El poder del dinero. Robert Luketic



Título original: 


Título original: Paranoia
País: Estados Unidos
Año: 2013
Duración: 106 minutos

Dirección:  Robert Luketic
Guión: Jason Hall y Barry L.Levy,  basado en la novela de Joseph Finder
Casting: CathySandrich Gelfond y Amanda Mackey
Dirección de Fotografía: David Tattersall, b.s.c.
Música.Junkie XL; Supervisor: Bob Bowen
Edición: Danny Cooper, a.s.e., Tracy Adams
Coordinador Especialistas: Stephen Pope
Directores artísticos: James Truesdale, Scott Anderson
Decoradores del set:  K.C.Fox, Nancy Nye

Diseño de Vestuario: Luca Mosca
Jefe de Departamento de maquillaje: John Caglione,Jr./Corey Castellano; responsable maquillaje: Pamela Peitzman
Jefe de Departamento de Peluquería: Kathrine Gordon, Rita Parillo

Productor: Alexandra Milchan, Scott Lambert; William Johnson y Deepak Nayar
Productores ejecutivos: Stuart Ford, Sam Englebardt, Sidonie Dumas, Christophe Riandee; Allen Liu, William S. Beasley, David Greathouse y Douglas Urbanski; Ryan Kavanaugh, Tucker Tooley
Diseño de Producción: Missy Stewart t David Brisbin
Relativity Media, Reliance Entertainment, IM Global  y E Stars Distribution para Reliance Entertainment Company, Demarest Films, Emjag Productions Gaumont, Film 360 y Deepak Nayar Production


Intérpretes:


Liam Hemsworth: Adam Cassidy
Gary Oldman: Nicolas Wyatt
Amber Heard: Emma Jennings
Harrison Ford: Jack Goddard
Lucas Till: Kevin
Embeth Davidtz: Dr. Judith Bolton
Julian McMahon: Miles Meachum
Josh Holloway: Agente de Cambio
Richard Dreyfuss: Richard Dreyfuss



Sinopsis:


Adam Cassidy (Liam Hemsworth), un joven de 26 años, odia su trabajo en la compañía tecnológica Wyatt Corporation. Cuando manipula el sistema para ayudar a un amigo, es acusado de un delito federal. Su jefe Nicholas Wyatt (Gary Oldman), le propone un trato para evitar la cárcel: infiltrarse en la compañía de Jock Goddard (Harrison Ford), antiguo mentor de Wyatt, y actuar como espía industrial. Adam acepta y logra ascender rápidamente, descubriendo en sí cualidades que jamás imaginó poseer. Ahora su vida es perfecta; adora su trabajo, tiene un Porsche y sale con la chica de sus sueños. Y todo lo que tiene que hacer es traicionar a los que le rodean.



Comentario:


El film comienza con muy buenas intenciones, y con la vocación de contribuir a la comprensión de la crisis económica más grave y duradera desde que comenzó la era capitalista. El protagonista es  un joven  de 29 años, bien preparado que forma parte de la que se ha dado en llamar Generación Perdida, que ha sustituido en los últimos tiempos a los JASP (Jóvenes aunque sobradamente preparados) o a los que con gran desprecio se llamó NINI ( ni trabaja, ni estudia), cuando se les estaba 'preparando' la broma más pesada que podían imaginar: trabajar tres veces más que sus padres, a cambio de un sueldo tres veces menor.

Adam Cassidy ( Liam Hemsworth), como todos los que tienen su edad, o unos cuantos años más, no disfrutan al ser considerados como un paréntesis, que incluye en su interior a los verdaderos renovadores de la tecnología, que han soportado que los ejecutivos de sus empresas se hayan quedado con los excedentes de su trabajo a través de primas abusivas y stock options; se quejan de pertenecer a una generación que ha visto cómo les robaban el futuro que se merecían: " el sueño americano que conocieron nuestros padres nos lo han arrebatado hombres dispuestos a mentir, a robar para proteger su riqueza. Antes sacar buenas notas  podía suponer entrar en el colegio adecuado para conseguir el trabajo apropiado y después de quince años de duro esfuerzo te ponían una placa en la puerta..."

Tras esta introducción, en la que Adam hace footing en el puente de Brooklin, que une la zona donde viven los trabajadores con Manhattan, donde se concentran los negocios, comienza un gran flashback, un racconto de carácter explicativo, que informa al espectador de por qué el joven ha vuelto al sitio del que salió para buscar fortuna. Es curioso cómo se distorsionan en demasiadas ocasiones las historias en las sinopsis, y, en este  caso es lamentable porque el desarrollo de la trama  es muy superficial y nos va conduciendo por un camino mil veces trillado de espionaje industrial, un viaje que realiza Adam chantajeado por sus jefes. Una historia demasiado simple para simplificarla más aún.

Dice Michael Philips del Chicago Tribune que "No hay nada malo en 'Paranoia' que un director mejor, unos actores principales más animados y varios cientos menos de conveniencias narrativas no puedan solucionar."¿Hay algo que objetar de Gary Oldman, Richard Dreyfuss o Harrison Ford? Liam Hemsworth es el chico guapo de las nuevas generaciones y se desenvuelve con dignidad; el problema quizás resida en la trayectoria de un director formado en la comedia más frívola y convencional, y no en este tipo de historias de más enjundia. No está de más que hasta los sectores más 'amarillos' comiencen a dar su visión sobre el mundo que los rodea, en el que las 'rubias muy legales' quedan un tanto descolocadas.

El film mantiene los tópicos de la calidad de las Universidades privadas (Yale,- donde estudió la protagonista-, Harvard...) y acaba con un insufrible paternalismo arropando al joven y contándole una mentira, quizás la más gorda de todas: "No hay atajos", Desde luego para los que han nacido al otro lado del puente, al opuesto en el que vió la luz por primera vez Adam, parece que sí; chicas con Emmna (Amber Heard), a pesar de que las expectativas de éxito son muy altas por su familia de procedencia, no tiene que hacer estos sacrificios, hecho que es aceptado con normalidad por amplias capas de la población, aunque haya quien, portador de unos 'valores contraculturales opuestos', como los llaman algunos teóricos de corte republicano, no estén dispuestos a aceptar este hecho  ni  como mal menor.



Comentarios