Tú la letra yo la música. Marc Lawrence



__________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Music and lyrics
País: Estados Unidos
Año: 2007
Duración: 96 minutos

Dirección: Marc Lawrence
Guión: Marc Lawrence
Casting: Ilene Starger, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Xavier Perez  Grobet
Música: Adam Schlesinger;  "Pop Goes MyHeart", Atlantic Records, 1984
Edición: Susan E.Morse, a.c.e.
Director artístico: Patricia Woodbridge
Decorador del set: Ellen Christiansen
Coordinador de especialistas: Peter Bucossi y Mike Russo


Diseño de vestuario: Susan Lyall
Jefe de Departamento de peluquería: Donna Battersby-Greene
Jefe de Departamento de maquillaje: Luann Claps

Productores: Martin Shafer y Liz Glotzer
Productores ejecutivos: Nancy Juvonen, Hal Gaba y Bruce Berman
Co-productores: Scott Elias y Melissa Wells
Diseño de producción: Jane Musky
Warner Bros.Pictures, Castle Rock Entertainment, Timer Warner Company, Village Roadshow Pictures, Reserve Room Production

__________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Hugh Grant: Alex Fletcher
Colin Thompson: Scott Porter
Nick Bacon: Pop Bass Player
Drew Barrymore: Sophie Fisher
Brad Garret:Chris Riley
Kristen Johnston: Rhonda
Haley Bennett: Cora Corman
Aasif Mandvi: Khan
Campbell Scott: Sloan Cates
Jason Antoon: Greg Antonsky
Mathew Morrison: Ray

________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Alex Fletcher es una estrella del pop  de los años 80 , acabada, pero aún tiene la oportunidad de volver a escena cuando la gran diva de la música joven Cora Corman le invita a componer y grabar con ella. Pero hay un problema: Alex no ha escrito ninguna canción de éxito. Sophie Fisher, la simpática muchacha que le cuida las plantas, posee el don de la palabra que llama la atención del compositor. Juntos intentarán crear la canción perfecta y tendrán que enfrentarse a sus miedos y a la música si quieren encontrar el amor y el éxito que se merecen.

_________________________________________________________________________________________________________________

Comentario

Music and Lyrics es una historia sencilla muy bien contada que goza del atractivo que desprenden las siempre agradables actuaciones de Hugh Grant, un actor que representa generalmente al hombre corriente y humilde, en ocasiones cohibido, actitud que parece contradecir el brillo de sus ojos y las chispas de picardía que desprenden; un actor que  puede representar a un galán desaprensivo, a un amante tímido, o a un patoso maduro que ahora refleja en sus movimientos los estragos de la edad. Curiosamente la película sale a la luz en 2007, cuando sus carteles todavía competían en el mobiliario urbano con los anuncios de los usureros que ofrecían reunir las cuantiosas deudas de los ciudadanos a cambio de pagar tan solo 500 euros al mes. No iba a tardar el hombre de despertar de su agradable sueño y enfrentarse con la pesadilla.

Esta situación se hace patente, aunque no sea de forma consciente, en la confluencia de dos mundos divergentes: el de los adolescentes que han crecido en un mundo en el que se adoraba al becerro de oro, y el de  quienes ya estaban acostumbrados al fracaso o, al menos, a un éxito reducido, y se conformaban con hacer unos cuantos bolos por ferias, locales de medio pelo y programas retro de televisión. Los que ya no eran tan jóvenes, pero aún tenían posibilidades de gustar a un público determinado, habían aprendido no sólo a relativizar el éxito, sino también habían mejorado su formación y podían ofrecer mejor música a su público.

Los que en 2007 eran casi unos niños ofrecían no sólo música, sino un auténtico espectáculo, y sus grupis luchaban para emularlos y adquirir un cuerpo perfecto, que a veces desembocaba en la anorexia; ignorando que la fortuna no es ciega se formaban modulando su voz en karaokes y participando en concursos en los que competían con otros jóvenes con las mismas ilusiones. Alex vivía bien de su trabajo, en un pequeño apartamento amueblado con buen gusto, cuyo pequeño salón presidía un piano de cola, su instrumento de trabajo, que cuidaba de cualquier agresión; Sophie trabajaba en una tienda de alimentación natural y ecológica; ambos se desplazaban en taxi o en los servicios públicos y vestían ropas corrientes, vaqueros ajustados él, vestidos sin pretensiones ella. Pero ambos disfrutaban de poder hacer algo bueno e interesante, que no les iba a hacer millonarios, pero les iba a permitir mantener su nivel de vida dedicándose a lo que les gustaba. Sin ñoñerías ni falsos dramas.

Marc Lawrence hace una comedia de buen gusto, sin estridencias, en la que, por extraño que parezca, el hombre es lo que importa; un hombre que quiere vivir con cierta dignidad, aunque eso suponga ceder un poco ante la diva, los feriantes, los dueños de locales cutres o las escandalosas televisiones. Entre otras razones porque no tienen alternativa, algo que deja muy clara la cinta.

El universo de los músicos se puede contemplar desde dentro o desde fuera. Si somos capaces y tenemos la oportunidad de situarnos en el primer caso, podremos conocer a muchos músicos que han llegado a la madurez en la misma situación que Alex y que conocen la factura que han de pagar por un poco de música. Esto es lo que hace Marc Lawrence, sin dramatismo, con normalidad, transmitiendo  la sensación de que su historia es una historia sencilla, sin patetismos ni dramas, y, también sin grandes éxitos.




Comentarios