucho peor que las cosas sucedan de otra manera, pero da una infinita pena observar a todos aquellos que se resisten a aceptar este hecho natural, cuando los hemos visto desempeñar estos mismos papeles en otros tiempos, en los que sus cuerpos estaban en pleno vigor y representaban a hombres duros que recibían constantes golpes que han dejado huella en sus rostros. Verlos ahora volver a la pantalla para jugarse el tipo en peleas de un deporte tan bestial como el boxeo, vendiendo su cuerpo para vídeos virales con captura de movimiento, dirigidos a un público que disfruta con la degradación de los demás, da auténtica pena. Robert De Niro todavía conserrva cierta dignidad, pero Silvester Stallon está convirtiendo su cara en una auténtica máscara patética.

Todos conocemos a amantes del género y fans de estos dos actores, que acudieron al cine a rendir un homenaje a las viejas glorias, pero salieron defraudados y, lo que es peor, muy tristes. La sensación que se percibe durante el visionado produce la emoción de una profunda pena y desconsuelo.



Comentarios