La segunda mujer.Umut Dag


________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original:Kuma
País: Austria
Año: 2012
Duración: )3 minutos

Dirección: Umut Dag
Guión: Petra Ladnigg, según un argumento de Umut Dag
Dirección de Fotografía: Carsten Thiele. Color
Música: Ive Zabkar
Montaje: Claudia Linzer
Dirección artística: Katrin Huber

Diseño de Vestuario: Cinzia Cioffi

Productores: Veit Heiduschka y Michael Katz
Diseño de producción: Katrin Huber
Compañías: Wega Film, ORF. Distribuidora: Karma Film

Estreno en España, 14 de febrero de 2014.

________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Nihal G.Koldas: Fatma
Begüm Akkaya:  Ayse
Vedat Enricin: Mustafa
Murathan Muslu: Hassan
Alev Imak: Kezvan
Aliye Esra Salebci: Gülsen
Ethem Saygieder: Ibrahim
Abdulkadir Tuncer: Mehmet

________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

El director austriaco de origen turco debuta como director con 'La segunda esposa' (Kuma 2012). Narra la historia de Aysse (Begüm Akkaya), una joven de un pequeño pueblo de Turquía, que marcha a Viena para convertirse en la segunda mujer de Mustafá, un hombre mayor, casado y con hijo. La chica en contrará en Fatma (Nihal G.Koldas) una aliada inesperada en tan incómoda situación.

_______________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

Isabel Paredes, ( La segunda esposa. Sobre la inmigración y la situación de la mujer. Dirigido por...Febrero 2014),  realiza un análisis  inductivo del lenguaje utilizado por Dag, que partiendo de lo particular intenta llegar a conclusiones generales, utilizando como base dialéctica el enfrentamiento entre dos mujeres, en condiciones sociales y de sumisión muy parecidas, basado en la edad, en la pertenencia a generaciones diferentes. Este viaje iniciático de la joven,  que no sólo se integra en una nueva familia con obligaciones nuevas, sino en una sociedad muy diferente, conlleva una gran carga de violencia íntima para una mujer que no sólo debe aceptar el marido que se le ha impuesto, sino pasar a formar parte, como un elemento extraño, de un cuerpo social diferente. "La segunda mujer", concluye,  se nos antoja como un retrato, alrededor de unos temas, muy interesante, máxime cuando Dag apuesta por la sencillez de la puesta en escena y en el trabajo del drama doméstico para conseguir que lo cotidiano acabe siendo representante de algo más que un núcleo reducido y se alce como una buena visión de una parte de la sociedad y de algunos de sus problemas y malestares."

Esta es una de las características del  denominado cine de autor europeo y de las películas que acuden a los festivales, alejadas del género que imprime carácter al tema que se va a tratar y que muestra mayor tendencia, en líneas generales, a planteamientos deductivos que van de lo general a lo particular. Recordemos cómo comienza 'American beauty', la cinta en la que el británico Sam Mendes, haciendo descender su cámara desde el cielo, que abarca con un plano cenital la ciudad en la que va a situar su historia, acota un sector de población para diseccionar el American way of life, modo de vida americano  o sueño americano, que como una moneda tiene dos caras, que responden a esas dos mitades que separa la alameda: la de los colectivos marginales, por su origen racial o cultural, su orientación sexual o sus costumbres liberales, a los que se quiere unir Lester, el protagonista, y la de las clases medias americana, difíciles de integrar. Una vez situados y sabiendo de qué se va a tratar, entra en acción el protagonista que no va a poder escapar de unos condicionantes que se han establecido desde el principio.

Hay quien prefiere este cine intimista, que exige pocos recursos y que cada cual interpreta a su manera  de acuerdo con su propia experiencia y los antepone a grandes planteamientos, más metafóricos  y con mayor presencia de las nuevas tecnologías. Lo que si es cierto es que el cine austriaco tiene una especial sensibilidad ante los temas sociales como la emigración, la influencia de la emigración, el amor a edad avanzada y el peso de la religión en la domesticación de las mujeres de Ulrich Seidl; ahora le toca el turno a la sumisión de la mujer árabe.

Toni Vall, de Cinemanía sostiene  que "tal vez le falte al conjunto algo más de personalidad en el trazo –recuerda a ese cine iraní a veces autocomplaciente en lo social– pero es sin duda una obra valiosa, sutil en su narración elíptica a través de la toma de conciencia de su protagonista."



Comentarios